Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

La American Academy of Pediatrics ofrece orientación clínica sobre mutilación genital femenina o ablación

Los pediatras pueden encontrarse con pacientes que fueron sometidas a ese procedimiento en otro país o en Estados Unidos.

La American Academy of Pediatrics aborda la práctica médicamente innecesaria de la mutilación genital femenina o ablación en un nuevo informe clínico que reconoce que el procedimiento, si bien es ilegal en la mayoría de los países, sigue llevándose a cabo en niñas y adolescentes y puede causar daños para toda la vida.

El informe clínico titulado, “Diagnóstico, manejo y tratamiento de la mutilación genital femenina/ablación en niñas" (en inglés), se publicó en el número de agosto de 2020 de Pediatrics. El informe proporciona a los pediatras orientación sobre cómo aconsejar a las familias y examinar y tratar a las pacientes que podrían haber sido sometidas o que estén considerando someterse a esta práctica.

Si bien es ilegal en Estados Unidos, igual ocurre, y es probable que los pediatras trabajen con familias inmigrantes que vienen de países donde se practica. Lo más frecuente es que el procedimiento se lleve a cabo desde los primeros años de vida hasta la adolescencia. No aporta ningún beneficio médico. La práctica conlleva la posibilidad de complicaciones graves, dolor y daños a largo plazo.

“Sabemos que estos procedimientos pueden causar daños físicos y emocionales, y puede afectar gravemente la salud urológica, reproductiva, sexual y mental de una niña", dijo Janine Young, MD, FAAP, autora principal del informe.

“Esperamos fomentar conversaciones sensibles con las familias para ayudar a los pediatras a establecer una relación de confianza y hacer preguntas y ofrecer consejos de una manera sensible, sin emitir juicios de valor", dijo.

La mutilación genital femenina implica la ablación médicamente innecesaria de partes o la totalidad de los genitales femeninos externos. Se estima que en el 2018 había en el mundo alrededor de 200 millones de niñas y mujeres vivas que habían sido sometidas a una mutilación genital. El procedimiento se considera una violación de los derechos humanos básicos y se lleva a cabo sin el asentimiento de la niña.

La AAP recomienda:

  • Los médicos no deben realizar ningún tipo de mutilación genital en bebés, niñas ni adolescentes, y deben aconsejar activamente a las familias que no lo hagan.

  • En los exámenes de control de salud hay que revisar los genitales enfermos de todas las niñas (inclusive la identificación del prepucio del clítoris y el clítoris mismo, los labios mayores y los labios menores), con el asentimiento o consentimiento de la niña o la adolescente (según corresponda de acuerdo con la etapa del desarrollo), el consentimiento de los padres o tutores y en presencia de un acompañante adecuado.

  • Es posible que se necesiten consultas para procedimientos de diagnóstico o tratamiento con un especialista, por ejemplo, un pediatra con experiencia en casos de abuso infantil, un ginecólogo pediátrico (para niñas pequeñas), un ginecólogo (para niñas preadolescentes y adolescentes), o un urólogo.

  • Es necesario desarrollar una capacitación estandarizada vinculada con la identificación, el tratamiento, el manejo y abordajes de comunicación culturalmente adecuados, y dictar esa capacitación a los profesionales de la atención médica que trabajan con comunidades afectadas por la mutilación genital femenina.

  • Si se sospecha que la mutilación ocurrió en los Estados Unidos, o a modo de “ablación en vacaciones" después de haber inmigrado a Estados Unidos, será preciso evaluar a la niña o adolescente por un posible abuso.

  • Asimismo, la expresión de una intención de llevar a cabo una mutilación o corte ya sea en Estados Unidos o en el extranjero, también debe generar una denuncia a los Servicios de Protección Infantil si no fuera posible disuadir a los padres o cuidadores.

  • Se recomienda involucrar a las comunidades afectadas para el desarrollo de estrategias de educación y prevención basadas en la comunidad.

La AAP, las Naciones Unidas, la Organización M​undial de la Salud, la Federación Internacional de Obstetricia y Ginecología y la Asociación Médica de los EE. UU. se encuentran entre las organizaciones que se oponen rotundamente a todas las formas de mutilación genital femenina.

Información adicional:


Publicado
8/25/2020 12:00 AM
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2020)
Síganos