Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Depresión y ansiedad durante el embarazo y después del parto: preguntas frecuentes

Depression and Anxiety During Pregnancy and After Birth: FAQs Depression and Anxiety During Pregnancy and After Birth: FAQs

La depresión y la ansiedad que aparecen durante el embarazo o en cualquier momento durante el primer año después del nacimiento de su bebé son afecciones médicas. Estos sentimientos no son algo que usted provocó por hacer o no hacer algo. Y se pueden tratar si busca ayuda.

¿Qué son la depresión y la ansiedad?

La depresión (sentimiento de tristeza, vacío o desánimo) y la ansiedad (sentimiento de nerviosismo, angustia o miedo) son afecciones médicas graves que afectan al cerebro y que pueden ocurrir durante el embarazo o después del parto. Estos sentimientos van más allá de lo que las personas pueden sentir cuando tienen un mal día o están nerviosas sobre un acontecimiento futuro. También son más graves que "estar de mal humor" o "tener melancolía posparto".

La depresión y la ansiedad pueden interferir en la forma de hacer las cosas cotidianas como cuidar de sí misma y de su bebé. Duran mucho tiempo y no se van por sí solas. Pero son tratables, y por eso es importante que obtenga ayuda.

¿Estamos hablando de depresión posparto?

Depresión posparto es uno de los nombres que tal vez escuche para denominar a la depresión y a la ansiedad que pueden ocurrir durante y después del embarazo. Pero tal vez no sea la mejor manera de describir lo que sienten las mujeres. La palabra "posparto" significa "después del parto", por lo que "depresión posparto" solo se refiere a la depresión que ocurre después de nacimiento del bebé. Para muchas mujeres, esta expresión es correcta: comienzan a sentir depresión en algún momento del primer año posterior al parto. 

Pero las investigaciones muestran que algunas mujeres comienzan a sentir depresión durante el embarazo. 

Tal vez escuche la expresión "depresión perinatal" para describir esta situación. La palabra "perinatal" describe el tiempo durante el que transcurre el embarazo o justo después del parto. Los investigadores creen que la depresión es uno de los problemas más comunes que sufren las mujeres durante y después del embarazo. 

Ahora sabemos que es posible que las mujeres también sufran de ansiedad en la etapa del embarazo más allá de los simples nervios por tener un bebé. La ansiedad durante y después del embarazo es tan común como la depresión e incluso pueden ocurrir ambas al mismo tiempo. Por consiguiente, puede que también escuche "depresión y ansiedad perinatal" o "trastornos perinatales del estado de ánimo y ansiedad" que se usan para describir todo lo que podrían sentir las mujeres. Sin importar cómo las denomine, la depresión y la ansiedad que aparecen durante el embarazo o después del parto son afecciones médicas reales y afectan a muchas mujeres.

¿Cuáles son algunos signos de depresión y ansiedad?

Las mujeres con depresión o ansiedad relacionadas con el embarazo nos dicen que sienten:

  • Tristeza o ira extremas sin previo aviso.

  • Confundidas (embotadas) o tienen problemas para completar labores.

  • Sensación "robótica", como si estuvieran haciendo las cosas automáticamente.

  • Mucha ansiedad en torno al bebé y a sus otros hijos.

  • Culpa y sentimiento de estar fracasando como madres.

  • Irritación o enojo inusuales. 

A menudo también tienen:

  • Poco interés en cosas que solían gustarles.

  • Pensamientos negativos que amedrantan y que no desaparecen.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la depresión y la ansiedad durante el embarazo y después del parto?

La depresión y la ansiedad durante el embarazo y después del parto pueden ocurrirle a cualquiera. Sin embargo, hay varios factores que hacen que algunas mujeres sean más propensas que otras a sufrir una de estas afecciones, o ambas.

Entre estos factores de riesgo se incluyen:

  • Antecedentes de depresión o ansiedad, ya sea durante un embarazo o en otras ocasiones.

  • Antecedentes familiares de depresión o ansiedad.

  • Un embarazo complicado o un parto difícil.

  • Parto de mellizos u otros partos múltiples.

  • Problemas en la relación de pareja.

  • Problemas económicos.

  • Poco o ningún apoyo de familiares o amigos que la ayuden a cuidar a su bebé.

  • Embarazo no planeado.

La depresión y la ansiedad durante el embarazo y después del parto no ocurren por algo que usted haga o no haga: son afecciones médicas. Si bien no se entienden plenamente las causas de estas afecciones, los investigadores creen que la depresión y la ansiedad durante este tiempo podrían ser el resultado de una mezcla de factores físicos, emocionales y ambientales.

¿La depresión y la ansiedad durante el embarazo y después del parto pueden afectar a mi bebé?

Sí. Estas afecciones médicas pueden afectar a su bebé, aunque no directamente. La formación temprana del vínculo entre madre e hijo es importante para el desarrollo del bebé, y estrechar lazos con su bebé es una gran parte de ese vínculo. Cuando tiene depresión o ansiedad durante el embarazo o después del parto, puede ser difícil estrechar lazos con su bebé. Es posible que no sea capaz de responder a las necesidades de su bebé. Y, si hay niños más grandes en la casa, probablemente también les falte su apoyo. 

El tratamiento precoz es importante para usted, para su bebé y para el resto de la familia. Cuanto antes empiece, más rápido comenzará a sentirse mejor.

¿Hay tratamientos para la depresión o la ansiedad durante el embarazo o después del parto?

Sí, hay tratamientos y pueden ayudarla a sentirse mejor. El tratamiento puede reducir los síntomas o eliminarlos por completo. Hay muchas opciones de tratamiento disponibles para la depresión o la ansiedad durante el embarazo o después del parto. Algunas mujeres obtienen asesoramiento (psicoterapia), otras tal vez necesiten medicamentos. No hay un único tratamiento que funcione para todas. 

Es probable que su proveedor le haga varias preguntas; eso se llama evaluación, y es para saber más acerca de lo que está sintiendo. Juntos podrán encontrar el tratamiento correcto para usted. A continuación, se mencionan algunos tratamientos para la depresión o la ansiedad durante el embarazo o después del parto. 

Orientación (psicoterapia)

A algunas mujeres les resulta útil hablar sobre sus preocupaciones o sentimientos con un profesional de la salud mental. Su profesional puede ayudarla a encontrar formas de manejar sus sentimientos y a hacer cambios que ayuden a aliviar la depresión o la ansiedad. 

Medicamentos

Son varios los medicamentos que pueden tratar la depresión y la ansiedad con eficacia y son seguros para las mujeres embarazadas, las madres que amamantan y sus bebés. Hable con un proveedor de atención médica sobre los medicamentos que pueden ser adecuados para usted. También puede entrar al sitio de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (alguna información en español) para investigar sobre los fármacos y sus posibles efectos sobre un bebé lactante.

¿Hay algo más que pueda hacer además del tratamiento?

Además del tratamiento, hay algunas cosas que puede hacer que tal vez la hagan sentirse mejor.

  • Póngase en contacto con otras mamás. Busque un grupo de mamás en su comunidad o en el internet. Estos grupos pueden ayudarle a enterarse de lo que dicen otras mujeres que están atravesando o ya han atravesado lo mismo que usted y de compartir sus sentimientos. Postpartum Support International (PSI)  (en inglés) puede ayudarla a localizar grupos en su área. Postpartum Progress® (en inglés) ofrece una comunidad privada en línea para que pueda contactarse con otras mamás sin importar dónde viva.

  • Saque tiempo libre para usted. Haga algo para sí misma, como salir de casa o darse un baño caliente sin interrupciones. Si puede, pida a su pareja, a un familiar o a una niñera que cuiden al bebé periódicamente y vaya a visitar a un amigo o a hacer un mandado.

  • Haga algo que le guste. Ya sea escuchar música, leer un libro o mirar una de sus películas favoritas, tómese un poco de tiempo cada día para hacer algo que le guste. 

  • Sea realista. No tiene que hacer todo. No tiene que tener una casa "perfecta". Tan solo haga lo que pueda y deje el resto.

  • Pida ayuda. No tema pedir ayuda a familiares y amigos, ya sea para cuidar al bebé o para realizar las labores del hogar.  

  • Descanse cuando el bebé descanse. El sueño es tan importante para usted como para el bebé. Duerma cuando el bebé duerma, durante las siestas y por la noche.

  • No esté sola. Busque a otros adultos, como familiares y amigos, que puedan reconfortarla y acompañarla. De vez en cuando planee un momento especial donde usted y su pareja o para que usted y un amigo puedan estar juntos.

¿Puedo evitar la depresión o la ansiedad durante el embarazo o después del parto?

Por ahora se desconoce una forma de evitar la depresión o la ansiedad que ocurre durante el embarazo o después del nacimiento de su bebé. Pero conocer los signos y síntomas a los que debe estar atenta durante y después del embarazo puede ser muy útil para prepararse y buscar ayuda sin demora.

Lo que puede hacer:

  • Descubra si hay factores que la ponen en mayor riesgo de sufrir depresión y ansiedad durante el embarazo y después del parto.

  • Hable con un proveedor de atención médica sobre la depresión y la ansiedad en torno al embarazo y entérese de las cosas a las que debe prestar atención.

  • Aprenda tanto como pueda sobre el embarazo, el parto y la maternidad para saber qué esperar.

  • Fije expectativas realistas tanto para usted como para su familia.

  • Además de obtener tratamiento, haga cosas que puedan ayudarla a sentirse mejor. 

  • Planifique con tiempo. Mientras esté embarazada, piense en quiénes pueden apoyarla y ayudarla cuando llegue su bebé. Hable con esa persona sobre la ayuda que necesitará: así ambas podrán estar preparadas.

Recuerde que la depresión y la ansiedad que aparecen durante el embarazo o después del nacimiento de su bebé no son cosas que usted provoca: son afecciones médicas que requieren de atención médica.

Plan de acción para combatir la depresión y la ansiedad relacionadas con el embarazo (PDF)

Use este plan de acción para ver si lo que está sintiendo es depresión y ansiedad relacionadas con el embarazo y si usted debe obtener ayuda.

Nota: Este plan de acción está diseñado para ayudarle a entender las señales de la depresión y la ansiedad y para que tome medidas para sentirse mejor. No está diseñado para sustituir un consejo médico profesional. Si usted está preocupada sobre cómo se siente, hable con alguien ahora.

Información adicional:

Última actualización
2/21/2019
Fuente
National Child & Maternal Health Education Program - Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Encuéntrenos