Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Sana

El fútbol soccer (conocido como fútbol afuera de los Estados Unidos) es uno de los deportes en equipo más populares del mundo. El fútbol soccer también puede ser una manera de animar los niños a que sean físicamente activos mientras aprenden sobre el trabajo en equipo y espíritu deportivo.

Con la creciente popularidad del fútbol soccer viene un mayor número de lesiones. Sin embargo, el riesgo de lesión se puede reducir. Esta publicación fue escrita por American Academy of Pediatrics para brindar información acerca de cómo prevenir lesiones de fútbol soccer. Incluye una lista de lesiones comunes de fútbol soccer.

Consejos de seguridad

Las siguientes son formas de ayudar a prevenir las lesiones de fútbol soccer:

  • Equipo. Los jugadores deben usar el equipo adecuado.
    • Protectores para la boca
    • Anteojos de protección. Los anteojos o gafas deben estar fabricados de policarbonato o un material similar. El material debe cumplir con las normas de la Sociedad Estadounidense de Pruebas y Materiales (ASTM).
    • Zapatos. Los tacos deben proporcionar suficiente soporte y agarre para el talón/arco.
    • Pelotas. Las pelotas de fútbol soccer deben ser impermeables, del tamaño adecuado con base a la edad y deben estar debidamente infladas.
  • Entrenamiento de pre-temporada. Existe una creciente evidencia de que el acondicionamiento de pre-temporada y el entrenamiento de equilibrio pueden ayudar a reducir el riesgo de la lesión del ligamento cruzado anterior (ACL).
  • Juego limpio. El comportamiento violento y el juego agresivo aumentan el riesgo de lesión y se deben desmotivar encarecidamente. Los padres y los entrenadores deben motivar un buen espíritu deportivo y un juego limpio.
  • Condiciones del campo: Las superficies de juego desniveladas pueden aumentar el riesgo de lesión, especialmente en el fútbol soccer en el exterior. Se debe revisar el campo para detectar si hay agujeros o irregularidades. Las porterías deben estar aseguradas al piso en todo momento incluso cuando no se están usando. Siga los lineamientos de instalación de los fabricantes y la Comisión de seguridad de productos de consumo.
  • Técnica de cabeceo. El riesgo de lesión en la cabeza es comparable a otros deportes de contacto/colisión, a pesar de que la evidencia no respalda que el cabeceo sea un riesgo para los problemas cognitivos de corto o largo plazo. Sin embargo, para reducir el riesgo de lesión por cabecear la pelota de fútbol soccer, se les debe enseñar a los jugadores una técnica apropiada de cabeceo y con una pelota del tamaño adecuado.

    Se deben desalentar las prácticas excesivas de cabeceo hasta que se sepa más acerca de los efectos en el cerebro. También, en este momento no se pueden hacer recomendaciones con respecto al uso de cascos y protectores acolchados para reducir la lesión a la cabeza en el fútbol soccer. Es necesario realizar más investigación y tener estándares y regulaciones de seguridad establecidos.

Lesiones comunes


Las lesiones del fútbol soccer en general ocurren cuando los jugadores chocan entre sí o cuando los jugadores chocan con el piso, la pelota o el poste de la portería. También pueden resultar de un contacto sin involucrar el cuerpo, como correr, girar/virar, patear y caer. Los tipos más comunes de lesiones en el fútbol soccer juvenil son torceduras y esguinces, seguidas de contusiones (moretones). La mayoría de lesiones son menores, que requieren primeros auxilios básicos o un máximo de 1 semana de descanso sin jugar fútbol soccer.

Lesiones de la rodilla y del tobillo

La mayoría de lesiones de tobillo y rodilla no resultan del contacto con otro jugador. Las lesiones de tobillo son más comunes en los jugadores hombres y las lesiones de rodilla son más comunes en las jugadoras mujeres.

Las lesiones del ACL son lesiones de rodilla relativamente comunes. La mayoría de estas lesiones ocurren no de estar en contacto con otro jugador, sino de paradas y pivotes repentinos. Los programas de reducción del riesgo de lesión del ACL se recomiendan para las adolescentes mujeres.

Dolor del talón

La irritación de la placa de crecimiento del hueso del talón (enfermedad de Sever) es común en el fútbol soccer juvenil. Esta se puede tratar con estiramiento de la pantorrilla, modificación de la actividad (evitar correr de más), taloneras o soportes para el arco del pie, hielo y medicina antiinflamatoria.

Lesiones de la cabeza

Las conmociones son comunes en el fútbol soccer. Estas ocurren normalmente cuando la cabeza de un jugador choca con la cabeza, hombro o brazo de otro jugador, o en el suelo. Las mujeres tienden a tener ligeramente más riesgo de conmociones que los hombres.

Las conmociones afectan temporalmente la función cerebral, a pesar de que es posible que ocurra o no la falta de conciencia o desmayo. Todas las conmociones son graves y las debe evaluar un médico antes de que los jugadores puedan regresar a jugar. Las señales y síntomas de una conmoción van desde leves a severas y usualmente ocurren justo después de la lesión, pero pueden tomar horas o días en aparecer. Con la mayoría de conmociones, el jugador no queda inconsciente ni tumbado.

Lesiones de boca, cara y dientes

El fútbol soccer es una de las principales causas de lesiones de boca, de cara y dentales en los deportes (segunda después del básquetbol únicamente). El uso de protectores bucales puede ayudar a reducir el número de lesiones.

Lesiones de los ojos

Las lesiones de los ojos son poco comunes, pero cuando ocurren a menudo son graves, produciendo daño al globo ocular o fracturas de explosión de la órbita del ojo. Se recomiendan anteojos de protección para todos los jugadores de fútbol soccer.

Recuerde

Las lesiones del fútbol soccer se pueden prevenir al fomentar el juego limpio y al hacer cumplir las reglas del juego. También asegúrese de tener el equipo correcto y de jugar de forma segura.

 

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Care of the Young Athlete Patient Education Handouts (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.