Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Glomerulonefritis postinfecciosa (PIGN)

Las infecciones en la garganta o en la piel a veces pueden causar enfermedades renales a corto plazo en los niños. Esto ocurre cuando el sistema inmunitario, que combate las infecciones, también ataca a los riñones durante el combate.  Esto puede dañar los riñones y hacer que tengan menos capacidad de filtrar la sangre hasta que sanen completamente. ​​​

Cómo pueden las infecciones comunes causar problemas renales en los niños

Los riñones tienen alrededor de un millón de minúsculas unidades que filtran nuestra sangre y eliminan los desechos del cuerpo a través de la orina.  Cada una de estas unidades tiene un glomérulo (más de una de estas estructuras se llaman glomérulos).

A veces, los glomérulos se hinchan o inflaman, causando glomerulonefritis, poco después de una infección. Esto se llama glomerulonefritis postin​fecciosa (PIGN, por sus siglas en inglés​).  La PIGN puede ser causada por distintos tipos de gérmenes, incluidos bacterias y virus.

El tipo de PIGN más común es causada por un tipo de bacteria llamada estreptococo. La glomerulonefritis postestreptocócica suele afectar a los niños de 1 a 2 semanas después de una infección estreptocócica en la garganta (faringitis estreptocócica-). Con menos frecuencia puede ocurrir de 3 a 6 semanas después de una infección estreptocócica cutánea. Quienes la contraen más comúnmente son los niños de entre 5 y 12 años.

¿Cuáles son los síntomas comunes y los resultados de análisis de laboratorio en un niño con PIGN?

  • La sangre en la orina (hematuria) es el síntoma más común de la PIGN. La orina podría verse oscura, como si fuera té o un refresco de cola. A veces no se puede ver la sangre pero se detecta mediante análisis de la orina en un laboratorio o al mirarla bajo un microscopio en el consultorio del médico. La hematuria ocurre cuando los glomérulos se dañan tanto que derraman sangre a la orina.

  • Hinchazón del cuerpo (edema). Esto puede comenzar con hinchazón alrededor de los párpados, en especial cuando el niño se despierta. En algunos niños, también se ve hinchazón en otras partes del cuerpo como en los tobillos o el vientre. La causa de esto es la acumulación de líquido en esas zonas. La hinchazón ocurre porque el cuerpo está reteniendo agua y sal y porque los riñones están elaborando menos orina. En casos graves, un niño podría tener dificultad para respirar debido al ingreso de líquido en los pulmones.

  • Presión arterial alta (hipertensión). La causa de esto también es la acumulación de sal y agua en el cuerpo, y puede ser de leve a grave. Una presión arterial muy alta puede provocar problemas en otros órganos, como el cerebro o el corazón.

  • Proteína en la orina (proteinuria). Mediante una prueba de orina podría determinarse que hay proteína en la orina. Si bien el nivel de proteína en la orina en la PIGN no suele ser lo suficientemente alto como para causar un problema, en ciertos casos puede aumentar lo suficiente como para provocar aún más hinchazón en el cuerpo. Esto se debe a que se perdió tanta proteína en la orina que no queda suficiente en el cuerpo para hacer su trabajo habitual de mantener el equilibrio de líquidos adecuado en todo el cuerpo.  Como resultado, el líquido fluye hacia partes del cuerpo que no debe y provoca la hinchazón.

  • Disminución de la función renal (lesión renal aguda). A menudo se describe que los niños con PIGN tienen una lesión renal aguda porque los riñones tienen menos capacidad de filtrar la sangre. “Aguda" significa que la lesión renal ocurre rápidamente y dura poco tiempo. La lesión renal aguda suele ser leve en casos de PIGN pero también puede ser más grave.

 ¿Cómo se diagnostica la PIGN?

El médico de su hijo le hará un examen físico completo e inclusive le tomará la presión arterial. También se analizarán la orina y la sangre del niño.

El diagnóstico suele ser fácil de hacer basándose en los síntomas del niño y en los resultados de los análisis de sangre y orina. Rara vez, si los síntomas empeoran o el diagnóstico no fuera seguro, podría recomendarse una biopsia de riñón.

¿Cuál es el tratamiento para la PIGN?

En casos muy leves, no se necesita tratamiento. Con frecuencia se pide que los niños coman menos sal hasta que la PIGN mejore y los riñones sanen. Tal vez se necesiten medicamentos para tratar los síntomas (como la presión arterial alta o la hinchazón).

Un niño con presión arterial muy alta o una hinchazón grave podría necesitar ir al hospital para que lo controlen y le den medicamentos orales o a través de una aguja que se introduce en una vena (intravenosos). La lesión renal aguda grave es muy excepcional en casos de PIGN, pero cuando ocurre puede que sea necesario un tratamiento de diálisis a corto plazo.

¿Qué tan rápido se recuperan los niños de la PIGN?

La mayoría de los síntomas de PIGN mejoran en 1 a 2 semanas, pero podría seguir habiendo pequeñas cantidades de sangre en la orina durante muchos meses. Es probable que su médico le recomiende hacer algunas visitas de seguimiento. Suele ser necesario volver a hacer análisis de sangre, al menos una vez. La mayoría de los niños recupera por completo su función renal.   

Recuerde

Hable con su pediatra si su hijo tiene síntomas tales como orinar menos de lo habitual, orina con sangre o de color herrumbre e hinchazón y dolor en las articulaciones, en particular después de una infección. 

Información adicional:

¿Qué es un nefrólogo pediátrico?


Última actualización
7/14/2020
Fuente
American Academy of Pediatrics, American Society of Pediatric Nephrology and the National Kidney Foundation Patient Education Collaborative (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos