Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

Atención integral del trauma: misión central en los sistemas de salud infantil

Cuando los niños carecen de relaciones seguras, estables y enriquecedoras, su respuesta al estrés a lo largo del tiempo puede resultar en desafíos de salud física, mental y relacional de por vida. Una declaración de política de la American Academy of Pediatrics (AAP) titulada "Atención integral del trauma en los sistemas de salud infantil" y su informe clínico adjunto proporcionan herramientas prácticas para que los pediatras adopten este enfoque cuando trabajen con niños, familias y comunidades.

"Casi la mitad de los niños estadounidenses se han enfrentado al menos a una experiencia potencialmente traumática en la primera infancia y muchos se han visto perjudicados por la confluencia de la pobreza, las pérdidas relacionadas con la pandemia de COVID-19 y los disturbios raciales", dijo James Duffee, MD, MPH, FAAP, autor principal de la declaración de política. Tanto la declaración de política como el informe clínico fueron redactados por el Consejo de Pediatría Comunitaria de la AAP, el Consejo de Cuidado de Crianza, Adopción y Cuidado por Parentesco, el Consejo de Abuso y Negligencia Infantil, y el Comité de Aspectos Psicosociales de la Salud del Niño y la Familia.

Efectos del trauma a largo plazo y cómo ayudar

"Debido a las diferencias de temperamento y experiencias de vidas anteriores, algunos niños son más vulnerables a los efectos del trauma a largo plazo que otros. Observamos síntomas que van desde cambios en la alimentación y el sueño hasta efectos graves en la salud física y mental que pueden requerir tratamiento", dijo el Dr. Duffee. "Ayudar a los niños, sus padres y cuidadores a aprovechar sus relaciones cercanas con los demás puede ayudar a disminuir los daños del trauma y desarrollar la resiliencia".

En las encuestas, la pobreza o el estrés financiero es la adversidad infantil más informada, solo superada por la pérdida de un padre, según la declaración de política. La exposición al divorcio, el maltrato infantil, el abuso sexual, la violencia de la pareja, el acoso, la enfermedad mental de los padres, los problemas de uso de sustancias por parte de los padres y la violencia comunitaria también son comunes, y el racismo es un factor transversal común.

"La atención integral sobre el trauma engloba la detección o la vigilancia en el contexto de la atención completa, comenzando por involucrar a las familias, desarrollar la resiliencia, abordar el apego y garantizar la seguridad en todas las visitas", dijo Heather Forkey, MD, FAAP, autora de la declaración y reporte.

Recomendaciones clínicas de la AAP:

  • Conocimiento sobre el trauma y sus posibles efectos a lo largo de la vida

  • Apoyo a la relación cuidador-niño para desarrollar resiliencia y prevenir reacciones de estrés traumático

  • Detección de antecedentes y síntomas de trauma

  • Reconocimiento del contexto cultural de las experiencias traumáticas, la respuesta y la recuperación

  • Orientación anticipada para familias y trabajadores de la salud

  • Formas de evitar la retraumatización en entornos sanitarios

  • Procesos para responder en el ámbito pediátrico y derivación a asesoramiento con terapias basadas en la evidencia cuando esté indicado

  • Atención a la prevención y tratamiento del estrés traumático secundario

"Estos informes también llaman la atención sobre el hecho de que los cuidadores y los trabajadores de la salud pueden experimentar estrés y agotamiento como efectos secundarios de abordar el trauma experimentado por otros", dijo el Dr. Duffee. "Hacemos un llamado a los sistemas de salud para que adopten la atención del trauma como una misión central y para que los responsables de las políticas federales y estatales ayuden a que eso suceda".

Publicado
7/27/2021 12:00 AM
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2021)
Síganos