Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Cepillarse, Libro, Cama: cómo establecer la rutina nocturna de su hijo

Cepillarse, Libro, Cama, es un programa de La American Academy of Pediatrics (AAP), que tiene un mensaje sencillo y claro para los padres:

  1. Todas las noches ayúdele a su niño a cepillarse los dientes.
  2. ¡Léale uno de sus libros favorito (o dos)!
  3. Póngalo en la cama a la misma hora todas las noches.

Tener una rutina nocturna predecible le ayudará a entender y aprender lo qué puede esperar después. Además, las rutinas pueden aliviar el estrés que sufren algunas familias en la noches.

La siguiente información le ayudará a crear el hábito en su hijo de cepillarse los dientes y leer un libro antes de irse a dormir.


Todos los niños necesitan ayuda de un adulto para cepillarse para asegurarse de que lo están haciendo bien. En lo posible, enséñele a los niños a escupir la pasta de dientes de sobra, pero no ha enjuagarse con agua primero. ¡Algún residuo que quede de la pasta dental es bueno para sus dientes! Una vez los dientes estén juntos (se toquen entre sí), también se puede hacer uso del hilo dental. Vaya a su dentista regularmente a partir del primer cumpleaños de su hijo o antes si algo le preocupa. Su pediatra también puede responder a las preguntas sobre la salud oral. Recuerde, la última cosa que se pone en la boca antes de ir a la cama es el cepillo de dientes.

  • Tan pronto como el bebé nace, pueden comenzar las prácticas para una buena salud oral. Si es posible, use un paño suave para limpiar las encías de su bebé después de alimentarlo. Recuerde que no debe poner a los bebés a dormir con un biberón con leche. Y, cuando es la hora de comenzar a darle los alimentos sólidos, elija alimentos saludables para reducir el riesgo de las caries dentales.
  • Para los niños menores de 3 años: Tan pronto como ve aparecer un diente en la boca del bebé ya puede comenzar a CEPILLARSE. Use una pizca o un frotis (grano de arroz) de pasta dental con fluoruro dos veces al día.
  • Para niños entre 3 – 6 años de edad: Use una pequeña cantidad de pasta dental del tamaño de un guisante. Está bien dejarlos que practiquen con el cepillo, pero a usted también le deben dar su turno.

Información adicional sobre la salud oral de los niños:

 

Después de cepillarse y antes de acostarse, encuentre un lugar cómodo para sentarse y leer con su hijo. El  tiempo que pasa, aunque sólo sean 15 minutos todos los días para leer juntos en voz alta contribuirá a mejorar las habilidades socio-emocionales y al desarrollo del lenguaje de su hijo. Invente sus propias historias, haga voces tontas, cante canciones y simplemente disfrute estos momentos especiales para crear lazos afectivos con su hijo. Visite la biblioteca o librería de su localidad y dele a su hijo la oportunidad de explorar y encontrar diferentes tipos de libros.

Recuerde, nunca es muy pronto para leer libros con su niño. A medida que su hijo crece, también cambiará la clase de libros que él o ella disfruta. Consiga libros que sean apropiados para su edad.

Información adicional sobre la alfabetización temprana:

 

El sueño es muy importante para la salud y el bienestar de su hijo. De hecho, los buenos hábitos del sueño se inician desde el nacimiento. Sin embargo, lograr que los niños pequeños se duerman (y permanezcan dormidos) es a menudo una de las labores más difíciles de los padres. Independientemente de la edad de su niño, la clave es tomar ciertas medidas que le ayuden a relajarse de las actividades del día.

Establezca horas regulares para acostarse (y, si es apropiado, también las horas para tomar la siesta) y cíñase a este plan. No espere a que su hijo empiece a frotarse los ojos o a bostezar — puede que ya sea demasiado tarde. Poner al niño en la cama incluso de 15 a 20 minutos antes, puede marcar una gran diferencia y asegurar que todo el mundo pueda descansar y tener una buena noche.

Información adicional sobre el sueño saludable para los bebés y los niños:

Última actualización
2/9/2016
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2014)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest