Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Atención padres de niños pequeños: dejen a un lado sus teléfonos inteligentes

​​

Demasiada tecnología y muy poco hablar pueden retrasar el desarrollo de la comunicación.

Hoy los padres están más urgidos de tiempo que cualquier otra generación de padres —y están constantemente conectados. En gran parte gracias a los teléfonos inteligentes, los padres con frecuencia se les hace difícil separarse de sus dispositivos de mano. Revisar su teléfono se ha vuelto tanto un hábito como una necesidad para manejar la vida familiar y la del trabajo Pero hacer varias cosas a la vez (tareas simultáneas) puede impactar la habilidad de su niño para aprender.

Maneras para mejorar las destrezas de comunicación de su niño

Usted pasa mucho tiempo cerciorándose de que su hijo coma bien, que tenga todas las vacunas recomendadas y que duerma lo suficiente. Pero, su desarrollo social y el de la comunicación son tan importante como esas preocupaciones. Los niños adquieren sus destrezas sociales y de comunicación cuando escuchan, hablan, leen, cantan y juegan con sus padres —las interacciones que se pierden cuando usted está usando su teléfono inteligente.

Aquí le brindamos tres maneras para que los padres pueden mejorar las destrezas de la comunicación de su hijo:

  1.  Juegue juegos que no sean electrónicos: Canciones y rimas de cuna tales como el juego al escondite (peekaboo), el juego de palmas (pat-a-cake) y el juego de la arañita (itsy bitsy spider) tienen un gran objetivo: promover la interacción frente a frente, aprender a turnarse, reforzar las partes esenciales de la conversación y para estrechar los lazos afectivos. Actividades como lanzar besitos, decir adiós con las manos y aplaudir, ayudan al niño a fomentar la interacción social y a mejorar las destrezas para la conversación. Estos juegos requieren que no tenga las manos ocupadas — ¡tanto los niños como los padres!
  2. Tenga un enfoque común: Lean libros juntos, compartan un juguete. observen al mismo perro en el parque. Cuando dos personas se enfocan en la misma cosa al mismo tiempo, están participando en lo que se conoce como "atención conjunta". La atención conjunta es una parte vital de la comunicación y del desarrollo del lenguaje. También es una destreza social importante que le permite al niño compartir una experiencia con otra persona y ver el punto de vista de la otra persona. Compartir enfoque le deja al niño saber que usted está interesado en lo que hace o dice. Cuando los padres están usando sus teléfonos celulares, no están completamente enfocados en los mismos puntos de atención que su niño y pierdan oportunidades claves para fomentar esta destreza o habilidad.
  3. El envío y la recepción de mensajes no verbales: El diálogo y la comprensión de las palabras son parte del enigma de la comunicación. Las señales no verbales tales como el contacto visual, las expresiones faciales, gestos y la expresión corporal brindan información adicional. Un niño es capaz de reconocer las emociones y comprender la intención de un mensaje. Cuando un padre está usando su teléfono inteligente, estas señales no verbales se reducen o se eliminan por completo. En consecuencia, los niños pierden la oportunidad de recibir señales no verbales importantes de sus padres (parte del aprendizaje para comunicarse). Los padres pueden también no recibir esta información que sus niños están tratando de enviarles por medio de señales, gestos o con sus miradas fijas, etc. Estas señales que los niños envían son sutiles, pero vitales —especialmente cuando todavía no saben muchas palabras.

Consejos para los padres que se sienten saturados por la tecnología

Los teléfonos inteligentes pueden ser una buna forma para conectarse con otros y para facilitar nuestras vidas, pero su sobre uso puede interferir con las interacciones entre padres e hijos. Aunque pueda ser difícil mantener su teléfono fuera de vista completamente (en especial porque los padres también usan sus teléfonos para tomar fotos y videos de sus niños), establecer algunos límites para fomentar el uso de la tecnología de una forma saludable puede ayudar.

Aquí le brindamos algunas sugerencias:

  • Establezca un tiempo fijo para no usar la tecnología: Como parte de la rutina diaria, establezca límites de tiempo para el uso de dispositivos (tales como: la televisión, teléfono, computadoras, juegos y otros aparatos electrónicos). La hora de las comidas y antes de ir a la cama son importantes, pero extender más el tiempo sin tecnología todos los días es conveniente, en especial para las familias con niños muy pequeños. Podría también disminuir las distracciones por causa de la tecnología creando zonas/habitaciones en su hogar libres de tecnología, tales como la mesa de la cocina. Si usted está sentado a la mesa y está enviando mensajes de texto, usted no se está conectando. Enséñele a su niño a conectarse, conectándose con él.
  • Organice salidas o excursiones sin tecnología: Un viaje a la granja o al zoológico, un día de juegos en el parque, un día en la piscina. A la mayoría de los padres les encanta tomarle fotos a sus niños y compartirlas en Facebook, pero es bueno disfrutar una actividad sin tener que documentarla de vez en cuando. Dejar el teléfono a un lado les permite a todos disfrutar de los momentos ininterrumpidos y enfocarse en hablar y comunicarse entre sí.
  • Utilice la tecnología de una formar interactiva: Si está utilizando el teléfono u otro dispositivo, utilícelos con sus niños —juntos. Hable sobre lo que ve, hágales preguntas y de cualquier forma participe con ellos en actividades frente a frente.
  • Para más ideas, lea  Los niños y la tecnología: 10 consejos para los padres en la era digital.

Razones por las cuales USTED no puede ser reemplazado por la tecnología

El desarrollo del habla y las habilidades del lenguaje están ligadas estrechamente a la habilidad para pensar, para las relaciones sociales, la lectura y la escritura y para el buen rendimiento académico. En los tres primeros años de vida ocurre el 80% del desarrollo del cerebro del niño. Este desarrollo se alimenta por medio de interacciones contantes verbales y no verbales entre los padres y los niños, por eso es importante mantener tanto como pueda el enfoque en la calidad del tiempo juntos y no en la tecnología.

 ¿Quiere decir esto entonces que debemos dejar a lado los teléfonos inteligentes por completo? Por supuesto que no; pero nada reemplaza la interacción frente a frente cuando se trata del aprendizaje del niño y el desarrollo del habla y del lenguaje —ni siquiera la tecnología.

Información adicional:

​ 

Última actualización
5/27/2016
Fuente
Copyright © 2016 American Academy of Pediatrics and American Speech-Language-Hearing Association
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest