Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Cuando un niño es de estatura inusualmente baja

​¿Qué se entiende por estatura baja

Un niño bajito o de estatura baja se refiere a cualquier niño que tiene una estatura bastante menor a la del promedio para su edad y sexo. La expresión se aplica con más frecuencia a los niños cuya estatura, cuando se traza en una gráfica de crecimiento en el consultorio del pediatra, es inferior a la línea que marca el tercer o el quinto percentil.

¿Qué es una gráfica de crecimiento?

La gráfica de crecimiento utiliza líneas para mostrar una ruta de crecimiento promedio para un niño de edad, sexo y estatura determinados. Cada línea indica un porcentaje específico de la población que tendría esa estatura en particular a una edad determinada. Un varón con una estatura trazada en la 25.ª línea de percentil, por ejemplo, indica que aproximadamente 25 de cada 100 niños de su edad son más bajos que él.

Por lo general, los niños no siguen estas líneas con exactitud, pero en la mayoría de los casos, su crecimiento a través del tiempo avanza casi paralelamente a estas líneas. Se considera que un niño con una línea de estatura inferior a la línea del 3 % tiene una estatura baja en comparación con la población en general.

¿Qué tipo de patrón de crecimiento es anormal?

Los especialistas en crecimiento tienen en cuenta muchas cosas al evaluar el crecimiento de su hijo. Por ejemplo, las estaturas de los padres del niño son indicadores importantes de qué estatura podrá tener un niño cuando haya completado su crecimiento. Es muy probable que un hijo de padres que están por debajo de la estatura promedio también tenga una estatura inferior a la promedio cuando sea adulto. El ritmo de crecimiento, conocido como la velocidad de crecimiento, también es importante. Los niños que no crecen al mismo ritmo que sus amigos lentamente bajarán aún más en la curva de crecimiento a medida que crezcan; por ejemplo, cruzarán de la línea 25.ª de percentil a la quinta. Tal cruce de líneas de percentil en la curva de crecimiento a menudo es una señal de alarma de un problema médico subyacente que afecta el crecimiento.

¿Qué provoca un crecimiento lento o una baja estatura?

Si bien un crecimiento más lento de lo normal puede ser señal de un problema de salud importante, la mayoría de los niños que tienen baja estatura no tienen afecciones médicas, son sanos y crecen a un ritmo normal.

Entre las causas de una baja estatura que no se asocian a enfermedades reconocidas, se incluyen:

  • Baja estatura en la familia (uno de los padres o ambos tienen baja estatura, pero el ritmo de crecimiento del hijo es normal).
  • Retraso general del crecimiento y la pubertad (el niño es de baja estatura durante la mayor parte de su niñez, pero tendrá pubertad tardía y una estatura normal cuando sea adulto).
  • Baja estatura idiopática (sin causa identificable, pero el niño es sano).

En ocasiones, la baja estatura puede ser un signo de que el niño tiene un problema de salud grave, pero por lo general, existen síntomas claros que sugieren que algo no anda bien.

Entre las afecciones médicas que afectan el crecimiento, se incluyen:

  • Afecciones médicas crónicas que afectan casi cualquier órgano principal e incluyen enfermedad cardíaca, asma, celiaquía, enfermedad intestinal inflamatoria, enfermedad renal, anemia y trastornos óseos.
  • Deficiencias hormonales, que incluyen hipotiroidismo, deficiencia de la hormona del crecimiento, diabetes y enfermedad de Cushing, en la que el cuerpo produce demasiado cortisol.
  • Afecciones genéticas, que incluyen el síndrome de Down, síndrome de Turner, síndrome de Russell-Silver, síndrome de Noonan y problemas óseos poco comunes, como acondroplasia. Existen gráficas de crecimiento estandarizadas para algunos síndromes, como el síndrome de Down, síndrome de Noonan, síndrome de Turner, síndrome de Russell-Silver y otros.
  • Mala nutrición.
  • Bebés con antecedentes de haber sido pequeños al nacer (pequeños para la edad gestacional o con antecedentes de retrasos en el crecimiento intrauterino).
  • Medicamentos, como los utilizados para tratar el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y los esteroides inhalados que se usan para el asma.

¿Qué pruebas se podrían hacer para evaluar a mi hijo?

La mejor "prueba" es controlar el crecimiento del niño a través del tiempo mediante la gráfica de crecimiento. Un plazo típico para niños mayores es de seis meses, y si el ritmo de crecimiento es claramente normal, quizá no se necesiten pruebas adicionales. Además, el médico puede controlar la edad ósea de su hijo (una radiografía de la mano o muñeca izquierda), que puede ayudar en un niño mayor de 7 años a predecir qué estatura tendrá cuando sea adulto. Los análisis de sangre pocas veces son útiles en un niño ligeramente bajo pero sano, que crece a un ritmo normal; un niño que crece a lo largo del quinto percentil, por ejemplo.

Sin embargo, si el niño se encuentra por debajo del tercer percentil o crece más lentamente de lo normal, los médicos suelen hacer pruebas para buscar señales de una o más de las afecciones médicas mencionadas anteriormente.

Información adicional:

Última actualización
3/29/2017
Fuente
Copyright © 2014 American Academy of Pediatrics and Pediatric Endocrine Society
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos