Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Sana

Como padre, usted está interesado en la salud de su hijo. Su función es proporcionarle alimentos saludables en porciones adecuadas y la función de su hijo es decidir cuánto comer. Por eso es importante comprender cómo proporcionarle elecciones saludables a su hijo.

Continúe leyendo para obtener información de American Academy of Pediatrics sobre cómo realizar elecciones saludables. Si tiene preguntas específicas sobre la nutrición de su hijo, hable con el médico de su hijo o con un nutricionista registrado.

Para empezar

Las porciones de tamaño para niños ayudan a que los niños acepten alimentos nuevos. Dos consejos para los padres son:

  • Servir un cuarto a un tercio del tamaño de porción para adultos o 1 cucharada de cada alimento por cada año de la edad de su hijo.
  • Darle menos de lo que usted cree que comerá su hijo. Permita que su hijo pida más si aún tiene hambre.

¿Cómo sé si mi hijo está comiendo lo suficiente?

Los niños comen cuando tienen hambre y generalmente dejan de hacerlo cuando están satisfechos. Algunos padres se preocupan porque los niños pequeños parecen comer cantidades muy pequeñas de comida, especialmente cuando se las compara con las porciones de personas adultas. Para controlar el patrón de alimentación de su hijo, preste atención a sus elecciones de alimentos.

  • Ofrézcale todos los grupos de alimentos en cada comida. Asegúrese de no dejar de lado ningún grupo de alimentos. Si esto sucede durante algunos días, no se preocupe. Sin embargo, omitir un grupo de alimentos durante mucho tiempo podría impedir que su hijo reciba una cantidad suficiente de nutrientes.
  • Aliente a su hijo a que coma una variedad de alimentos dentro de los grupos de alimentos poniéndose usted mismo como ejemplo de una buena alimentación. Incluso dentro de un grupo de alimentos, diferentes alimentos proporcionan diferentes nutrientes.
  • Un niño que está creciendo bien está recibiendo suficiente comida.

Cómo preparar un plato saludable

Con los años, se han creado varias herramientas para brindar orientación sobre el tipo y la cantidad de alimentos que deben comer los estadounidenses. MyPlate (el nuevo ícono de alimentación saludable que reemplazó a MyPyramid) recomienda lo siguiente:

  • Calorías balanceadas. Disfrute su comida, pero coma menos. Evite las porciones demasiado grandes.
  • Alimentos que debe aumentar. Prepare la mitad de su plato con frutas y verduras. Empiece a usar leche sin grasa o con bajo contenido de grasa (consulte "¿Leche entera o reducida en grasa?").
  • Alimentos que debe reducir. Compare el sodio en los alimentos como la sopa, el pan y las comidas congeladas, y elija los que tienen menos cantidad. Beba agua en lugar de bebidas azucaradas.

Grupos de alimentos

Hay una variedad de alimentos de cada grupo de alimentos (la siguiente es una lista modelo de elecciones de alimentos). La próxima vez que vaya de compras a la verdulería, pruebe con algo nuevo.

NOTA: No dé alimentos redondos y duros a niños menores de 4 años, salvo que estén bien picados. Los siguientes alimentos representan un riesgo de asfixia: frutos secos y semillas; trozos de carne o queso; perros calientes; uvas enteras; trozos de fruta (como manzanas); palomitas de maíz; verduras crudas; caramelos duros, gomosos o pegajosos; y goma de mascar. La mantequilla de maní puede representar un riesgo de asfixia para niños menores de 2 años.  Si su hijo tiene alergia a los alimentos o si se le diagnostica alergia a los maníes o a las nueces de árbol, evite los frutos secos o cualquier alimento que contenga o que esté hecho con productos derivados de los frutos secos.

 

Grupo de alimentos

Tipos de alimentos 

Granos

 

Las comidas elaboradas con granos están repletas de almidones (complejo de carbohidratos).
Los carbohidratos son la mejor fuente de energía para cuerpos activos y en crecimiento.

 

 

 

 

 

 

Granos enteros: arroz integral, alforfón, bulgur (trigo machacado), avena, palomitas de maíz, cebada integral, harina de maíz integral, centeno integral, pan integral, copos de cereales integrales, galletas integrales, pastas integrales, tortillas integrales, zizania (arroz salvaje).

 

 

Otros productos: mayormente hechos con granos refinados. Sin embargo, algunos pueden estar hechos con granos enteros (verifique que los ingredientes tengan "granos enteros" o "harina integral"): pan de maíz, tortillas de maíz, coscús, galletas, tortillas de harina, pastas, pan árabe, pretzels, cereales listos para comer.

Verduras

 

Las verduras son la fuente más importante de betacaroteno y de muchas otras vitaminas y sustancias fitoquímicas. Las verduras también aportan abundante cantidad de fibras. Nuestros cuerpos convierten el betacaroteno en vitamina A para mantener sanos la piel, las glándulas, el sistema inmunitario y la función de los ojos. Las sustancias fitoquímicas se producen naturalmente en los compuestos de las plantas que se cree que combaten el cáncer y otras enfermedades. Las verduras pueden ser frescas, enlatadas o congeladas.

 

 


 

 

Verduras de hoja verde oscuro: bok choy (repollo chino), brócoli, hojas verdes de berza, col rizada, espinaca.

 

Verduras rojas y naranjas: bellota, zapallo, calabaza cidra, zanahoria, calabaza, pimiento rojo, batata, tomate, jugo de tomate.

 

Verduras ricas en almidón: maíz, guisante, frijol blanco, patata.

 

Otras verduras: alcachofa, espárrago, aguacate (palta), brotes de soja, remolacha, coles de Bruselas, col, coliflor, apio, pepino, berenjena, frijoles verdes, pimiento verde, jicama, champiñones, okra, cebollines, arvejas, tomate, calabacines.

Frutas

 

Las frutas enteras aportan muchas vitaminas y minerales esenciales, junto con una variedad de sustancias que combaten enfermedades, como las que se encuentran en las verduras, y fibras. Las frutas son la fuente más importante de vitamina C. La vitamina C es necesaria para producir colágeno, la sustancia conectiva que mantiene las células juntas y ayuda a mantener los vasos sanguíneos, los huesos y los cartílagos, y los dientes.

 

 

Manzana, albaricoque (damasco), banana, bayas (arándanos, frambuesas, fresas), jugos 100% de frutas (sin azúcar), pomelo (toronja), uvas, kiwi, mango, melón (cantalupo, rocío de miel, sandía), pelón, naranja, papaya, durazno, pera, piña, ciruela, ciruela seca, pasas de uva, mandarina. Las frutas pueden ser frescas, enlatadas, congeladas o disecadas. Las frutas también pueden ser enteras, cortadas o hechas puré.

 

 

NOTA: American Academy of Pediatrics recomienda que el jugo se limite entre 4 y 6 onzas por día para niños de 1 a 6 años de edad, y entre 8 y 12 onzas por día para niños de 7 a 18 años de edad.

Alimentos proteicos 

 

La proteína es necesaria para el crecimiento y para el mantenimiento de los músculos, los huesos y los cartílagos, los dientes y todos los sistemas del cuerpo.

 

 

 

 

 

 

 


Carnes: cortes magros de vaca, jamón, cordero, cerdo y ternera.

 

Aves de corral: pollo y pavo sin piel, pollo y pavo molido.

 

Mariscos: pescado (bagre, bacalao, arenque, salmón, trucha, atún); mariscos (almejas, cangrejo, langosta, mejillones, ostras, vieiras, calamares, camarones).

 

Frijoles y arvejas: frijoles negros, frijoles de carita, garbanzos, judías, lentejas, frijoles pinto.

 

Productos procesados derivados de la soja: tofu (queso de soja), hamburguesas vegetarianas, tempeh, proteína vegetal texturizada (TVP por sus siglas en inglés).

 

Frutos secos y semillas: almendras, castañas de cajú, maníes, mantequilla de maní, semillas de girasol, nueces.

 

Huevos: huevos de gallina, huevos de pato. 

Productos lácteos 

 

La leche es la mejor fuente de calcio para los niños y una importante fuentes de proteínas, riboflavina (vitamina B2) y muchos otros nutrientes.

Leche con bajo contenido de grasa, yogur, queso (cheddar, mozzarella, gruyere, parmesano, cottage), pudín, yogur congelado y helado de leche. La leche de soja fortificada con calcio (bebida de soja) también forma parte del grupo de productos lácteos.

Fuente: http://ChooseMyPlate.gov de United States Department of Agriculture. Visto el 1 de marzo de 2012.

Los bocadillos/refrigerios también cuentan

Los bocadillos forman una parte importante de la nutrición infantil y son una oportunidad para alentar una alimentación saludable. Los niños deben comer con frecuencia. Con sus pequeños estómagos, no pueden comer lo suficiente sólo en las comidas para satisfacer sus necesidades de alta energía. Tres comidas y 2 o 3 bocadillos saludables por día ayudan a los niños a satisfacer sus necesidades nutricionales diarias.

Para sacar el mejor provecho de los bocadillos, los padres y los cuidadores deben ofrecer elecciones de bocadillos saludables y ser constantes con los horarios en que se sirven los bocadillos. Programe los bocadillos dentro de los eventos diarios normales y espácielos al menos 2 horas antes de las comidas. Los niños no deben sentirse llenos todo el tiempo. La sensación de hambre entre las comidas y los bocadillos alienta a los niños a comer bien cuando se ofrecen alimentos saludables.

Leche: ¿entera o reducida en grasas?

A continuación se presentan pautas sobre qué tipo de leche debe darle a su hijo.

Edad Tipo de leche
Menor de 12 meses

La leche materna es lo mejor; la leche maternizada fortificada con hierro debe usarse si no se dispone de leche materna.

 

12 a 24 meses

 

 

Leche entera. Es posible que el médico de su hijo recomiende leche reducida en grasas (2%) o con bajo contenido de grasa (1%) si su hijo es obeso o si tiene sobrepeso, o si hay antecedentes familiares de colesterol alto o enfermedad cardíaca. Consulte con el médico de su hijo o con un nutricionista registrado antes de cambiar de leche entera a leche reducida en grasas. Nota: el amamantamiento puede continuar después de los 12 meses de vida siempre que lo deseen la mamá y el bebé.

Mayor de 24 meses

Leche con bajo

Para obtener más información

(Sitios Web en inglés)

  • Academia de Nutrición y Dietética
  • Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y otras agencias del gobierno
    • www.nutrition.gov (incluye información sobre el nuevo símbolo de grupo de alimentos, MyPlate, que reemplaza a MyPyramid)

Elaborado con la colaboración de la Academia de Nutrición y Dietética (anteriormente la Asociación Americana de Dietética)

La lista de recursos que incluimos aquí no implica respaldo de la American Academy of Pediatrics (AAP). La American Academy of Pediatrics no es responsable por el contenido de los recursos mencionados en este artículo. En lo posible, los números telefónicos y las direcciones de los sitios web se mantienen actualizadas, pero pueden cambiar en cualquier momento.

 

Última actualización
7/9/2014
Fuente
Right From the Start: ABCs of Good Nutrition for Young Children (Copyright © 2012 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.