Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Cómo pueden las escuelas ayudar a los niños con TDAH

La escuela de su hijo es un socio clave para lograr que la terapia conductual sea eficaz para su hijo. De hecho, para la mayoría de los alumnos estos principios dan un buen resultado en el aula.

Las técnicas de control en el aula pueden incluir:

  • Seguir una rutina establecida y un programa de actividades.
  • Usar un sistema de recompensas y consecuencias claras, como un sistema de puntos o una economía de fichas (consulte la tabla 3).
  • Enviar libretas de calificaciones o cuadros de comportamiento a los padres todos los días o todas las semanas para informarles sobre el progreso del niño.
  • Sentar al niño cerca del maestro.
  • Realizar actividades en grupos pequeños.
  • Alentar a los alumnos a hacer una pausa antes de responder preguntas.
  • Asignar tareas cortas o dividirlas en secciones.
  • Supervisión atenta con señales positivas y frecuentes para mantener la concentración en una actividad.
  • Cambios en el lugar y la manera en que se administran las evaluaciones, de manera que los alumnos puedan tener éxito (por ejemplo, permitirles hacer las evaluaciones en un entorno menos perturbador o darles más tiempo para completarlas).

Leyes federales para ayudar a los niños con TDAH

La escuela de su hijo debe trabajar con usted y con su pediatra para desarrollar estrategias que ayuden a su hijo en el aula. Cuando un niño tiene TDAH que es lo suficientemente grave para interferir en su capacidad para aprender, hay 2 leyes federales que ofrecen ayuda. Estas leyes exigen que las escuelas públicas cubran los costos de la evaluación de las necesidades educativas del niño afectado y proporcionen los servicios necesarios.  

  • La Ley de Educación para Personas con Discapacidades (Individuals with Disabilities Education Act, IDEA), Parte B, exige a las escuelas públicas que cubran los costos de la evaluación de las necesidades educativas del niño afectado y proporcionen los servicios educativos especiales necesarios si su hijo reúne los requisitos debido a que su aprendizaje se ve afectado por el TDAH.
  • La Sección 504 de la Ley de Rehabilitación (Rehabilitation Act) de 1973 no brinda criterios de calificación estrictos, pero se limita a cambios en el aula, modificaciones en la asignación de tareas, y a la administración de evaluaciones en un entorno menos perturbador o la asignación de más tiempo para completar las evaluaciones.

Si su hijo tiene TDAH y una afección coexistente, es posible que necesite servicios especiales adicionales, como ayuda en el aula, tutoría individual, espacios áulicos especiales o, en casos poco comunes, una escuela especial.  

Es importante recordar que una vez que se diagnostica y se trata el TDAH, es más probable que los niños que tienen esta afección alcancen sus metas en la escuela.

Información adicional:


Última actualización
1/24/2017
Fuente
Understanding ADHD: Information for Parents About Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder (Copyright © 2007 American Academy of Pediatrics, Updated 6/2016)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos