Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto

Las lesiones del fútbol en los niños van en aumento - ¿Qué pueden hacer los padres?

Por: Jeff Mjaanes, MD, FAAP

Los pases rápidos, gambetas, cabezazos, despejes y chalacas hacen divertido al fútbol, una forma saludable para que los niños de todas las edades se mantengan activos y aprendan destrezas importantes para la vida. Y si su niño es uno de los casi 4 millones de niños en los Estados Unidos (muchos más mundialmente) que ya participan en un equipo de fútbol, y ya sabe cómo ha evolucionado este deporte; el fútbol se juega durante todo el año y muchos de los jugadores juegan para varios equipos al mismo tiempo.

A pesar de que son muchos los beneficios físicos, mentales y sociales del fútbol, estudios recientes revelan que las lesiones relacionas con el fútbol van en aumento. En este artículo, la American Academy of Pediatrics (AAP) responde a muchas preguntas frecuentes y ofrece consejos para mantener a estos jóvenes jugadores de fútbol en las canchas de juego y no en la banca debido a lesiones.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes de los jugadores jóvenes de fútbol?

¿Sabía que muchas de las lesiones del fútbol en la secundaria ocurren durante jugadas ilegales (no permitidas)?


Estas lesiones suelen suceder más en la cabeza y el cuello que las lesiones que ocurren durante jugadas legales (permitidas). La mayoría de la conmociones cerebrales ocurren cuando la cabeza del jugador entra en contacto con otro jugador, y no con el balón.

Para tratar de disminuir las lesiones relaciones con el fútbol, la AAP exhorta a los entrenadores y padres de familia a hacer cumplir las reglas y practicar un juego limpio. Generalmente, las lesiones son más comunes en los jugadores de fútbol de la secundaria (preparatoria) que en los jugadores menores de 12 años. Cuando los niños aprenden la importancia de un buen espíritu deportivo desde pequeños, es más probable que lo practiquen siempre a medida que crecen.

   

¿Cuánto se deben preocupar los padres por las conmociones cerebrales del fútbol? 

  • Las conmociones cerebrales son lesiones bastante comunes del fútbol, y el índice de conmociones cerebrales entre jugadores de fútbol van en aumento, especialmente en las jóvenes. Golpear el balón con la cabeza es la acción más peligrosa en el fútbol que ocasiona conmociones cerebrales, pero la mayoría de las lesiones en la cabeza ocurren por contacto con otro jugador durante el acto tratar de golpear el balón con la cabeza, que por el contacto con el balón.

  • Si se pregunta cómo distinguir entre un golpe menor en la cabeza sin ninguna consecuencia de algo mucho más grave, échele un vistazo al seminario web Conmociones cerebrales 101: lo que padres deben saber (en inglés), donde se discuten las señales y síntomas de una conmoción cerebral, quién debe examinar al niño y cuándo, y cuándo él o ella pueden volver a la escuelas o a las actividades deportivas. Consulte también, Conmoción cerebral relacionada con los deporte: cuáles son los riegos, señales y síntomas.

¿Cuándo pueden los niños empezar a cabecear el balón?

  • Muchas organizaciones están ahora haciendo un llamado para que los jugadores no empiecen a cabecear el balón si no hasta los 10-12 años de edad, cuando los niños ya han desarrollado músculos centrales (abdomen) y del cuello más sólidos y han aprendido la técnica apropiada para hacerlo, incluyendo la tensión de los músculos del cuello.

  • En este momento, no existe suficiente evidencia médica que demuestre que usar protectores para la cabeza o la boca puedan prevenir las conmociones cerebrales en los jugadores de fútbol. Usar un protector para la cabeza puede darles a los jugadores una sensación falsa de seguridad y puede aumentar la probabilidad de que tomen más riesgos y de que sufran conmociones cerebrales.

¿Cómo es el índice de lesiones graves de fútbol en la secundaria comparado con el de otros deportes?

  • El índice de lesiones graves de final de temporada de fútbol en atletas de secundaria (preparatoria/bachillerato) es menor para los varones atletas de fútbol que los de fútbol americano, hockey de hielo y lacrosse, y más alta que siete de los otros deportes que se juegan con más frecuencia. Para las mujeres, solamente la gimnasia tiene índices más altos de lesiones de fin de temporada.  

¿Qué hago si mi niño sólo quiere jugar fútbol y no otros deportes?

  • Generalmente, animar a los niños a practicar diferentes deportes es muy importante. Hable con su niño sobre las razones que tiene para querer especializarse en un solo deporte. ¿Lo quiere hacer para poder jugar en el equipo de la secundaria?  Sólo uno de cada cuatro atletas sobresalientes en la escuela primaria llegan a ser deportistas destacados en la escuela secundaria. ¿Es para ayudarlo con la universidad? Cerca del 3 al 11 % de los atletas de la secundaria compiten a nivel de universidad, y sólo el 1 % recibe una beca atlética. Especializarse en un deporte a una temprana edad también aumenta la posibilidad de que el atleta sufra más lesiones, más estrés psicológico y de que haya más probabilidad de que dejen el deporte a una edad temprana.

¿Cuántas días y cuántas horas a la semana deben los niños practicar el fútbol?

  • Evite lesiones relacionadas con el deporte, la AAP recomienda que los niños no entrenen más horas a la semana de lo que tienen en edad. La AAP también aconseja descansar 1 o 2 días a la semana y tomar por los menos 3 meses libres al año en incrementos de 1 mes para descansar de su deporte.

Consejos para los padres para la compra del equipo necesario para el fútbol

  • Zapatos/Calzado. Cerciórese de que las zapatillas deportivas de su pequeño pateador le queden bien en cada temporada y cambie los cordones que se han desgastado. Tenga en cuenta también que el tipo del zapato (guayo o bota) que necesita depende de la superficie donde vaya a jugar el niño. Hable con los entrenadores para estar seguro. Los guayos para jugar fútbol con tacos cónicos en la suela ofrecen mayor estabilidad y salen con más rapidez del campo/tierra. Es importante saber que hay estudios que han vinculado a los guayos con tacos alargados (en forma de flecha) o combinados cónicos y alargados con más lesiones en el fútbol.

  • Balones de fútbol. ¿Su niño está jugando fútbol con un balón para adultos?Cabecear un balón que es muy grande o está demasiado inflado puede causar lesiones en la cabeza y el cuello. Tenga cuidado cuando compra un balón para uso en el hogar o para un equipo, y seleccione uno que sea apropiado para la edad de su niño. Ínflelo de acuerdo con las instrucciones. 

  • Espinilleras. Para jugar en muchos niveles del fútbol se requiere el uso de espinilleras. Estas se consiguen en tallas estándar como pequeñas, medianas y grandes. Desafortunadamente, cada fabricante las puede hacer un poco diferente. De lo que necesita cerciorarse es de que no le quedan muy grandes y que cumplan con los requisitos o la normas nacionales. En general,  si la espinillera cubre más de ¾ de la espinilla del niño, es muy grande para él o ella.

  • Protector bucal.  Aunque no se ha demostrado que los protectores bucales ayudan a prevenir conmociones cerebrales, si protegen con mucha frecuencia los dientes y la boca cuando se practican deportes de contacto. El mejor protector bucal es aquel que el dentista del niño le hace a su medida.

  • Equipo para proteger los ojos. ¿Su niño usa lentes/gafas o tiene algún problema de visión? Si lo hace, es importante que él o ella usen protección para los ojos. Aproximadamente 90 % de las lesiones en los ojos se pueden prevenir usando la protección adecuada hecha de plástico de policarbonato resistente a los impactos. Afortunadamente, el fútbol no se considera de alto riesgo para las lesiones oculares.

Nota: La AAP no avala productos ni hace comentarios sobre la eficacia de determinados productos o del equipo para el deporte.

Anímelo a tomar nuevos retos, celebre sus pequeñas victorias, emociónese pensando en los éxitos venideros , y no espere que logre tener ciertas habilidades antes de tiempo.

RELEVANCIA DEL CONTENIDO PARA LA COMUNIDAD HISPANA

¿Su niño quiere ser el próximo Messi, Chicharrito o James? Preste atención a estos consejos de la American Academy of Peditricas para que su pequeño no se quede en la banca debido a una lesión. El futbol es el deporte favorito de los hispanos. Recuerde que lo más importante es que el niño se divierta mientras se mantiene activo.

Información adicional:

Sobre el Dr. Mjaanes:

Jeff Mjaanes, MD, FAAPJeff Mjaanes, MD, FAAP, se desempeña como director de los Servicios Salud y Medicina del Deporte Intercolegial y es un médico en jefe de la Universidad de Northwestern. Antes de su trabajo con la Universidad Northwestern, trabajo como un especialista en medicina deportiva en la Universidad Rush de Chicago donde se desempeñaba con director médico de la Clínica de Conmociones Cerebral en la Universidad Rush en Chicago, y como médico de equipo de la Universidad DePaul y el Equipo de la MLS, Chicago Fire. Se ha desempeñado como médico de los equipos de Fútbol (Soccer) y Rugby de los Estados Unidos y pertenecer a la Junta de Directores del Comité de Funcionamiento Nacional de Normas para el Uso de Equipo Atlético (NOCSAE, por sus siglas en inglés). Dentro de la American Academy of Pediatrics (AAP), el doctor Mijaanes es miembro del Consejo de Medicina Deportiva y Aptitud Física (COSMF, por sus siglas en inglés). 


Última actualización
10/28/2019
Fuente
Council on Sports Medicine and Fitness (COSMF) (Copyright © 2019 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos