Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Consejos por edades para ayudar a los padres a manejar la crianza y el trabajo en casa durante el COVID-19

​Por: Damon Korb, MD, FAAP

Muchos padres de familia tienen la suerte de poder hacer su trabajo desde casa durante el cierre debido al coronavirus. No obstante, están descubriendo lo difícil que es trabajar y criar a los hijos al mismo tiempo.

Si se encuentra en medio de este acto de malabarismo, es importante que reconozca que probablemente su productividad laboral se vea afectada durante esta cuarentena. Adáptese y fije expectativas más realistas tanto para usted como para su familia.

Aquí incluimos algunas sugerencias de acuerdo con cada edad para ayudar evitar la frustración y para que su familia siga progresando durante la pandemia.

Bebés

Si bien los bebés necesitan mucha atención directa, si planifica de antemano puede hacer el trabajo en breves períodos de tiempo.

Úselo para el trabajo. Si puede estar de pie mientras hace las tareas de su trabajo, puede ser útil cargar a su bebé en un arnés de tela contra su cuerpo o en una mochila portabebé. A los bebés les gusta el tacto de los padres y les gusta mirar lo que está pasando, por lo que usar algo para cargarlo podría darle un par de horas al día de tiempo con manos libres, en especial si el movimiento ayuda a que el bebé se quede dormido. (Si se duermen, póngalos sobre una superficie segura para dormir).

Tome tiempo para jugar. Cuando su bebé quiera jugar, tómese un descanso y proporciónele la estimulación que necesita. Cuando se vuelva a quedar dormido, use esos valiosos minutos para hacer algunas cosas.

Niños pequeños y niños en edad preescolar

Los niños pequeños y en edad preescolar también necesitan atención más directa que los niños más grandes, y su capacidad de atención es menor. Planifique varias actividades para ellos mientras usted trabaja un poco.

Experto en estaciones/zonas. Piense en formas en las que puede organizar “estaciones" por las que su niño pequeño o en edad preescolar pueda ir rotando. Una estación es una zona designada para un determinado tipo de juego, como bloques, muñecos o manualidades. Cuantas más estaciones tenga, más fácil será para su hijo mantenerse interesado y ocupado.

Lado a lado. Cuando los niños pequeños y en edad preescolar juegan juntos, lo hacen simultáneamente. Dicho de otro modo, juegan a cosas similares uno al lado del otro. De vez en cuando echarán un vistazo para ver qué está haciendo el otro. Puede imitar este tipo de juego con su niño pequeño. 

Siéntese junto a él mientras juega, pero en vez de jugar con un juguete, termine 15 minutos de su propia tarea. Su hijo apreciará su presencia y los intercambios amistosos, como una sonrisa o un cumplido (“me encanta lo que estás haciendo"), extenderán el tiempo de juego. Cuando perciba que su hijo se está aburriendo, sugiera pasar a la siguiente estación.

Niños en edad escolar

Cree un calendario. Las rutinas familiares son importantes para reducir la ansiedad y mejorar el comportamiento. Programar un calendario principal flexible para la semana es útil para todos los niños, pero en especial para los niños en edad escolar. Complete esas rutinas con una variedad de actividades, como por ejemplo horas fijas para las comidas, juego físico y de imaginación, manualidades, construcción, ayuda con las tareas de la casa, actividades para pensar y aprender y tiempo libre. Puede intercalar períodos en su calendario familiar diario para hacer usted su trabajo y explique a su hijo que, en esos horarios, tendrá que portarse como un “niño grande" y ocuparse solo de sus propias actividades.

Ofrezca opciones. La independencia se vuelve más importante a medida que los niños crecen, y sin embargo los niños de esta edad siguen necesitando a los padres para que les proporcionen estructura. Una manera de dar más independencia a su hijo es ofrecerle opciones dentro de cada una de sus categorías de actividad diaria.

Los padres pueden ayudar a los niños a generar listas por anticipado para cada tipo de actividad, como por ejemplo, cosas que se pueden hacer afuera, juego creativo, ejercicio y labores del hogar. A medida que su hijo avanza en el día y pasa de una actividad a la siguiente, puede hacer su propio plan o elegir una actividad de la lista de opciones que ayudó a crear. Los niños más grandes pueden ayudar a los padres a hacer estas listas, lo que les da más control sobre sus opciones a la vez que los ayuda a aprender a planificar con antelación.

Preadolescentes y adolescentes

Mantenga una estructura. Una de las cosas complicadas sobre los adolescentes es que pueden entretenerse durante largos períodos, pero no suelen no gestionar bien el tiempo. Tienden a quedarse despiertos hasta tarde en la noche, dormir hasta tarde por la mañana y pasar el día mirando el teléfono, jugando videojuegos o mirando televisión. Tal vez se sienta tentado a dejarlos en paz si eso le da a usted la oportunidad de trabajar más y mejor. No obstante, los preadolescentes y adolescentes siguen necesitando estructura, horarios y controles periódicos de los padres sobre su trabajo diario.

Establezca objetivos. Además de los tipos de rutina que son buenas para los niños en edad escolar, establecer metas es útil para los preadolescentes y adolescentes. Los adolescentes son capaces de tener una visión del futuro (planificar, prever y estimar), pero no suelen usar esas habilidades salvo cuando los desafía. Fijarse metas es un excelente ejercicio para sus cerebros. Los anima no solo a pensar en las posibilidades, sino también a hacer planes sobre cómo lograr las metas.

Recuerde

Sin lugar a duda, las familias están atravesando tiempos insólitos. Reevalúe sus objetivos de trabajo en casa cada semana y establezca expectativas realistas, pidiendo ayuda si la necesita.

Sin importar la edad de su hijo, saque tiempo todos los días para estar realmente presente, escuchar lo que su hijo piensa y lo que le preocupa, y luego disfrutar de un rato de juegos. Fortalecer su vínculo ayudará a los niños a sentirse más seguros y les dará la capacidad de ser más independientes, lo que, con suerte, le dará a usted un poco de tiempo libre adicional.

Sean creativos, manténganse seguros y bien. 

Información adicional:

​Sobre el Dr. Korb

Damon Korb, MD, FAAP, integra la Sección de Pediatría del Desarrollo y Comportamiento de la American Academy of Pediatrics (AAP) y es autor del libro de la AAP R​aising an Organized Child: Five Steps to Boost Independence, Ease Frustration, and Promote Confidence (Crianza de un hijo organizado: cinco pasos para fomentar la independencia, aliviar la frustración y promover la confianza). ​El Dr. Korb es director del Center for Developing Minds en Los Gatos, California.


Última actualización
6/23/2020
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos