Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

La mielitis flácida aguda: la enfermedad misteriosa que se parece al polio

La mielitis flácida aguda es muy rara. La mielitis flácida aguda es muy rara.

Desde el 2014, funcionarios oficiales de salud del gobierno federal han confirmado 500 casos de mielitis flácida aguda (AFM, por sus siglas en inglés), una enfermedad muy rara pero grave que puede causar síntomas repentinos que se parecen al polio, tales como debilidad muscular y parálisis. La mayoría de estos casos se han presentado en niños cerca de los 5 años de edad.

El repunte en el número de casos de la enfermedad en el 2018 es similar al de los años 2016 y 2014. Sin embargo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) están investigando todos los presuntos casos de mielitis flácida aguda. No se ha descubierto ningún vínculo común en estos casos, aunque la mayoría de los casos ocurrieron a finales del verano y a principios del otoño.

Aunque esto resulta inquietante, la American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda a los padres a que no se dejen llevar por el pánico. La mielitis flácida aguda es una enfermedad muy rara. La probabilidad de que un niño la adquiera es de menos de 1 en un millón.

Cómo proteger a sus niños:

Lo mejor que puede hacer para proteger a sus niños de enfermarse es continuar haciendo lo que normalmente hace:

Hable con su pediatra si le preocupa la salud del niño. Busque atención médica de inmediato si su niño sufre debilidad repentina, pérdida del tono muscular, flacidez facial o dificultad para tragar (pasar alimentos) o para hablar.

¿Cuáles son las causas de la mielitis flácida aguda?

Todavía hay mucho que se desconoce sobre las causas de la mielitis flácida aguda, razón por la cual muchos se refieren a ella como la "enfermedad misteriosa".

  • En el 2014, hubo un incremento de casos de la mielitis flácida aguda durante el brote de enterovirus D68, (EV-D68). Sin embargo, no todos los pacientes con mielitis flácida aguda tenían el enterovirus.

  • Otros virus, toxinas del ambiente y trastornos genéticos pueden también ser causas potenciales de la mielitis flácida aguda.

  • Los enterovirus  y los rinovirus  también han sido identificados entre las posibles causas de algunos de los casos de mielitis flácida aguda del 2018.

¿Existe un tratamiento para la mielitis flácida aguda?

No existe un tratamiento específico para la mielitis flácida agua. Sin embargo, algunos niños con la enfermedad les ha servido la terapia física y ocupacional.

Además, se ha creado un Portal para Médicos de Apoyo y Consultas sobre la Mielitis Flácida Aguda (en inglés) para conectar a los profesionales médicos con neurólogos que se especializan en esta enfermedad y otras enfermedades poco comunes del sistema inmunitario. Este apoyo entre profesionales le permite a los médicos, especialmente aquellos en zonas rurales, brindar atención especializada a los niños que la necesitan.

¡Recuerde, la mielitis flácida aguda es diferente al polio!

Aunque la mielitis flácida aguda se le conoce como una "enfermedad parecida al polio", el polio es muy diferente.

Antes de que existiera la vacuna contra el polio que fue instaurada en 1955, el polio era una enfermedad muy común en los Estados Unidos. Paralizaba y mataba a miles de personas todos los años. Gracias al a vacuna, el polio ha sido eliminado en los Estados Unidos. Pero todavía ocurre en otras partes del mundo.

Por qué hay que seguir vacunando a los niños contra el polio:

Solo tomaría una persona infectada con polio de otro país para traer de nuevo la enfermedad a nuestro país si no estuviéramos protegidos por la vacuna. Si cumplimos la meta de eliminar la enfermedad del mundo, algún día no necesitaremos de la vacuna contra el polio. Vea: 14 enfermedades de las que ya casi se habían olvidado gracias a las vacunas.

Información adicional:



Última actualización
7/9/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright @ 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos