Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto

Consejos para apoyar a los niños cuando uno de sus padres está en la cárcel

Tips to Support Children When a Parent is in Prison Tips to Support Children When a Parent is in Prison

Por: Rosemary Martoma, MD, FAAP

Más de 2,7 millones (1 de cada 28 ) niños en los Estados Unidos tienen actualmente uno de sus padres en la cárcel o en una prisión. A menudo estos niños se enfrentan a un gran estrés, lo que incluye dificultades emocionales, físicas, académicas y económicas. Muchos niños optan por no hablar de su estrés porque les preocupa que el estigma de tener a uno de sus padres en la cárcel empeore las cosas.

La American Academy of Pediatrics reconoce que el tener uno de los padres en prisión es una experiencia adversa en la infancia, un trauma de la infancia que puede tener consecuencias para la salud y el  bienestar durante la vida adulta. Es posible que algunos niños incluso sean testigos del arresto de su padre o madre y de otros eventos estresantes más allá del encarcelamiento, como un juicio y una sentencia. Aun así, estos niños pueden salir adelante si fomentan resiliencia .

Sea el ancla que los sostiene

Los niños resilientes suelen tener al menos una relación estable y comprometida con un adulto que los apoya. La orientación y el consejo de los adultos que los apoyan puede ayudar a los niños a fomentar aptitudes que les permitan sobrevivir al trauma de que uno de sus padres vaya a prisión.

Mantenga una comunicación abierta

Es prácticamente un hecho que los hijos de padres encarcelados hagan preguntas difíciles y experimenten situaciones complicadas, como acoso escolar y discriminación. El padre, la madre, el tutor u otro cuidador de un niño no podrá responder todas las preguntas ni resolver todos los problemas. No obstante, puede promover la resiliencia manteniendo una línea de comunicación abierta. 

Estas son algunas de las sugerencias que propone C.A.R.E.S. (en inglés) para ayudar a fomentar la resiliencia:

  • Crear un entorno seguro donde el niño pueda hablar libremente.

  • Aceptar y validar las preocupaciones del niño.

  • Reafirmar y tranquilizar al niño diciéndole que no está solo.

  • Estimular el juego activo y la formación de habilidades.

  • Siempre compartir con el niño información honesta y adecuada para su edad.

Priorice la estabilidad

Con frecuencia los niños tienen que lidiar con grandes pérdidas cuando uno de sus padres va a prisión. Puede que pierdan a un cuidador, su hogar, su escuela y sus amigos. Los cuidadores pueden ayudar a aliviar ese trauma intentando mantener la situación del niño lo más estable posible. El establecimiento de rutinas puede ayudar. Cuando esto no sea posible, lo ideal es escalonar los cambios para que el niño no sienta que “ha perdido todo" de una sola vez.

Fomente la formación activa de habilidades

Los niños desarrollan resiliencia a través de actividades académicas, deportivas, culturales u otro tipo de actividades que representen retos. Estas actividades enseñan a los niños a desarrollar destrezas para resolver problemas en un entorno divertido. Por ejemplo, practicar deportes de equipo puede ayudar a un niño a formar nuevas amistades o a encontrar un entrenador que pueda ser modelo de apoyo. Los niños que aprenden a tocar un instrumento pueden adquirir habilidades que los ayudan a canalizar sus frustraciones.

Incluya a otros adultos que brinden apoyo

Cuando uno de los padres de un niño va a la cárcel, es común que el cuidador se sienta abrumado por las nuevas responsabilidades. Pedir ayuda a otros adultos de confianza podría mejorar la situación tanto para el cuidador como para el niño.

Una amplia red de adultos que brinden apoyo también puede ayudar a los hijos de padres encarcelados a seguir fomentando la resiliencia. Entre los ejemplos de adultos que ofrecen apoyo se incluyen a parientes de su familia, maestros, entrenadores, vecinos y miembros de su comunidad religiosa. ​

​​Los adultos que ofrecen apoyo son adultos de confianza. No deben arriesgar poner en riesgo esa confianza preguntando o investigando detalles sobre el padre o la madre presos del niño. En cambio, deben enfocarse en entender cuál es la mejor manera de apoyar al niño. Por ejemplo, una maestra puede crear un entorno de aprendizaje seguro y de apoyo en el salón de clases, un familiar puede planificar una salida divertida con el niño y un vecino puede ofrecerse para ir a recoger al niño a la escuela..

Considere ayudar al niño a conectarse con su padre o madre que están presos

La mayoría de los niños quieren mantenerse vinculados con su padre o madre presos. Si la relación fuera sana para el niño, un padre preso o una madre presa puede, de todos modos, actuar como un adulto que brinda apoyo. Mantener el contacto puede reducir la sensación de pérdida del niño y ayudar a brindar estabilidad.

Hay muchas barreras para comunicarse con un familiar que está preso, pero las familias pueden escribir, llamar, enviar correos electrónicos y participar en videovisitas. Asimismo, las familias pueden recordar y planificar formas creativas de celebrar ocasiones especiales tales como cumpleaños, graduaciones y demás fechas importantes que incluyan al padre preso o a la madre presa.

Busque programas que puedan ayudar.

Los cuidadores principales deben evaluar si cumplen con los requisitos para recibir ayuda de bienestar social. Los programas tales como el de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (Temporary Assistance for Needy Families, TANF), Medicaid y de asistencia para vivienda pueden reducir significativamente las cargas económicas.

También hay una serie de programas comunitarios específicamente diseñados para apoyar a hijos de padres encarcelados. Estos programas ofrecen una amplia variedad de servicios, desde tutorías hasta orientación y terapia. Los cuidadores pueden hablar con el pediatra del niño para identificar recursos locales en su comunidad. 

Información adicional:

​Sobre Dra. Martoma

Rosemary Martoma, MBChB, MD, FAAP es pediatra en ejercicio, defensora de la reforma de la justicia penal y presidenta de KidsMates Inc., una organización nacional sin fines de lucro. La Dra. Martoma estudió en Nueva Zelanda y en Estados Unidos y regularmente ofrece conferencias ante audiencias nacionales sobre técnicas comprobadas para el fomento de la resiliencia en los niños. Su trabajo en KidsMates Inc., en inglés, (www.kidsmates.org​) se enfoca en empoderar a los hijos de padres encarcelados.

Última actualización
7/22/2020
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos