Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Terapia del habla y del lenguaje para niños con trastornos del espectro autista

El desarrollo del lenguaje varía mucho entre los niños con trastornos del espectro autista (TEA). Algunos son habladores tempranos y nunca parecen quedarse sin cosas que decir. Otros son naturalmente callados y comienzan a hablar mucho más tarde. Sin embargo, las diferencias en la comunicación social son características fundamentales del TEA. Muchos niños con TEA se beneficiarán de alguna forma de terapia del habla y del lenguaje para mejorar sus habilidades de comunicación.

¿Qué es la comunicación social?

Algunos niños con TEA enfrentan desafíos para comunicar sus deseos y necesidades. Otros pueden ser involuntariamente unilaterales en sus conversaciones y beneficiarse al trabajar en la comunicación bidireccional.

Enseñar a los niños con TEA a conversar con otros en situaciones sociales, también se llama comunicación pragmática. El lenguaje pragmático implica habilidades como captar el lenguaje corporal, mantener el contacto visual, comprender el significado implícito, usar la inflexión y el volumen normales de la voz al hablar, mantener el tema de conversación y reconocer el nivel de interés de los demás en lo que se está discutiendo. El alcance de la terapia del habla y del lenguaje varía de un niño a otro y depende de las necesidades del individuo.

Los servicios exactos que necesita su hijo se determinan después de la evaluación de un patólogo del habla y del lenguaje, con frecuencia llamado terapeuta del habla y del lenguaje. La terapia en sí puede realizarse individualmente, en grupos pequeños o en un salón de clases. Sin embargo, la terapia es más eficaz cuando involucra a todos (maestros, personal de apoyo, familias e incluso los compañeros del niño) para alentar al niño a practicar el habla y el lenguaje en un entorno natural durante todo el día.

Es importante pensar en la comunicación como algo más que el habla, especialmente porque estudios recientes muestran que alrededor del 30% de las personas con TEA no adquieren la habilidad del habla verbal.

Más allá del habla verbal: comunicación aumentativa

Debido a que algunos niños con TEA se sienten frustrados por no poder comunicar verbalmente sus deseos y necesidades, pueden beneficiarse de la comunicación aumentativa, utilizando gestos, lenguaje de señas o programas de comunicación con imágenes. Por ejemplo, su hijo puede beneficiarse del sistema de comunicación por intercambio de dibujos, un método que utiliza los principios del análisis de comportamiento aplicado (ABA, por sus siglas en inglés) para enseñar a los niños con habilidades verbales menos desarrolladas a comunicarse con imágenes.

Con la guía de un terapeuta, maestro o padre, el niño aprende cómo intercambiar una imagen por un objeto y, finalmente, aprende a usar imágenes para expresar pensamientos y deseos. Finalmente, el niño aprende a crear oraciones usando más de una imagen y a responder preguntas.

La introducción de la comunicación aumentativa a los niños con TEA que aún no utilizan la comunicación verbal no les impide aprender a hablar, y existe alguna evidencia de que pueden sentirse más estimulados para aprender el habla si ya comprenden algo sobre la comunicación simbólica. La comunicación aumentativa también puede incluir el uso de dispositivos o aplicaciones electrónicos, algunos de los cuales tienen salida de voz sintetizada.

Última actualización
8/26/2021
Fuente
Adapted from Autism Spectrum Disorders: What Every Parent Needs to Know, 2nd Edition (Copyright © American Academy of Pediatrics 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos