Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Infecciones recurrentes en las vías urinarias en niños

​A los 5 años de edad, alrededor del 8 % de las niñas y del 1 al 2 % de los niños han tenido al menos una infección en las vías urinarias (IVU). La mayoría de los niños que tienen una IVU no tendrán otra. Los factores anatómicos, los hábitos en el baño, el estreñimiento y otros factores pueden contribuir a un riesgo elevado de reinfección. Si su hijo tiene IVU recurrentes (dos, tres o más infecciones) puede remitirlo a un urólogo pediátrico que examinará las posibles causas.

Pruebas para detectar una IVU

Todos los niños son diferentes y los síntomas de las IVU varían dependiendo de la edad del niño. En los bebés, la fiebre, el fastidio o el cansancio pueden ser los únicos signos de una IVU. Los niños más grandes pueden tener fiebre, ardor, deseo de orinar con frecuencia, dolor en la parte inferior del abdomen o dolor de espalda. Solo los síntomas no son suficientes para diagnosticar una IVU. La mayoría de los niños que tienen estos síntomas la causa es diferente, tal como un virus.  

Los pediatras buscan bacterias en la orina con una prueba de cultivo. La muestra deber ser recolectada de forma adecuada (usualmente con un catéter) para obtener resultados confiables. Un niño con bacterias en la orina, pero sin síntomas no tiene una IVU; puede tener una afección llamada bacteriuria asintomática, que habitualmente no requiere de ningún tratamiento.

Para tener un diagnóstico de IVU, el niño debe tener síntomas y además las bacterias en la orina confirmadas con un cultivo obtenido correctamente. Si una IVU esta asociada con una fiebre alta, habitualmente sugiere una infección en uno o ambos riñones.   

Causas de las IVU recurrentes

Las IVU recurrentes se toman muy en serio debido a que el riesgo de problemas en la salud aumenta con cada infección. A continuación, presentamos algunas causas posibles:

Problemas en la vejiga o intestinos

Muchos niños retienen la orina demasiado tiempo, no se relajan completamente cuando orinan o no vacían completamente la vejiga. Orinar frecuentemente ayuda a expulsar las bacterias; retener la orina ayuda a que las bacterias se desarrollen. Los niños que no toman suficientes líquidos pueden no generar la orina suficiente para expulsar las bacterias. Esto con frecuencia va de la mano con la disfunción intestinal, como el estreñimiento. Estos problemas aumentan el riesgo de IVU. A veces, el pediatra puede pedirle un diario de evacuaciones (un registro de las veces que orina y las veces que tiene movimientos intestinales por día) para ayudar a entender los hábitos del baño de su hijo.

Anormalidades en las vías urinarias

Los niños pueden tener problemas corregibles en la vejiga o en los riñones que contribuyen a las IVU, inclusive bloqueos parciales, segmentos dilatados, cálculos o presión elevada en la vejiga. Su pediatra puede solicitar una ecografía de los riñones y de la vejiga para buscar estos problemas. Dependiendo del resultado de la ecografía, puede recomendar más pruebas especializadas.

Reflujo de orina

Algunos niños tienen reflujo de orina de la vejiga a los riñones, una afección congénita (presente desde el nacimiento) que puede contribuir a las infecciones en los riñones. El reflujo de orina, además de las infecciones, son una amenaza para la salud de los riñones. Si está infectado con bacterias, puede provocar pielonefritis (una infección en las vías urinarias que involucra los riñones). Los urólogos pediátricos pueden solicitar una radiografía especial llamada cistouretrograma de evacuación (VCUG). A veces el reflujo mejora o se soluciona del todo cuando el niño crece.

Tratamiento para las IVU recurrentes

Los tratamientos para las IVU dependen de cada niño y de la causa subyacente de su IVU. Para tratar los problemas de vejiga y de intestino, por ejemplo, el pediatra puede recomendar un tratamiento contra el estreñimiento y visitas al baño programadas. Los antibióticos de prevención son útiles para algunos pacientes con IVU recurrentes y reflujo de orina. A veces, las anormalidades de las vías urinarias se tratan con cirugía. En muchos niños con IVU recurrentes, no es necesario ningún tratamiento, solo un control adecuado.

¿Cuáles son los problemas a largo plazo para los niños con IVU recurrentes?

La mayoría de los niños con múltiples IVU no tienen problemas de salud a largo plazo. Sin embargo, las infecciones repetidas provocan daños en los riñones o cicatrices. No todos los niños que tienen infecciones tienen cicatrices en los riñones. A veces, se recomiendan exploraciones especializadas para ver si hay cicatrización en los riñones en los niños con antecedentes de múltiples IVU. En un pequeño porcentaje de los casos, los pacientes pueden sufrid de enfermedad renal crónica o presión arterial alta. Los urólogos pediátricos se esfuerzan mucho para prevenir estos problemas en los niños. Los niños con antecedentes de IVU recurrentes deben realizarse controles de presión arterial y análisis de orina todos los años.

¿Mi hijo necesitará antibióticos de prevención?

Los antibióticos de prevención pueden ayudar a prevenir las IVU recurrentes en algunos niños. Los niños con disfunción de la vejiga y los intestinos, reflujo de orina grave o anormalidades en las vías urinarias pueden ser los que más se beneficien. En los niños con menor riesgo de infecciones adicionales, los antibióticos pueden no ser lo mejor, ya que pueden reducir las bacterias saludables y aumentar el riesgo de una infección en el futuro provocada por una cepa resistente.

Recuerde:

Las IVU recurrentes son comunes en los niños y hay muchos tratamientos eficaces disponibles. Algunas cosas simples que puede hacer para prevenir las IVU en su hijo incluyen que tome mucho líquido para que orine con frecuencia, para prevenir el estreñimiento, mantener limpia el área genital, usar ropa interior de algodón y limpiarse de adelante hacia atrás después de los movimientos intestinales (defecación) y las micciones (orina). Consulte Como prevenir las infecciones de las vías urinarias en los niños para obtener más información y más consejos.

Información adicional:

Última actualización
12/11/2018
Fuente
Section on Urology (Copyright © 2018 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos