Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Cómo prevenir la caries dental en su bebé

Los dientes de su bebé son importantes. Si los dientes del bebé se caen muy pronto, los dientes que quedan se pueden cambiar de lugar y no dejar espacio para que salgan los dientes de adulto. Además, si no se previene la caries dental, su tratamiento puede ser costoso, ocasionar dolor y conducir a infecciones que pueden poner la vida en peligro. 

La caries dental (llamada caries temprana de la niñez) es la enfermedad infecciosa crónica más común de la infancia. A las caries también se les puede llamar caries por lactancia o caries de biberón del bebé. 

Los buenos hábitos dentales deben empezar temprano porque la caries dental puede empezar tan pronto como aparece el primer diente. Aquí brindamos información a los padres y encargados de los niños de la American Academy of Pediatrics (AAP) sobre las causas de la caries dental, las señales de las caries y cómo prevenirlas. 

Las causas de la caries dental en los bebés

La caries dental se desarrolla cuando la boca del bebé se infecta por una bacteria que produce ácido. Los padres y encargados de los niños pueden pasarles esta bacteria a los bebés a través de la saliva. Por ejemplo, la bacteria se propaga por la saliva al compartir cucharas o tazas, al probar los alimentos del bebé antes de dárselos y cuando los padres o cuidadores limpian los chupones con su boca. 

La caries dental también se desarrolla cuando los dientes y las encías del niño se ven expuestas a cualquier líquido o alimento que no sea el agua por periodos largos de tiempo durante el día. Los azúcares naturales o adicionados en los líquidos o alimentos se tornan en ácido por la bacteria en la boca. Este ácido disuelve entonces la capa externa de los dientes, causándoles la caries. 

La forma más común de que esto suceda es cuando los padres ponen a sus niños en la cama para ir a dormir con un biberón con fórmula, leche o jugo (aun cuando estén mezclados con agua), refrescos (soda, gaseosa), o bebidas azucaradas. También puede ocurrir cuando se les permite a los niños beber con frecuencia cualquier bebida fuera del agua de una tacita para bebé durante el día o la noche. La leche debe servirse sólo con las comidas y no durante todo el día, a la hora de la siesta o a la hora de dormir. Aunque la lactancia materna prolongada y frecuente por sí sola no causa la caries dental, todas las madres lactantes deben estar atentas y seguir las normas de higiene bucal, flúor, cuidados preventivos y recomendaciones para una dieta saludable.

Señales de la caries dental en los bebés

La caries dental puede primero aparecer como una mancha blanca al nivel de las encías en los dientes frontales de arriba. Estas manchas son difíciles de percibir al principio —hasta para el pediatra o dentista— sin el equipo adecuado. Un niño con caries dental debe ser examinado y tratado con prontitud para evitar que se propague el deterioro y para prevenir daño adicional. 

Cómo prevenir la caries dental en los bebés

Adopte las siguientes medidas para prevenir la caries dental: 

  • Cuide bien de su propia salud oral incluso antes de que nazca su bebé. Es importante y recomendado que vea a un dentista para recibir asistencia dental durante su embarazo.
  • Ya sea que usted elija amamantar o dar biberónes importante cuidar bien de los dientes de su bebé.
    • Del nacimiento a los 12 meses: Mantenga la boca de su bebé limpia lavando las encías del bebé con una toallita o paño. Tan pronto como aparezca el primer diente, cepíllelo suavemente usando un cepillo de dientes para bebé y untando un poco de pasta dental flourada del tamaño de un grano de arroz
    • De 12 a 36 meses: Cepille los dientes de su niño 2 veces al día durante 2 minutos. Use un frotis (gota) de pasta dental fluorada hasta que el niño cumpla los tres años. Los mejores horarios para el cepillado son después del desayuno y antes de ir a dormir a la cama.
  • Nunca coloque a su bebé en la cama con un biberón o con alimentos. Esto no sólo expone a los dientes de su niño a las azúcares, pero puede también pone a su niño en riesgo de contraer infecciones del oído y de sufrir de asfixia por obstrucción o atragantamiento.
  • No utilice un biberón o las tazas de bebé como si fueran un chupete o deje que su niño ande por todos lados con una bebida durante largo tiempo. Si su niño quiere un biberón o una tacita de bebé entre comidas, llénelos solo con agua.
  •  Averigüe si su agua es fluorada. Su niño se beneficiará de beber agua potable con flúor. Si su agua del grifo proviene de un pozo de agua o cualquier otra fuente que no sea fluorada, el médico o dentista del niño podría pedirle una muestra de agua para hacerle una prueba para determinar el contenido de flúor natural. Si el agua del grifo no tiene suficiente flúor, el médico o dentista de su niño le podría recetar un suplemento de flúor. Él o ella también podrían aplicarle un barniz de flúor a los dientes de su niño para protegerlos de las caries y el deterioro.
  • Enséñele a su niño a beber de una taza normal cuanto antes, preferiblemente de los 12 a 15 meses de edad. Beber de una taza hace menos probable que el líquido se acumule alrededor de los dientes. Además, no se puede llevar una taza a la cama.
  • Si su niño debe tener un biberón o taza de bebé durante largo tiempo, llénelos de agua solamente. Mientras viaje en automóvil, ofrézcale solamente agua cuando el niño tenga sed.
  • Restrinja la cantidad de dulces o alimentos pegajosos que su niño come, tales como caramelos, gomitas, galletas, rollitos de frutas (fruit roll-ups) o pasteles. También contienen azúcar alimentos tales como galletas saladas y papitas fritas (chips). Estos alimentos son particularmente malos si su niño los come de refrigerio todo el tiempo. Sólo deben ser consumidos durante las comidas. Enséñele a su niño a limpiar sus dientes con la lengua de inmediato para limpiar los dientes.
  • Sirva jugo solamente durante comidas o no lo sirva del todo. La AAP no recomienda el jugo para los bebés menores de 6 meses. Si se les da jugo a los bebés entre los 6 y los 12 meses, debe limitarse a 4 onzas al día y debe ser diluido con agua. (mitad agua, mitad jugo). Para los niños de 1 a 6 años, cualquier jugo que se les sirva debe limitarse a una cantidad de 4 a 6 onzas al día.
  • Haga una cita para que su niño vea a un dentista antes de cumplir 1 año. Si algo le preocupa, el dentista puede ver a su niño antes. Encuentre a un dentista pediátrico en la zona donde vía o el sitio web de odontología pediátrica de los Estados Unidos (America's Pediatric Dentists). Si no dispone de un dentista que pueda ver a su niño durante su primer año de edad, su pediatra puede revisar el interior de la boca del niño, aplicar barniz de flúor y habar con usted sobre cómo mantener una boca sana.

Recuerde

La caries dental puede prevenirse. Hable con el médico de su niño o dentista para ver si existen señales de caries dental en los dientes del niño o si tiene preguntas sobre los dientes del niño. Con la asistencia necesaria, su niño crecerá con dientes sanos para toda la vida para muchas de sonrisas. 

La AAP recomienda que: 

  • Todos los bebés reciban evaluaciones de riesgo de la salud bucal durante las visitas de control desde los 6 meses de edad y que se les aplique el barniz de flúor periódicamente desde que sale el primer diente hasta los 5 años de edad.
  • Todos los niños deben ser referidos a un dentista desde la edad de 6 meses para establecer un hogar médico dental. Si no hay un dentista disponible, consulte con su pediatra sobre cómo mantener la salud oral de su niño y establecer un hogar médico dental.
  • A todos los niños pequeños desde sus primeros años se les debe realizar un examen general de los dientes y deben recibir asistencia dental siempre que sea posible.
  • Los padres deben restringir los alimentos y bebidas a 3 comidas y 2 refrigerios diarios (con opciones de alimentos saludables y jugo limitado). Exponer a los niños frecuentemente al azúcar de los alimentos y bebidas aumenta la probabilidad de que a los niños les salgan caries dentales.
  • Los padres deben cepillar los dientes de los niños con pasta dental fluorada una vez que vean que el primer diente está saliendo  (erupción del primer diente).  

Información adicional:    

Última actualización
2/20/2016
Fuente
How to Prevent Tooth Decay in Your Baby (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics, Updated 09/2015)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest