Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

La declaración de política de la American Academy of Pediatrics ofrece guía sobre el cuidado y defensa de los niños y familias inmigrantes

Hispanic girl in doctor's office. Hispanic girl in doctor's office.

 A medida que las comunidades se tornan más diversas, los pediatras cumplen una función importante ayudando a las familias con sus necesidades de salud por medio de competencias básicas y defensa.

Instando equidad en materia de salud para los niños inmigrantes, la American Academy of Pediatrics (AAP) publicó una declaración de política que describe cómo la atención compasiva y el entendimiento cultural fortalece a las familias, fomenta resiliencia individual y enriquece a la sociedad en general.

La declaración de política titulada, "Atención médica para niños y familias inmigrantes" (en inglés), publicada en el número de septiembre de 2019 de Pediatrics, ofrece una guía a los médicos que tratan a los niños inmigrantes y ofrece oportunidades para su defensa, y barreras a superar.

"Como todos los niños, cuando los niños de familias inmigrantes están sanos, felices y con la capacidad de ayudar a otros, enriquecen y avivan nuestras comunidades", dijo Julie M. Linton, MD, FAAP, autora principal de la declaración de política. "Las fortalezas de los niños son más evidentes cuando están lo más sanos posible, y los pediatras pueden y están dispuestos a ayudar a que esto suceda".

En la declaración, la AAP trata el tema de cómo las políticas federales de inmigración pueden afectar la salud de los inmigrantes, el acceso a servicios de salud y los resultados en materia de salud a largo plazo. El creciente temor sobre el uso de programas públicos y el estado de inmigración han disuadido a algunas familias a utilizar estos programas, independientemente de si cumplen o no los requisitos.

Detener y separar a las familias es contraproducente y amenaza la salud de los niños a corto y largo plazo, de acuerdo con la AAP. Mantener a las familias juntas y proteger a los más vulnerables, como los son los niños sin padres o tutores, debe ser un factor a tener en cuenta en la reforma integral de inmigración, de acuerdo con el informe.

"Uno de cada cuatro niños en los Estados Unidos nació en un país diferente o tiene un padre o madre que nació fuera de los Estados Unidos", dijo Andrea Green, MDCM, FAAP, coautora de la declaración. "Todos los niños deben recibir servicios de salud equitativos con sensibilidad a las diferencias culturales, con enfoque en temas de salud global y que fomenten la resiliencia y la integración en la comunidad. 

La AAP exhorta a los pediatras a empezar esta labor en sus consultorios, examinando primero sus propios prejuicios inherentes. La AAP también recomienda:

  • Integrar servicios de salud mental, trabajo social y capacitación para navegar servicios para el paciente y problemas legales dentro de la práctica médica o en una oficina cercana que ofrezca estos servicios.

  • Proporcionar intérpretes capacitados que puedan asistir en persona, por teléfono o video para facilitar la comunicación con las familias. La AAP no recomienda que la familia de los pacientes, amigos o sus propios niños sirvan de intérpretes.

  • Ofrecer capacitación al personal para trabajar de forma eficaz con agencias de servicios de idiomas y de crecimiento profesional sobre la salud del inmigrante y competencias conexas.

  • Que, durante el trabajo con pacientes, el médico debe tratar de identificar señales de trauma y examinar los determinantes sociales de la salud, tales como el acceso a alimentos nutritivos, vivienda segura y educación.

  • Determinar el desarrollo de los niños, la capacidad de aprendizaje y comportamiento, independientemente de la edad.

La AAP hace un llamado para que el gobierno federal y las organizaciones comunitarias privadas que trabajan con los niños inmigrantes adopten políticas que protejan y le den prioridad a la salud, seguridad y bienestar de los niños. 

La AAP también recomienda que: 

  • La cobertura médica sea proporcionada a todos los niños, independientemente de su estado de inmigración.

  • Las organizaciones públicas y privadas que pagan los seguros contraten servicios de intérpretes y traductores calificados.

  • Los niños inmigrantes no deben ser detenidos ni separados de sus padres.

  • Las actividades para aplicar las leyes de inmigración no deben realizarse cerca de lugares problemáticos, tales como hospitales, escuelas, guarderías o lugares de culto.

  • Los niños que se encuentran en procesos de inmigración deben recibir representación legal sin costo facilitada por asociaciones medicolegales, tales y como Kids in Need of Defense - KIND (Niños que necesitan defensa) y Centro de Refugiados e Inmigrantes para la Educación y Asuntos Legales (RAICES, por sus siglas en inglés).

"Todos los niños merecen ser tratados con compasión y respeto, se les debe dar un comienzo saludable en la vida y educación para ayudarlos a alcanzar su potencial", dijo la doctora Linton. "Al crear asociaciones con familias y otros profesionales en nuestras comunidades podemos ofrecer servicios que ayudan a sacar adelante a las familias. Al mejorar nuestra comprensión y entendimiento de otras culturas, logramos hacernos más fuertes en el proceso.

Información adicional:


 
Publicado
8/19/2019 12:00 AM
Síganos