Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

La pobreza y la salud infantil

Crecer en la pobreza hace todo más difícil. Para muchos niños, crecer en la pobreza restringe su capacidad para lograr su máximo potencial.

Consecuencias de la pobreza en la salud del niño

Los niños de las familias o vecindarios pobres tienen más probabilidad que otros niños de sufrir enfermedades graves.

Nacimiento con bajo peso corporal

  • La nutrición deficiente y el fumar durante el embarazo son causas comunes del nacimiento con bajo peso corporal.
  • Estos bebés tienen índices más altos del re-hospitalización, problemas de crecimiento, enfermedades infantiles, problemas de aprendizaje y retrasos del desarrollo.
  • Los bebés que nacen con bajo peso corren un riesgo mayor de morir durante el primer año de vida.  

Enfermedades crónicas tales como el asma

  • Una vivienda de baja calidad y la exposición al humo segunda mano son factores contribuyentes.

Obesidad y presión arterial alta

  • Los vecindarios pobres pueden no tener zonas de juegos seguras, parques o deportes organizados para los niños. Todo esto crea barreras para tener un peso corporal saludable. 

Aumento de lesiones accidentales

  • El vivir en un hogar que no es seguro y en un barrio peligroso pone a los niños en un riesgo mayor de violencia.

Falta de preparación escolar

  • Los niños pobres tienen menos probabilidad de participar en actividades organizadas y con frecuencia no tienen suficientes útiles escolares o libros en el hogar.
  • El nivel bajo de educación de los padres y las familias monoparentales son factores complejos que pueden interferir con la preparación escolar.

Estrés tóxico

  • Ser pobre es estresante. Causa daños al cerebro y en general a la salud física y mental del niño hasta que se convierte en adulto.

Las experiencias adversas en la niñez

  • La violencia en el hogar, tener un padre en la cárcel y la negligencia emocional aumentan la cantidad de estrés tóxico que enfrentan los niños.
  • Los niños que viven en la pobreza tienen una probabilidad más alta de sufrir una de estas experiencias que aquellos que viven por encima del umbral de la pobreza.

Cómo están ayudando los pediatras     

Hoy en día 1 de cada 5 (cerca de 15,5 millones) de niños viven en la pobreza en los EE.UU. —23% menores de 5 años. La forma más eficaz que tenemos de llegar a los niños menores de 5 años es a través de los pediatras.

Evaluaciones para determinar factores de riesgo económicos

Un pediatra puede preguntarle a un niño: "¿Dónde te duele?" Y ahora un pediatra podría preguntarle al padre del niño:"¿Tiene dificultades para ganar lo suficiente para cubrir los gastos para sobrevivir?" Es imposible que un pediatra sepa quién necesita ayuda sin preguntar. Lea: ¿Tiene dificultades para cubrir sus necesidades básicas? Su pediatra le puede ayudar.

Los pediatras pueden hablarle a los padres sobre los beneficios a los que tienen derecho, tales como los programas de visitas al  hogar y de educación temprana que ofrecen sus comunidades.

Los pediatras, de forma individual y a través de las secciones de la AAP de su estado, también están trabajando para lograr políticas que apoyen a las familias pobres.

Información adicional:     

Última actualización
3/12/2016
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2016)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos