Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Cómo los padres pueden prevenir la exposición al humo de tercera mano

El humo de tercera mano es un peligro para los niños. Las personas con problemas respiratorios, las mujeres embarazadas, las personas mayores y los animales también son vulnerables.

La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda proteger a todos los niños del humo de tabaco y ofrece la siguiente información y sugerencias para evitar la exposición al humo de tercera mano.

¿Qué es el humo de tercera mano?

  • La contaminación que queda después de apagar un cigarrillo

  • El residuo del humo puede pegarse al polvo, a los muebles, a las alfombras, a los asientos del auto, al cabello o a la ropa.

  • Las partículas del humo de segunda mano se liberan al aire, se combinan con las partículas que están en la atmósfera normalmente (es decir, ácido nitroso u ozono) y forma un compuesto nuevo llamado nitrosaminas, que se liberan en el aire como químicos que causan cáncer.

Datos sobre el humo de tabaco de tercera mano:

  • 43 % de los fumadores (65 % de no fumadores) creen que el humo de tercera mano es nocivo para los niños.

  • No existe un nivel seguro de exposición al humo del tabaco.

  • El humo de tercera mano contiene más de 250 químicos.

  • Los hogares y los automóviles donde las personas han fumado huelen a cigarrillo por largo tiempo debido al humo de tercera mano que queda en las superficies.

  • Descontaminar un hogar o un automóvil de un fumador puede requerir una limpieza profesional costosa ya que puede haber manchas en las paredes, pisos y el olor puede permanecer en las paredes secas, el aislamiento y en otros materiales de construcción.

  • Fumar en otras habitaciones usando ventiladores o fumar frente a una ventana abierta no evita el humo de tercera mano.

  • Los bebés y niños pueden perjudicarse porque respiran químicos tóxicos cuando gatean en el piso, se sientan en automóviles o los sostienen adultos —el humo de tercera mano se puede fijar en estas superficies.

  • Las mascotas también corren peligro porque los químicos del humo se quedan en su pelaje o plumas.

Cómo protegerse contra el humo de tercera mano:

  • No permita que fumen dentro de la casa o en el automóvil.

  • No permita que fumen cerca de usted, su hijo o sus mascotas.

  • Pídales a las personas que cuidan de su hijo o mascotas que sigan estas reglas, y dígales por qué.

  • El vapor o el aerosol de los cigarrillos electrónicos también contienen químicos. No permita que nadie use cigarrillos electrónicos en su casa, automóvil o cerca de su mascota o hijo.

  • La única manera de protegerse completamente del humo de tercera mano es dejar de fumar. La AAP le recomienda que hable con el pediatra de su hijo acerca de las maneras de mantener sano a su hijo.

Información adicional:


Última actualización
7/12/2017
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2017)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos