Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

Fiebre en recién nacidos: tratamiento para bebés que no tienen otros síntomas

Cuando un bebé menor de dos meses tiene fiebre, es natural que las familias y sus pediatras se preocupen. Si bien la mayoría de los casos de fiebre no conducen a una enfermedad grave, puede ser difícil identificar inmediatamente la causa de la fiebre en el bebé y, al mismo tiempo, evitar pruebas u hospitalizaciones innecesarias.

En una nueva guía para la práctica clínica, la American Academy of Pediatrics (AAP) responde la gran cantidad de preguntas que surgen en la evaluación de bebés de entre 8 y 60 días que, excepto por la fiebre de 100.4° F (38° C) o más, no presentan otros síntomas. La guía "Evaluation and Management of Well-Appearing Febrile Infants 8–60 Days Old" (Evaluación y manejo de bebés de entre 8 y 60 días con fiebre como único síntoma) está publicada en el número de agosto de 2021 de la revista científica Pediatrics.

Fiebre: un signo de que algo anda mal

"A esta edad, los bebés son demasiado pequeños para describir cómo se sienten, por lo cual la fiebre es una señal importante de que algo anda mal", dijo Benard Dreyer, MD, FAAP, uno de los autores de la guía, escrita por el Subcomité de fiebre en bebés del Consejo de mejora de la calidad y seguridad del paciente de la AAP.

"A medida que sabemos más sobre los riesgos y los beneficios de tratar a los bebés, ofrecemos recomendaciones basadas en evidencias para que los médicos tengan en cuenta. También reconocemos el papel significativo que tienen los padres en el proceso de toma de decisiones como participantes informados del proceso", completó.

Alrededor de 14 de cada 1,000 bebés saludables nacidos en término presentan fiebre entre los 8 y los 60 días de vida, según la AAP. A más del 10% de los bebés con fiebre se les diagnostica infección de las vías urinarias. La probabilidad de una infección bacteriana más invasiva es mucho más baja: menos del 0.05 % de los bebés desarrollan meningitis, la infección más grave. Algunas otras infecciones en bebés incluyen neumonía, sepsis y gastroenteritis.

La guía de la AAP divide las recomendaciones en tres rangos etarios de bebés: de 8 a 21 días; de 22 a 28 días; y de 29 a 60 días. En su primera semana de vida, los recién nacidos tienen necesidades diferentes que no están incluidas en el informe.

La guía, que fue sometida a una revisión de la evidencia encargada por la Agencia de Investigación y Calidad de la Asistencia Médica, divide las recomendaciones para la evaluación y la atención, y califica la calidad de la evidencia disponible en la que se basan las recomendaciones. También se detallan los riesgos y los beneficios, incluidos los relacionados con procedimientos invasivos, como una punción lumbar o una cateterización de la vejiga.

Llame a su pediatra

"Siempre que un bebé pequeño presente fiebre, los padres deben llamar a su pediatra para que evalúe al bebé", dijo Sean O'Leary, MD, MPH, FAAP, uno de los autores de la guía. "La mayoría de los niños no tienen problemas, pero algunos tienen infecciones graves y, a una edad tan temprana, es casi imposible que los padres puedan distinguir entre alguien que tiene una infección grave y alguien que no".

Más información


Publicado
7/19/2021 12:00 AM
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2021)
Síganos