Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

La American Academy of Pediatrics actualiza su guía para prevenir y tratar la infección por estreptococo del grupo B en los bebés

Newborn infant in hospital. Newborn infant in hospital.

Los pediatras actualizan las recomendaciones de atención neonatal que, junto con las revisiones a las pautas de atención a las madres del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, reemplazan a las pautas de prevención de los CDC 2010 para el tratamiento de infecciones por estreptococo del grupo B.

La American Academy of Pediatrics, que publica un informe clínico sobre la atención de los bebés con riesgo de contraer infección por estreptococo del grupo B, afirma que apoya la prueba universal de detección para las madres embarazadas para que el tratamiento con antibióticos sea suministrado durante el parto para proteger al recién nacido.

La AAP se une al Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos para actualizar las pautas de práctica que fueron elaboradas antes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y que fueron actualizadas por última vez en el 2010. En publicaciones separadas pero alineadas, ambas organizaciones proporcionan una guía a los médicos clínicos sobre la atención neonatal y obstétrica.

"La AAP se complace en apoyar las políticas de la atención a las madres para ayudar a proteger a los bebés de la enfermedad, que puede tener consecuencias graves y en algunos casos mortales", dijo la autora principal del informe, Karen M. Puopolo, MD, PhD, miembro del Comité sobre Fetos y Recién Nacidos de la AAP. "Sabemos que, si tomamos medidas preventivas durante la atención prenatal, y tratamos a la madre con antibióticos durante el parto, podemos prevenir la infección en los bebés. Esto es de particular importancia para los bebés prematuros que se enfrentan a riesgos mayores".

El informe clínico de la AAP titulado, "Tratamiento de los bebés con riesgo de infección por estreptococo del grupo B" (en inglés) será publicado en el número de agosto de 2019 de Pediatrics. La Opinión del Comité ACOG sobre la prevención del inicio precoz de la infección por estreptococo del grupo B en bebés fue publicada en línea el 25 de junio, y aparece en el número de julio de 2019 de la publicación Obsetrics & Gynecology (Obstetricia y Ginecología). 

"La ACOG se complace en publicar sus pautas revisadas, que incorporan recomendaciones actualizadas para realizar  pruebas de detección  de rutina del estreptococo del grupo B entre las semanas 36 0/7 y 37 6/7 de gestación. Esta prueba de detección antes del parto, junto con otras recomendaciones vigentes, continuará proporcionando una guía a los obstetras sobre la prevención de la transmisión de la infección por estreptococo del grupo B a los recién nacidos, que es un objetivo que comparten los obstetras/ginecólogos y los pediatras", dijo Ted L. Anderson, MD, PhD, presidente de la ACOG.

"Esperamos que trabajando juntos para actualizar estas importantes recomendaciones, ACOG y la AAP reducirán aún más las infecciones en los recién nacidos, ayudando a que más bebés tengan un comienzo sano en sus vidas".

Ambos grupos apoyan la prueba universal de detección y cuando es apropiado, los antibióticos para prevenir que la bacteria estreptococo del grupo B se transmita de la madre al bebé antes o durante el parto. Debido a que estas recomendaciones fueron establecidas por primera vez en 1990, la incidencia a nivel nacional del inicio precoz de la infección por estreptococo del grupo B ha declinado de 1,8 casos por cada 1.000 nacimientos vivos a 0,23 casos por cada 1.000 nacimientos vivos en el 2015.

Estas son algunas de las recomendaciones de la AAP para el cuidado del bebé:

  • Administrar antibióticos durante el parto, cuando es indicado de acuerdo con las recomendaciones del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, para proteger al recién nacido de la transmisión de la bacteria del estreptococo del grupo B.  

  • Cuando se haga la prueba de riesgo de la infección por EGB en el recién nacido, debe dárseles especial atención a los bebés nacidos a las ≥35 0/7 semanas de gestación y a aquellos nacidos a las ≤34 6/7 semanas de gestación. Los bebés nacidos a las 34 6/7 semanas de gestación son prematuros y corren mayor riesgo de sufrir inicio precoz de sepsis, incluyendo la infección por estreptococo del grupo B.  

  • El inicio precoz de la infección por estreptococo del grupo B debe ser diagnosticado con un examen de sangre o por un cultivo de líquido cefalorraquídeo

  • La evaluación de la aparición tardía de la infección por estreptococo del grupo B, que está ligada con los partos prematuros, debe ser basada en síntomas clínicos de enfermedad. 

  • Nuevas recomendaciones de dosificación para el tratamiento neonatal y de bebés con infección por estreptococo del grupo B. El antibiótico preferido para los casos confirmados de infección por EGB es la penicilina, seguido por la ampicilina.

"La bacteria del estreptococo del grupo B puede existir en muchos de nosotros sin causar problemas, y una mujer sana embarazada puede tenerla sin sentirse enferma o mostrar síntomas de la enfermedad", dijo Ruth Lynfield, MD, FAAP, miembro del Comité de Enfermedades Infecciosas de la AAP y coautora del informe. "Sin embargo, para los bebés que contraen la infección puede ser muy peligroso, hasta mortal cuando conduce a sepsis, meningitis o neumonía".

El inicio precoz de la infección por estreptococo del grupo B puede ocurrir en los primeros seis días después de un nacimiento vivo, y es más común, y con frecuencia mortal, para los bebés prematuros. Todavía no existe una estrategia eficaz para prevenir el inicio tardío de la enfermedad, que con frecuencia ocurre entre siete y 89 días de edad, de acuerdo con la AAP.

Cerca de un 20 % a un 30 % de las mujeres embarazadas en los Estados Unidos portan la bacteria en sus vías gastrointestinales y genitales, la cual puede ser transmitida al bebé un poco antes o durante el parto. Cerca de la mitad de los bebés que nacen de mujeres portadoras de la bacteria del estreptococo del grupo B que no han sido tratadas con antibióticos adquieren la bacteria, lo que conduce una infección invasora en cerca del 1 % al 2 % de ellas.

Los expertos reconocen que no tienen todas las respuestas sobre el impacto a largo plazo para la salud de los antibióticos cuando son administrados durante el parto, ya que el tratamiento impacta el microbiota intestinal (flora) la cual se desarrolla y diversifica durante la infancia temprana.

"Esperamos poder identificar más maneras de prevenir estas infecciones, tales como una vacuna que podría ser usada en todo el mundo", dijo el Dr. Puopolo. "Estas pautas son la herramienta más eficaz que tenemos en la actualidad para proteger a los bebés y salvar vidas".

 Información adicional:



Última actualización
7/8/2019
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos