Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Soplos cardíacos en los niños

Por: Juan Villafañe Jr., MD, FAAP y S. Kristen Sexson Tejtel, MD, PhD, FAAP​​​

Cuando un médico escucha el corazón de un niño, lo que suele oírse es un ritmo simple: "bum-bum, bum-bum, bum-bum..." A veces, escuchan un sonido adicional entre el bum-bum.  El sonido adicional se llama soplo cardíaco. 

Si bien el nombre es perturbador, los soplos cardíacos son muy comunes en los niños. Por lo general, son sonidos normales que se producen cuando la sangre pasa las cavidades cardíacas, las válvulas y las arterias, como un silbido. Muy rara vez debe ser revisado por un especialista para descartar problemas.

¿Qué tipo de soplo es?

Hay dos tipos de soplo cardíaco: soplos funcionales y soplos patológicos. El médico escuchará el volumen del soplo, el momento en que se escucha y cuánto dura en el ciclo cardíaco, que es el tiempo que va desde final de un latido hasta el inicio del siguiente. A veces es difícil notar la diferencia entre los dos tipos de soplos solo escuchándolos. Algunas anomalías cardíacas no producen ningún soplo. En esos casos, puede resultar útil un ecocardiograma.

Si su médico tiene dudas sobre el soplo cardíaco de su hijo, es probable que lo refiera a un cardiólogo pediátrico. Los cardiólogos pediátricos tienen capacitación especial para detectar problemas cardíacos que afectan a los niños.

Soplos cardíacos inocentes o funcionales

Los soplos funcionales son inocuos y comunes. Más de dos tercios de los niños en edad escolar pueden tener un soplo funcional. Podrían escucharse más fuertes si el niño se emociona, se estresa o está enfermo. Muchos desaparecen a medida que el niño crece, aunque algunos duran hasta la adultez. Su médico puede detectar estos soplos tan solo escuchando el corazón del niño con un estetoscopio.

Los niños con soplos cardíacos funcionales no tienen un problema cardíaco relacionado. No necesitan tratamiento médico, cirugía, restricciones para hacer deporte ni seguimiento con un cardiólogo pediátrico.

No obstante, incluso cuando los pediatras creen que el soplo de un niño es funcional, es probable que de todos modos recomienden una segunda opinión de un cardiólogo pediátrico para estar seguros. Una remisión a un cardiólogo pediátrico no significa que el soplo sea anormal. Es más probable que los pediatras remitan a un bebé con un soplo cardíaco que se detecte dentro de los primeros seis meses de vida.

Soplos patológicos

Con muy poca frecuencia, un soplo puede indicar un problema en el corazón. Esto se llama soplo patológico. Los soplos patológicos son mucho más raros y ocurren en menos del 1 % de la población. A veces pueden estar relacionados con un defecto cardíaco congénito con el que nace un bebé.

¿Por qué suena así?

Los soplos patológicos suelen tener intensidad sonora e incluir un sonido adicional, llamado clic, que se escucha con un estetoscopio.

Entre las causas de los soplos patológicos se incluyen:

  • Conexiones a​normales entre las cavidades cardíacas derecha e izquierda.

  • Conexiones anormales entre los principales vasos sanguíneos que salen del corazón.

  • Sangre que circula a través de una válvula cardíaca engrosada o que tiene una pérdida.

A veces, el soplo se escucha más fuerte cuando el paciente cambia de posición, por ejemplo, cuando está de pie. Hay ciertas afecciones vinculadas con los soplos patológicos, entre las que se incluyen:

  • Prolapso de la válvula mitral con regurgitación: La válvula mitral se mueve de manera anormal y tiene una pérdida.

  • Miocardiopatía hipertrófica: Un engrosamiento anormal del corazón.

Los soplos patológicos no suelen ser un peligro para la vida

Si bien no son normales, los soplos patológicos no suelen ser un peligro para la vida. Por lo general se escuchan cuando un niño tiene un defecto cardíaco menor. Pero si un niño tiene un soplo cardíaco y además desarrolla síntomas tales como falta de aliento, dificultades para comer o aumentar de peso, transpiración mientras come o cianosis (una tonalidad azul en los labios y en la piel), podría tratarse de una afección más grave que necesita atención médica inmediata.

El cardiólogo pediátrico de su hijo podría hacer algunas pruebas usando un electrocardiograma y un ecocardiograma, para confirmar cualquier anomalía cardíaca.

Afecciones que podrían estar vinculadas con soplos cardíacos patológicos

Hay determinados síndromes o afecciones genéticas que podrían vincularse con una anomalía cardíaca relacionada con soplos cardíacos. Entre ellos se incluyen:

  • Síndrome de Down. Todos los niños con síndrome de Down deben someterse a una evaluación cardíaca. Muchos de estos pacientes podrán tener un defecto cardíaco sencillo o más complejo.

  • Conducto arterial permeable. Los bebés prematuros pueden tener esta afección. Ocurre cuando un vaso sanguíneo (conducto arterial) no cierra. Esto hace que la sangre circule de manera anormal entre las dos arterias principales cercanas al corazón. Suele descubrirse poco después del nacimiento y se puede confirmar mediante un ecocardiograma.

¿Los soplos necesitan tratamiento?​

Los soplos funcionales no requieren tratamiento. Si su hijo tiene un soplo patológico, el pediatra y el cardiólogo pediátrico hablarán con usted respecto a si se necesita o no tratamiento. Dependiendo del tipo de soplo patológico que tenga su hijo, puede que necesite medicamentos y atención de seguimiento o una remisión a un cirujano cardíaco pediátrico. ​

Información adicional:

Sobre el Dr. Villafane:

Juan Villafane, MD, FAAP, es cardiólogo pediátrico. Dentro de la American Academy of Pediatrics, el Dr. Villafane integra el Departamento de Publicaciones sobre Cardiología y Cirugía Cardíaca y el Comité de Publicaciones y Comunicaciones.



Sobre la Dra. Sexson Tejtel

S. Kristen Sexson Tejtel, MP, PhD, MPH, FAAP, es cardióloga pediátrica con interés profesional en representación óptica/imágenes cardíacas y enfermedades cardíacas en los niños. Dentro de la American Academy of Pediatrics, la Dra.Sexson Tejtel es miembro de la Sección de Cardiología y Cirugía Cardíaca y el Comité de Publicaciones y Comunicaciones.​



Última actualización
9/30/2020
Fuente
American Academy of Pediatrics Section on Cardiology and Cardiac Surgery (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos