Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Factores sociales y económicos asociados con discapacidades del desarrollo

Los niños que crecen en circunstancias ambientales con desventajas sociales y económicas (marginados) son más propensos a tener discapacidades del desarrollo.

Factores de riesgo maternos:

  • Pobreza.
  • Bajo nivel socioeconómico.
  • Enfermedad mental.
  • Abuso de sustancias.
  • Vivir en comunidades donde abundan los riesgos ambientales y los recursos son limitados.

Factores de riesgo prenatales y perinatales:

  • Nacimiento prematuro.
  • Peso bajo al nacer.
  • Anomalías del sistema nervioso central.
  • Hospitalizaciones prolongadas que pueden agotar los recursos de una familia e interferir con el vínculo entre los padres y el bebé.

Niños que crecen en la pobreza: factores de riesgo complejos y de amplia repercución

Para muchos niños, los riesgos ambientales se agravan durante sus primeros años de vida. La pobreza sigue siendo uno de los factores de riesgo más complejo y de más repercución porque afecta muchos aspectos de la vida de un niño.

En 2006, aproximadamente 1 de cada 5 niños estadounidenses menores de 6 años y el 16 % de los niños de 6 a 17 años vivía en la pobreza. El índice de niños de todas las edades que vivían en familias monoparentales encabezadas por mujeres era del 42 %. Durante ese mismo año, aproximadamente el 17 % de los niños (12,6 millones) vivían en hogares con inseguridad alimentaria. Los niños empobrecidos también eran más propensos a tener un nivel de plomo en la sangre de 10 μg/dl o mayor. Los niños que viven en la pobreza tienen 1,7 más probabilidades de tener bajo peso corporal al nacer.

Ciclo de marginación: difícil dejarlo

Con demasiada frecuencia, los niños y sus familias están atrapados en un ciclo de marginación y discapacidad del cual es difícil salir, a menos que sea interrumpido por fuerzas sociales externas o por los esfuerzos extraordinarios de personas y familias.

Información adicional:

Última actualización
6/7/2017
Fuente
Pediatric Environmental Health, 3rd Edition (Copyright © American Academy of Pediatrics 2011)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos