Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Problemas comunes de salud en la universidad

Cuando los estudiantes viven juntos en dormitorios y apartamentos, comen juntos en las cafeterías y comparten salones de clases, las enfermedades y las infecciosas se pueden propagar fácilmente. Aquí le ofrecemos una breve guía sobre las enfermedades comunes y qué puede hacer si contrae una de estas: 

Resfriados y gripe

Estos son ocasionados por virus. Aunque a veces es difícil diferenciarlos, por lo general, los refriados tienen síntomas más leves que la gripe

Los síntomas comunes de los resfriados incluyen: 

Los síntomas de la gripe incluyen: 

  • Fiebre alta (comúnmente más de 102 °F o 39 °C)
  • Dolores de cuerpo
  • Tos seca
  • Malestar estomacal o vómito

Lo que puede hacer: 

Lo mejor que puede hacer es descansar, beber mucho líquido y tratar los síntomas. Puede tratar de tomar medicamentos de venta libre para el resfriado y la gripe o medicamentos para la fiebre y analgésicos para el dolor. Podrían ayudarlos a sentirse mejor. Sin embargo, no tome aspirina cuando tenga la gripe. Su pediatra o el servicio de salud estudiantil puede sugerirle qué medicamentos para ayudarlo con los síntomas, así como responder a sus preguntas. 

Algunos tipos de gripe pueden ser tratados con agentes antivíricos, pero tendrá que tomarlos durante el primero o el segundo día de la enfermedad, y necesitan de receta médica. Estos lo pueden ayudar a sentirse mejor más pronto. 

Prevención:  

Estos consejos pueden ayudar a disminuir el riesgo de resfriarse o contraer la gripe. 

  • ¡Lávese las manos con frecuencia!
  • Aplíquese la vacuna antigripal todos los años en el otoño.

Faringitis, sinusitis e infecciones del oído

Estas las causan las bacterias. 

Los síntomas pueden incluir: 

Lo que puede hacer: 

Si tiene estos síntomas, diríjase al servicio de salud estudiantil. El personal podrá identificar cuál es el problema y podrá recetarle antibióticos si los necesita. Si es necesario que tome antibióticos, hágalo exactamente como se lo indican y cerciórese de tomarlos todos. Si no lo hace, la infección podría regresar. 

Prevención:   

  • Evite estar en contacto con personas que tienen una infección. Eso significa, no besar o compartir bebidas o cubiertos/utensilios con alguien que esté enfermo.
  • Vaya al médico para sus chequeos regulares.

La enfermedad meningocócica:

Una forma común de esta enfermedad es la meningitis. Esta enfermedad puede infectar el cerebro, la médula espinal, la sangre o una combinación de estas. 

Los síntomas pueden incluir: 

  • Fiebre alta
  • Cuello rígido
  • Dolor de cabeza severo
  • Un sarpullido liso, rojo o morado
  • Náuseas y vómito
  • Sensibilidad a la luz

Lo que puede hacer:  

Es importante buscar tratamiento médico de inmediato. La enfermedad puede ser mortal o puede ocasional daño permanente al cerebro o problemas con el sistema nervioso para toda la vida. 

Prevención:   

Se le recomienda la vacuna antimeningocócica a los adolescentes entre los 11 y los 18 años de edad y a los estudiantes de primer año de la universidad que viven en dormitorios comunes. La vacuna es eficaz contra la mayoría, pero no todas las cepas de la bacteria que causa esta infección. 

Hematomas, esguinces y torceduras

Estas son muy comunes y por lo general no son problemas graves.

Aquí le decimos cómo se diferencian entre sí:

  • Los hematomas (moretones) hacen que la piel se torne de color morado, café o rojo
  • Los esguinces son lesiones del músculo y los tendones que pueden ocurrir debido a estiramiento excesivo o repentino.
  • Las torceduras son lesiones de los ligamentos, el tejido conectivo entre músculos y huesos.

Lo que puede hacer:  

  • Utilice el método de tratamiento DHCE. 
  • Descansar —especial durante las primeras 24 horas.
  • Hielo —ponga bolsas de hielo o compresas frías de gel sobre la lesión durante 20 minutos cada 4 horas.
  • Compresión —envuelva la parte lesionada del cuerpo con una venda elástica.
  • Elevación —por ejemplo, si sufrió una torcedura del tobillo, coloque su pie sobre varias almohadas o cojines y manténgala a un nivel más alto del pecho (corazón).
  • Diríjase a los servicios de salud estudiantil si su dolor o la inflamación no mejora en 1 o 2 días o si no puede soportar ningún peso en el área lesionada. 

Prevención:   

  • El ser físicamente activo es una gran manera de permanecer sano, pero hay que ser listo y evitar lesiones así: 
  • Use el equipo de seguridad apropiado (tales como almohadillas protectoras y cascos)
  • Hacer ejercicios de calentamiento y enfriamiento. Hacer estiramiento antes y después del ejercicio o de practicar un deporte.
  • Tome tiempo para descansar. No se ejercite o juego cuando siente dolor.

La mononucleosis (mono)

Los estudiantes con frecuencia se preocupan por una enfermedad llamada mono  —también conocido como "la enfermedad del beso". La mononucleosis la causa un virus. 

Los síntomas pueden incluir:  

  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Inflamación de los nódulos linfáticos (glándulas) en el cuello
  • Cansancio extremo

Lo que puede hacer:  

Si tiene un dolor de garganta o una gripe severa que no se mejora de una semana a 10 días, visite a su médico. La mononucleosis se diagnostica con un examen de sangre llamando la prueba de cuerpos heterófilos. No hay un tratamiento específico para la mononucleosis fuera de descansar mucho y comer una dieta sana. 

No ignore estos síntomas. Llame al servicio de salud estudiantil de inmediato si tiene: 

  • Una fiebre de 102 °F (39 °C) o más alta
  • Dolor de cabeza y el cuello rígido
  • Dolor al orinar
  • Una secreción/flujo inusual del peno o la vagina
  • Un cambio en su ciclo menstrual
  • Un dolor en el estómago que no se mejora
  • Una tos persistente, dolor en el pecho o dificultad para respirar
  • Dolor o cualquier otro síntoma que lo preocupa o que dure más de lo que usted cree que debería durar

Información adicional:       

Última actualización
2/8/2017
Fuente
Health Care for College Students (Copyright © 2007 American Academy of Pediatrics, Updated 2/2007)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest