Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Cáncer de piel: qué necesitan saber los padres

​​Por Christina Boull, MD, FAAD, FAAP

El cáncer de piel es poco común en los niños. Sin embargo, seguir prácticas de protección contra el sol (en inglés) es la mejor manera de proteger a los niños contra el desarrollo de cáncer de piel en el futuro. Para los adultos, es una buena idea hacerse exámenes de detección de cáncer de piel con regularidad a partir de los 20 años. La mayoría de los niños no necesitan exámenes cutáneos periódicos realizados por un dermatólogo para controlar el cáncer de piel, a menos que tengan ciertos factores de riesgo.

Como padre, esto es lo que debe saber sobre el cáncer de piel.

Tipos de cáncer de piel

Melanoma (en inglés)

La detección temprana del melanoma es importante, ya que este tipo de cáncer de piel puede extenderse rápidamente a cualquier parte del cuerpo. Incluso puede desarrollarse en pieles protegidas del sol.

El melanoma puede verse como una protuberancia de color rosa que crece o sangra y que no desaparece. También puede verse como un lunar marrón que está cambiando de forma, color, tamaño o textura (ver imagen a la derecha).

Cáncer de piel que no es melanoma

Los niños inmunodeprimidos, es decir, que tienen sistemas de defensa de su cuerpo debilitados por ciertas enfermedades, medicamentos o tratamientos, tienen más probabilidades de desarrollar estos cánceres de piel. Esto puede tener el aspecto de una pequeña llaga, pero durará más de 8 semanas.

  • Carcinoma de células basales: Protuberancia color rosa perlado, mancha escamosa o llaga que no cicatriza.

  • Carcinoma de células escamosas: Mancha escamosa de color rosa, protuberancia o llaga que no cicatriza.


Carcinoma de células escamosas

Carcinoma de células basales

Identificar un cáncer de piel

Los cánceres de piel pueden aparecer como protuberancias de color rosa, que crecen o sangran en la piel previamente normal. Es normal que los niños y adolescentes desarrollen nuevos lunares con el tiempo. Los lunares nuevos no deben seguir creciendo rápidamente ni cambiar una vez que aparecen. Las protuberancias inexplicables que no desaparecen y las llagas que no cicatrizan y que duran más de 8 semanas deben evaluarse para detectar cáncer de piel.

Cómo identificar lunares o manchas preocupantes

Las siguientes características pueden ser un signo de melanoma.

  • Asimetría: un lado de un lunar es diferente al otro lado.

  • Borde: bordes irregulares o mal definidos.

  • Color: múltiples colores dentro de un lunar, manchas de color rosa o rojo en lugar de marrón, o un lunar existente que está cambiando de color.

  • Diámetro: más de ¼ de pulgada (un borrador de lápiz) aumenta el riesgo, pero algunos cánceres de piel son más pequeños si se detectan temprano. Este es el factor menos importante. Algunas marcas de nacimiento (lunares congénitos) pueden ser más grandes que esto, pero no necesariamente tienen un mayor riesgo de cáncer de piel.

  • Evolucionando: un lunar o lesión que se ve diferente a las demás, diferente de lo que tenía anteriormente, o sangra, pica o forma costras. Los lunares que crecen rápidamente son preocupantes. Tomar fotografías puede ser una forma útil de controlar los lunares a lo largo del tiempo.

Factores de riesgo del cáncer de piel

  • Síndromes de cáncer hereditarios

  • Síndromes genéticos que aumentan la sensibilidad al sol

  • Sistema inmunitario debilitado: trasplante de órganos o células madre, quimioterapia o ciertos medicamentos

  • Antecedentes de cáncer de piel

  • Antecedentes de radioterapia

  • Antecedentes de múltiples quemaduras solares

  • Antecedentes familiares de melanoma en un padre o hermano

  • Medicamentos que hacen que la piel sea más fácil de dañarse o quemarse

Los niños con estos factores de riesgo deben hablar con su médico sobre la posibilidad de hacerse un examen de piel y considerar la posibilidad de acudir a un dermatólogo.

Tratamiento del cáncer de piel

Muchos factores están involucrados en la elección de un tratamiento para el cáncer de piel, incluido el tipo de cáncer, el tamaño del cáncer y la ubicación en el cuerpo. Los tratamientos pueden incluir:

  • Cremas que activan el sistema inmunitario (imiquimod o 5-fluorouracilo)

  • Procedimientos que raspan, queman o extirpan quirúrgicamente el cáncer de piel

  • Medicamentos de quimioterapia orales o intravenosos

  • Combinación de los anteriores

Su dermatólogo le ayudará a determinar qué tipo de tratamiento es mejor para el cáncer de piel de su hijo.

Prevenir el cáncer de piel significa evitar el daño solar

Afortunadamente, la mayoría de los cánceres de piel se pueden prevenir. La exposición temprana al sol y las quemaduras solares son un factor de riesgo importante para desarrollar cáncer de piel. Hay muchas formas de proteger a su hijo de la radiación del sol:

  • Buscar la sombra: evite las actividades al aire libre durante las horas del mediodía (de 10 am a 2 pm) cuando el sol es más intenso.

  • Use un sombrero de ala ancha que abarque toda la circunferencia. Esto protege el cuero cabelludo, la cara, las orejas y la nuca.

  • Use camisas de manga larga, pantalones largos y ropa de protección solar con factor de protección ultravioleta (UPF).

  • Use protectores contra erupciones (camisetas de natación) en la piscina/playa.

  • Use gafas para sol.

  • Aplique pantalla solar con SPF de 30 o más cada dos horas, con más frecuencia cuando nade o sude. Para los niños, las que contienen óxido de zinc o dióxido de titanio son seguros y eficaces.

  • Evite las camas de bronceado. Los rayos de las camas solares son incluso más dañinos que los del sol. Obtener un "bronceado base" no es seguro ni protector.

Más información

        Sobre la Doctora Boull

        Christina Boull es profesora asistente de pediatría y dermatología en la Universidad de Minnesota. Es pediatra y dermatóloga pediátrica certificada por la junta. Sus áreas de interés incluyen enfermedades genéticas de la piel y neoplasias cutáneas malignas en niños.

        Fotos gentileza de Sheilagh Maguiness, MD, FAAP



        Última actualización
        7/12/2021
        Fuente
        American Academy of Pediatrics Section on Dermatology (Copyright © 2021)
        La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
        Síganos