Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto

La buena salud bucal comienza temprano

La caries dental (cavidades dentales) es una de las enfermedades crónicas más comunes de la infancia en los Estados Unidos. La buena noticia es que existen formas de prevenirlas. 

Incluso el diente más pequeño puede tener caries. Hay hábitos que usted puede incorporar de inmediato para preservar la salud de los dientes de su bebé. Y, cuando aparezca ese primer diente, hay formas en las que su pediatra también puede mantenerlo sano. Esto es lo que usted debe saber.

¿Quién puede tener caries?

Todos, incluso los bebés, pueden tener caries. Algunas cosas hacen que los niños tengan un riesgo mayor, tal como vivir en la pobreza, pertenecer a una minoría étnica o racial o tener necesidades de atención médica especiales. Existen otras razones por las cuales un niño podría ser de alto riesgo.

  • La madre o el cuidador principal del niño tuvo caries en los 12 meses previos o no tiene acceso a una fuente habitual de cuidado dental.

  • Los dientes del niño tienen manchas blancas. Estas manchas son un signo de que el diente está perdiendo calcio y minerales que lo mantienen fuerte.

  • Los dientes tienen manchas color café, marrones o negras o puede observar huecos (agujeros) en ellos. Esto es un signo de que en el diente están apareciendo caries.

Cómo ayuda el agua

Afortunadamente, el agua potable que su familia consume probablemente tenga fluoruro agregado. El fluoruro es un ingrediente seguro y útil para combatir las caries que se agrega al agua potable desde 1945.

El fluoruro es un mineral natural que puede ralentizar la aparición de caries o evitarlas. Cuando usted bebe agua todos los días, el fluoruro hace que sea difícil para las bacterias que se encuentran en su boca producir ácido. El fluoruro también reconstruye el esmalte dental (la capa exterior del diente) e incluso fortalece los dientes.

Consulte con su agencia de suministro de agua local para averiguar si su agua tiene fluoruro. Los beneficios para la salud funcionan cuando el agua potable tiene 0,7 mg/L de fluoruro. Si el suministro de agua de su comunidad no tiene fluoruro o si usted se abastece de un pozo privado, pregúntele a su médico si debe obtener una receta para gotas o comprimidos masticables de fluoruro para su hijo.

Pasta dental con fluoruro

Apenas salga el primer diente de su hijo, es hora de empezar a utilizar pasta dental con fluoruro. Debe hacerlo de la siguiente manera:

  • Use una cantidad muy pequeña —del tamaño de un grano de arroz— hasta los 3 años. Limpie sus dientes al menos dos veces al día. Es mejor limpiarlos inmediatamente después del desayuno y antes de la hora de dormir.
  • Cuando su hijo tenga 3 años, utilice una cantidad de pasta dental con fluoruro del tamaño de un guisante. Enséñele a su hijo a escupir sin enjuagarse.
  • Es mejor que usted coloque la pasta dental en el cepillo de dientes hasta que su hijo tenga aproximadamente 6 años.
  • A medida que su hijo crezca, déjele usar su propio cepillo de dientes. Hasta que los niños tengan 7 u 8 años, tendrá que ayudarlos a cepillarse dos veces al día durante al menos 2 minutos. Pruebe cepillarles los dientes primero y luego dejar que ellos terminen.

Lo último que debería tocar los dientes de su hijo todas las noches es un cepillo de dientes... 

No duerma a su bebé con un biberón a la noche o a la hora de la siesta. Tampoco es buena idea dejar que su bebé tome un biberón lleno de una bebida dulce o sumergir el chupete de su bebé en algo dulce, como azúcar o miel. Si duerme a su bebé con un biberón, llénelo solamente con agua. Puede darle a su bebé aproximadamente de 4 a 8 onzas de agua por día desde los 6 meses de edad aproximadamente. (Recuerde que la American Academy of Pediatrics [AAP] recomienda la leche materna como única fuente de alimentación para su bebé durante aproximadamente 6 meses).

Pasos especiales para detener la aparición de caries

Cuando su bebé tenga 6 meses, su pediatra comenzará a realizarle controles de salud bucal y aplicar barniz de fluoruro. Los pediatras están entrenados para aplicar barniz de fluoruro porque muchos niños pequeños no visitan al dentista o no tienen acceso a uno hasta que son más grandes. A todos los bebés y los niños se les debe aplicar barniz de fluoruro cada 6 meses hasta que tengan 5 años. Los niños podrían necesitar una aplicación cada 3 meses si tienen un riesgo mayor de tener caries.

El barniz se utiliza para ayudar a prevenir o ralentizar la aparición de caries. Se pinta con él la parte superior y los costados de cada diente y se endurece rápidamente. El proceso es seguro y no provoca dolor.

Está incluido en su plan

El barniz de fluoruro (flúor) es un “servicio de cuidado preventivo" para los niños. Esto significa que todos los planes de seguro de salud tanto públicos como privados deben cubrir el barniz de fluoruro. Los pacientes o las familias no deben compartir ninguna parte del costo.​

​ ​

Recuerde

La salud bucal empieza temprano. Esté preparado para hablar de su plan familiar para un “hogar dental". Todos los niños necesitan tener acceso a un dentista para una atención habitual. Visite al dentista de su hijo cuando este cumpla un año o dentro de los seis meses posteriores a la salida de su primer diente. En esta primera visita, su dentista puede revisar fácilmente los dientes de su hijo y determinar la frecuencia de los controles dentales futuros.

Información adicional:​



Última actualización
1/13/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos