Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Consejos y Herramientas
Tamaño del texto

Pregunta

¿Cuándo debo incorporar el trigo a la dieta de mi bebé?

Anthony Porto, MD, MPH, FAAP

Respuesta

El trigo es el grano más asociado a las alergias alimentarias. Debido a que el trigo contiene gluten, los padres se preocupan sobre cuándo incorporarlo en la dieta y qué efectos (si es el caso) tendrá en su niño.

Por lo general, los niños están listos, en cuanto a su desarrollo se refiere, para empezar con los alimentos sólidos entre los 4 y 6 meses de edad. Para la mayoría de los bebés no es importante cuáles son los primeros alimentos sólidos que consumen. Cereales de un solo grano (por ejemplo, arroz y avena) son tradicionalmente lo que se incorpora a la dieta primero. 

Una vez que su bebé aprende a comer un alimento, usted le da gradualmente otros alimentos —tales como productos que contienen trigo. Después de algunos meses de haber incorporado alimentos sólidos, la dieta diaria de su bebé debe incluir una variedad de alimentos.

No es necesario retrasar o esperar a darle trigo

No hay evidencia de que esperar a incorporar o limitar los alimentos que causan las alergias, tales como el trigo u otros granos que contienen gluten (por ejemplo, centeno o cebada) hasta por 4 a 6 meses prevenga las alergias alimentarias o la aparición de la enfermedad celíaca. El trigo puede ser incorporado más comúnmente en cereales para bebés, por ejemplo, ya que el trigo es un cereal multigrano.

Existen 2 clases de reacciones adversas de tipo inmune al trigo:

  • Una alergia alimentaria clásica. Incluye síntomas tales como urticaria o sibilancia que ocurre inmediatamente después de que un niño ingiere el alimento que contiene trigo.

  • Enfermedad celíaca. Los síntomas típicos de la enfermedad celiaca son dolor abdominal, diarrea, irritabilidad, aumento lento del peso y del crecimiento. La enfermedad celíaca puede manifestarse poco después de que el bebé prueba su primer plato de cereal, pero en algunos casos, los síntomas son tan leves que la afección puede mantenerse sin ser detectada sin un diagnóstico hasta la adolescencia o incluso hasta la edad adulta.

Nuevos estudios de investigación han cambiado la forma cómo enfocamos la prevención de las alergias alimentarias

Un estudio importante en el 2015 demostró que incorporar temprano y de forma regular los alimentos asociados con las alergias (entre los 4 y 12 meses) —en particular las nueces— puede ayudar a prevenir una alergia. Consulte: Alergias al maní o cacahuete: lo que usted debe saber sobre la más reciente investigación  para más información.

Si su niño tiene una alergia al trigo:

Hable con su pediatra sobre cuáles son los mejores alimentos para su niño. Recuerde ofrecer una variedad de alimentos, tales como frutas naturales que no contienen gluten, verduras, carne, pescado, huevos y granos que no contengan gluten (por ejemplo, quinoa, mijo o millo y amaranto).

Lo bueno es que la mayoría de las alergias al trigo se resuelven en la infancia temprana y por lo general no duran hasta la edad adulta.

NOTA: La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda la lactancia materna como la única fuente de nutrición para su bebé durante aproximadamente seis meses. Cuando usted incorpore alimentos sólidos a la dieta de su bebé, continúe amamantando a su bebé por lo menos hasta los 12 meses. Usted puede continuar lactando después de los 12 meses si usted y su bebé lo desean. Consulte con el médico de su hijo sobre los suplementos de  vitamina D y hierro durante el primer año de vida. Recuerde que para cada niño estar listo para los alimentos sólidos depende de su propio nivel/ritmo de desarrollo.

Información adicional: 


 

Anthony Porto, MD, MPH, FAAP

​Anthony Porto, MD, MPH, FAAP es un pediatra certificado y un pediatra gastroenterólogo certificado. El doctor es profesor auxiliar de Pediatría y jefe asociado de Gastroenterología Pediátrica en la Universidad Yale y es el director de Gastroenterología Pediátrica en el Hospital Greenwich en Greenwich, CT. También es el director médico del Programa de la Enfermedad Celíaca Pediátrica de Yale. Dentro de la American Academy of Pediatrics, el Dr. Porto es miembro del Consejo Asesor de Gastroenterología PREP y de la Sección de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición. También es miembro de la Sociedad Norteamericana de Gastroenterología Pediátrica, el Comité para la Educación de la Hepatología y Nutrición Pública, y es uno de los pediatras expertos en nutrición de la publicación, The Bump's Real Answers -en inglés- (La respuesta verdadera a esos baches) y el coautor de The Pediatrician's Guide to Feeding Babies and Toddlers -en inglés- (La guía pediátrica para alimentar a los bebés y a los niños pequeños.  Sígalo en Instagram @Pediatriciansguide.

Última actualización
2/6/2019
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos