Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

¿Cómo debemos preparar a nuestros hijos mayores para su nuevo hermanito o hermanita?

Un nuevo bebé trae alegrías y desafíos a una familia. Los padres están entusiasmados pero también nerviosos por la reacción de sus hijos mayores ante el recién nacido.

Surgen todo tipo de preguntas: ¿Cómo deberíamos decirles a nuestros hijos mayores que van a tener un hermanito o hermanita? ¿Se pondrán celosos del nuevo bebé? ¿Cómo podemos ayudarlos a aceptar la situación?

Los niños de distintas edades reaccionarán de manera diferente a un nuevo bebé.

Si saben qué esperar de cada grupo de edades, podrán manejar mejor los cambios en su familia.

Niños pequeños de 1 a 2 años

Los niños de esta edad no entenderán mucho lo que significa tener un nuevo hermano o hermana. Sin embargo, permitan que su hijo los escuche hablar sobre el "nuevo bebé" y perciba su entusiasmo. Quizá no entienda por qué están entusiasmados, pero se contagiará de su actitud y también sentirá emoción.

Tenga en cuenta que probablemente no podrá satisfacer las necesidades de ambos niños todo el tiempo; especialmente, no podrá hacerlo sola. Si se siente abrumada, busque apoyo y un par de brazos más de su cónyuge, familiares y amigos.

  • Miren libros ilustrados sobre un nuevo bebé. Por lo menos, su niño estará familiarizado con palabras como "hermana", "hermano" y "nuevo bebé".

  • Cuando nazca el nuevo bebé, intente hacer algo especial para su hijo mayor. Algunas ideas incluyen darle un regalo especial; dejarlo pasar algún tiempo a solas con papá, la abuela u otro adulto especial; o llevarlo a un lugar especial.

Niños en edad escolar de 2 a 4 años:

A esta edad, su hijo todavía está muy apegado a usted y no entiende cómo compartirla con los demás. Su hijo también puede ser muy sensible al cambio y puede sentirse amenazado por la idea de un nuevo integrante de la familia. Aquí hay algunas sugerencias que pueden ayudar a su hijo en edad preescolar a convertirse en hermano o hermana mayor.

  • Espere un tiempo antes de decirle a su hijo en edad preescolar acerca del bebé. Explíqueselo a su hijo cuando empiece a comprar muebles o ropa de bebé o si él comienza a preguntar sobre la "estómago" cada vez más grande de mamá. Los libros ilustrados para niños en edad preescolar pueden ser muy útiles. También pueden serlo las clases para hermanos (pregunte en su hospital si están disponibles). Intente hablar con su hijo antes de que se entere sobre el nuevo bebé por otra persona.

  • Sea honesto. Explique que el bebé será lindo y tierno, pero también llorará y demandará gran parte de su tiempo y atención. Además, cerciórese de que su hijo mayor sepa que quizás pase un tiempo antes de que pueda jugar con el bebé. Asegúrele a su hijo que lo amará tanto como lo hace ahora, una vez que nazca el bebé.

  • Incluya a su hijo en edad preescolar en los planes para la llegada del bebé. Esto lo hará sentir menos celoso. Permita que la acompañe a comprar artículos para el bebé. Muéstrele sus propias fotografías de bebé. Si va a utilizar algunos de sus viejos juguetes de bebé, permítale jugar con ellos un poco antes de prepararlos para el nuevo bebé. Cómprele a su hijo (niño o niña) un muñeco o una muñeca para que pueda cuidar de "su" bebé.

  • Programe los cambios importantes en la rutina de su hijo. Si puede, termine con el entrenamiento para ir al baño o para pasar de la cuna a una cama antes de que llegue el bebé. Si eso no es posible, postérguelo hasta después de que el bebé esté instalado en el hogar. De lo contrario, el niño puede sentirse abrumado al intentar aprender cosas nuevas además de todos los cambios que ocasiona el nuevo bebé.

  • Prepárese a que su hijo puede tener un pequeño retroceso. Por ejemplo, es posible que su hijo que ya dejó los pañales de repente comience a tener "accidentes" o quiera tomar un biberón. Esto es normal y es la manera en que su hijo mayor se asegura de que todavía tiene su amor y atención. En lugar de decirle que no se porte como un bebé, bríndele la atención que necesita. Elógielo cuando actúe como un niño más grande.

  • Prepare a su hijo para cuando usted esté en el hospital. Puede sentirse confundido cuando usted se vaya al hospital. Explíquele que volverá con el nuevo bebé en pocos días.

  • Reserve un tiempo especial para su hijo mayor. Leer, jugar, escuchar música o simplemente conversar. Demuéstrele que lo ama y quiere hacer cosas con él. Además, permita que se sienta parte de las cosas pidiéndole que se acurruque junto a usted al alimentar al bebé.

  • Pídale a familiares y amigos que pasen tiempo con su hijo mayor cuando vengan a ver al nuevo bebé. Esto lo ayudará a sentirse especial y a evitar que se sienta excluido de todo el entusiasmo. También podrían darle un pequeño regalo cuando traigan regalos para el bebé.

  • Planee que su hijo mayor pase tiempo con su papá. Un nuevo bebé es una excelente oportunidad para que los padres pasen tiempo a solas con los hijos mayores.

Niños en edad escolar de 5 años en adelante

Los niños mayores de 5 años generalmente no se sienten tan amenazados por la llegada de un nuevo bebé como los niños más pequeños. Sin embargo, pueden sentirse celosos de la atención que recibe el nuevo bebé. Para preparar a su hijo en edad escolar para un nuevo bebé:

  • Dígale a su hijo lo que está sucediendo en un lenguaje que pueda entender. Explíquele lo que significa tener un nuevo bebé y qué cambios pueden afectarlo, tantos los buenos como los que no son tan buenos.

  • Permita que su hijo mayor ayude a preparar las cosas para el nuevo bebé arreglando su habitación, eligiéndole ropa o comprando pañales.

  • Si es posible, permita que su hijo mayor venga al hospital poco después de que el bebé haya nacido para que se sienta parte de la familia en crecimiento.

  • Cuando traiga al nuevo bebé a la casa, deje que su hijo mayor sienta que tiene un papel que desempeñar en el cuidado del bebé. Dígale que puede cargar al bebé, aunque debe preguntarle a usted primero. Elógielo cuando sea tierno y amoroso con el bebé.

  • No se olvide de las necesidades y actividades de su hijo mayor. Hágale saber cuánto lo ama. Haga un esfuerzo para pasar algún tiempo a solas con él todos los días; aproveche este momento como una oportunidad para recordarle lo especial que es.

Información adicional:

Última actualización
4/11/2019
Fuente
Adapted from Sibling Relationships (Copyright © 2007 American Academy of Pediatrics, updated 3/2007)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest