Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Tomografía computarizada (TC) para niños con lesiones en la cabeza

Cuándo son necesarias y cuándo no

Un golpe en la cabeza puede asustar mucho. Pero, por lo general, no es muy grave. A menudo solo ocurre una conmoción cerebral leve sin lesiones graves como hemorragias ni fracturas de cráneo. Después de una lesión en la cabeza, es posible que el médico indique que se haga una prueba llamada TC, o tomografía computarizada.

En una TC se toman varias radiografías para crear una imagen tridimensional del cerebro. Pero quizás su hijo no necesite una TC por una lesión menor en la cabeza. Estos son los motivos:

Por lo general, las TC no son necesarias

Cerca de la mitad de los niños que llegan a las salas de emergencia con lesiones en la cabeza se les hacen tomografías. Pero una de cada tres TC no son necesarias. Antes de indicar una TC, el médico debe examinar al niño y hacer preguntas sobre la lesión y los síntomas. Si su médico considerase que su hijo tiene una conmoción leve, es probable que una TC no resulte útil, ya que los resultados suelen ser normales. Las TC son mejores para otro tipo de lesiones, como fracturas de cráneo o hemorragias cerebrales. Una conmoción cerebral no es causada por una hemorragia cerebral.

Las TC tienen riesgos

Utilizan radiación, la cual puede aumentar el riesgo de cáncer. Los niños, y en especial los bebés, corren más riesgos porque sus cerebros todavía se están desarrollando. Y las TC innecesarias pueden conducir a más pruebas y tratamientos, con más riesgos implicados.

Las TC son caras

Las TC de la cabeza pueden costar entre $500 y $900. Los costos varían mucho. Está bien preguntar si es realmente necesario hacer una TC antes de gastar el dinero.

Cuándo consultar a un médico

Acuda al médico de inmediato si su hijo pierde el conocimiento, tiene un dolor de cabeza que no cede o está mareado, confundido o con náuseas. Estos síntomas podrían ocurrir horas o días después.

Cuándo hacer una TC de la cabeza

El médico debe ordenar una TC si es probable que el niño tenga fractura de cráneo o una hemorragia. Asimismo, el médico debe hacer preguntas sobre el accidente y los síntomas que se enumeran a continuación. Además, el médico debe examinar al niño para detectar signos de fractura de cráneo, como ojos amoratados y hemorragias.

Los accidentes mencionados a continuación implican mayores probabilidades de causar lesiones graves en la cabeza:

  • Un accidente de tránsito

  • Una caída desde una altura de tres o más pies (91,4 cm)

  • Una caída por cinco o más escalones

  • Una caída de la bicicleta, sin casco

Los síntomas que se mencionan a continuación podrían ser signos de lesión grave:

  • Pérdida de conocimiento

  • Hormigueo en un lado del cuerpo

  • Mareos o pérdida del equilibrio

  • Pérdida de visión o audición

  • Dolor de cabeza que empeora

  • Mucho sueño o irritabilidad

Qué esperar si es necesaria una TC

  • La TC debe hacerse pronto. Es probable que el niño necesite tratamiento de inmediato

  • El médico usará el nivel de radiación más bajo que sea posible

  • La tomografía incluirá solo la cabeza (salvo que pudiera haber una lesión en el cuello o la columna)

  • Se evitará hacer reiteradas tomografías

Nota del editor: La American Academy of Pediatrics (AAP) publicó una lista de pruebas o tratamientos específicos que suelen hacerse a los niños pero que no siempre son necesarios como parte de la campaña Choosing Wisely® (Elecciones con Inteligencia), una iniciativa de la ABIM Foundation. Las TC para lesiones menores en la cabeza fueron identificadas; la lista completa (en inglés) ofrece más detalles en cuanto a las razones para prestar más atención a cada punto y menciona evidencias relacionadas con cada recomendación.

Información adicional:

Última actualización
3/19/2018
Fuente
© 2014 Consumer Reports. Developed in cooperation with the American Academy of Pediatrics.
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest