Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Tratamiento para la hiedra venenosa

La hiedra, el roble y el zumaque venenosos causan comúnmente sarpullidos en la piel de los niños durante las estaciones de primavera, verano y otoño. Una reacción al aceite de estas plantas produce el sarpullido. El sarpullido se presenta de varias horas hasta tres días después del contacto con la planta y empieza en forma de ampollas acompañadas de una picazón o comezón intensa.

Contrario a la creencia popular, no es líquido en las ampollas lo que produce que el sarpullido se propague. La propagación ocurre cuando pequeñas cantidades del aceite que permanecen en la uñas de las manos, en la ropa o en el pelaje de una mascota entran en contacto con otras partes del cuerpo. El sarpullido no se propaga a otras personas a no ser que restos del aceite también entren en contacto con la piel de esa persona.

La hiedra venenosa es una planta que crece como la maleza y que tiene tres hojas por racimo y un tallo rojo en el centro. Crece en forma de enredadera (parra) en todas partes del país excepto en el sudeste. El zumaque venenoso es un arbusto, no una enredadera, y tiene de siete a trece hojas que vienen en pares a lo largo del tallo. No es tan abundante como la hiedra venenosa, crece principalmente en las zonas pantanosas de la región del río Mississippi. El roble venenoso crece como un arbusto y se encuentra principalmente en las costa oeste. Las tres plantas producen reacciones similares en la piel. Estas reacciones de la piel son formas de la dermatitis de contacto.

Tratamiento

El tratamiento de las reacciones a la hiedra venenosa —la forma más frecuente de la dermatitis de contacto— es un asunto sencillo.

  • La prevención es la mejor medida. Saber cuál es el aspecto de la planta y enseñarle al niño a evitarla.
  • Si hay contacto, lave toda la ropa y los zapatos con agua y jabón. Además, lave el área de la piel que fue expuesta con agua y jabón por lo menos durante diez minutos después de que se ha tocado la planta o el aceite.
  • Si la erupción es leve, aplique loción de calamina tres o cuatro veces al día para reducir la comezón. Evite esos preparados que contienen anestésicos o antihistamínicos debido a que éstos a su vez y con frecuencia pueden causar erupciones alérgicas.
  • Aplique crema o pomada de hidrocortisona tópica al 1 por ciento para reducir la inflamación.
  • Si el sarpullido es grave, y está en la cara o está extendido ampliamente por el cuerpo, el pediatra podría poner al niño bajo esteroides orales. Se le tendrá que dar por seis a diez días, con frecuencia con una dosis reducida de forma gradual de acuerdo con el esquema terapéutico determinado por su pediatra. Este tratamiento sólo debe utilizarse para los casos más severos.

Llame al pediatra si observa cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Erupción severa que no mejora con los métodos caseros proporcionados anteriormente.
  • Cualquier evidencia de infección, tal como ampollas, enrojecimiento o supuración.
  • Cualquier erupción o sarpullido nuevo.
  • Hiedra venenosa severa en la cara
  • Fiebre
Última actualización
4/22/2016
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos