Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

La AAP detalla los criterios para el financiamiento de la salud infantil

Los beneficios de la actual cobertura médica deben ser protegidos y expandidos para que cubran a todos los niños. 

La American Academy of Pediatrics, en respuesta a los cambios propuestos del sistema de salud, publicó una declaración de política que apoya conservar la estructura del programa de Medicaid, incluyendo su expansión, y se opone a sacrificar cualquier progreso que se haya logrado para obtener atención médica integral de alta calidad y a precios módicos para todos los niños.  

La declaración de política de la AAP titulada, "Criterios para el financiamiento de la salud infantil" (en inglés) se publicará en el número de septiembre del 2017 de Pediatrics, pero será publicado en línea el 17 de julio. El comunicado reafirma la convicción de que los seguros médicos públicos y privados deben conservar los beneficios existentes para todos los bebés, niños, adolescentes y adultos jóvenes hasta los 26 años de edad. La Academia recomienda tomar medidas adicionales para reducir más los índices de personas no aseguradas, garantizar cobertura de beneficios esenciales y eliminar las barreras operacionales para obtener atención médica oportuna.   

"Como médicos, nos guiamos por el principio fundamental de no hacer daño", dijo el presidente de la AAP, Fernando Stein, MD, FAAP". El costo a largo plazo para la sociedad será mucho mayor si no proporcionamos atención médica esencial a los miembros más jóvenes y más vulnerables de nuestra población de hoy". 

Más que nunca, muchos más niños y adultos jóvenes han logrado recibir cobertura médica desde la aprobación del la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, por sus siglas en inglés) desde la creación del programa Medicad in 1965. Desde que ACA se convirtió en ley, el índice de los niños menores de 18 no asegurados bajo del 9,7 por ciento al 4,8 por ciento. Esta reducción histórica en el número de los niños no asegurados se debe en gran parte al programa de Medicaid, el Programa de Seguro Médico Infantil (CHIP, por sus siglas en inglés) y a cambios claves del ACA de los planes de seguro médico patrocinados por empresarios, y planes de mercado de seguros que trabajaron de forma coordinada. La presente propuesta de salud del Congreso y la Administración revertirá el progreso que hemos logrado, y creará índices más altos de niños sin seguro, niveles más bajos de beneficios necesarios y reducción al acceso de la debida atención médica para el desarrollo durante toda la infancia.  

Al mismo tiempo, los Estados Unidos se han beneficiado de los avances en medicina pediátrica, lo que ha disminuido la mortalidad infantil, aumentado los índices de vacunación y disminuido el índice de admisiones hospitalarias de niños que se pueden prevenir. 

"Como país, hemos logrado un gran progreso durante la última década reduciendo el número de niños que no tienen seguro médico más del 50 %, aumentando la cobertura de beneficios esenciales para los niños, y garantizando seguro médico asequible para las familias y niños que antes no podían obtener cobertura. Simplemente no podemos permitir y debemos oponernos enérgicamente a renunciar a estas ganancias para no perjudicar a los niños", dijo Mark L. Hudak, MD, FAAP y autor principal del informe.   

"Los Estados Unidos pueden y deben hacer más para garantizar que a ningún niño le falte acceso a la atención médica necesaria". 

En su declaración de política, la AAP hace un llamado al Congreso para mejorar la amalgama de programas de seguros públicos y privados, expandir la financiación de Medicaid y garantizar el acceso continuo para los 37 millones de niños que dependen de este programa, y expandir la financiación del programa CHIP por cinco años más. El programa CHIP cubrió a 8,9 millones de niños solamente en el año fiscal del 2010, señala el comunicado. 

De acuerdo con la AAP, un plan integral para el sistema de salud debe incluir los siguientes objetivos: 

  •  Seguro médico universal, de calidad y asequible para todos los que viven en los Estados Unidos, independientemente del nivel de ingreso, estructura familiar o situación migratoria desde el nacimiento hasta los 26 años de edad. 

  • Cobertura de beneficios pediátricos esenciales. Estos incluyen, pero no están limitados a la atención prenatal y para recién nacidos; visitas domiciliarias después del parto; servicios preventivos y de bienestar; atención de urgencia y emergencia; y servicios para tratamientos odontológicos, atención de salud del comportamiento y la salud mental, salud reproductiva y el tratamiento de los trastornos por abuso de sustancias. 

  • "Costos compartidos" (copagos, deducibles y coaseguro) que estén estructurados para habilitar el cuidado preventivo, que inciten al uso prudente de otros servicios de atención médica y que sean asequibles en relación con el ingreso de la familia.

  • Pagos apropiados para los proveedores que fortalecen el hogar médico, y ayudan a los médicos a coordinar los servicios y la atención.  

"Reformas que estén dirigidas solamente a reducir los costos de la atención médica perjudican a los niños", dijo el Dr. Stein.  "Debemos evaluar qué funciona y que no en el modelo actual y enfocarnos en mejorar el sistema donde existan deficiencias. Esto requerirá un enfoque reflexivo e integral".  

Publicado
7/17/2017 12:15 AM
Síganos