Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto

Trauma infantil: tres maneras de ayudar a los niños a sobrellevar la situación

Hay muchas maneras en que los padres y cuidadores pueden ayudar a los niños que han vivido experiencias traumáticas. Algunas de las más importantes son: ayudarlos a sentirse seguros, aprender rutinas saludables, identificar y manejar sus emociones y comportamiento, y desarrollar resiliencia.

Para ayudar a su hijo a sobrellevar la situación después de eventos estresantes, es útil recordar las tres R: reafirmar, regresar a la rutina y regular.

Reafirmar

Recuérdele a su hijo que está a salvo y que lo ama. Tranquilíselo.

  • Use palabras y contacto (por ejemplo, chocar los cinco o darle abrazos si es apropiado), y destine un tiempo extra para charlas mano a mano.

  • Reflexione con el niño y hágale saber que está bien sentir lo que está sintiendo. Intente ver el mundo a través de sus ojos.

  • Cree espacios o refugios seguros en el hogar. Permítales poner una carpa en su dormitorio o designe una "silla segura" solo para ellos.

Regreso a la rutina

Trate de mantener rutinas diarias regulares. Las rutinas pueden promover un sentido de seguridad y normalidad para su hijo. Déjele saber al niño qué debe esperar.

  • Mantenga rutinas confiables para las comidas, la hora de acostarse y la hora para la tarea o los quehaceres domésticos. Dependiendo de la edad, puede resultar útil crear horarios e indicaciones visuales. Trate de hacer tiempo para actividades de esparcimiento, como paseos familiares.

  • Explique con anticipación cualquier cambio en los horarios planificados. Considere tener rutinas especiales antes y después de esos cambios en los horarios, como leer la misma historia, jugar el mismo juego o comer la misma comida.

Regular

Ayude a su hijo a aprender habilidades de "autorregulación" para calmarse y manejar sus emociones y comportamientos.

  • Esto puede incluir técnicas de relajación como respiración abdominal, estiramientos y posturas de yoga, y tensión y relajación de los músculos.

  • En momentos de calma, juegue a las "charadas de sentimientos", por ejemplo, imitar estar hambriento, orgulloso o decepcionado.

  • Hable sobre el lugar del cuerpo en el que su hijo siente la emoción, como el pecho, el estómago o la cabeza. Nombre diferentes sentimientos con diferentes colores.

  • Practique habilidades para usar cuando el niño se altere o se enoje, como respirar profundamente, saber que puede buscar a un adulto o tomarse un descanso para jugar o hacer ejercicio.

Recuerde

Puede llevarle a su hijo algún tiempo aprender a identificar y manejar los sentimientos después de un evento atemorizador o perturbador. Cuando tenga dificultades o reacciones fuertes, intente hablar con su hijo a la altura de los ojos. Mantenga la calma y hable en un tono relajado. Quédese cerca hasta que su hijo esté más tranquilo y pueda conectarse. Recuerde no tomar sus acciones de manera personal.

Hable con el pediatra de su hijo para obtener más consejos para padres sobre cómo ayudar a su hijo a sobrellevar el trauma.

Más información

Última actualización
7/26/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics and Pediatric Approach to Trauma, Treatment and Resilience (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos