Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

Informe clínico de la AAP: Cómo ayudar a las familias militares a navegar los sistemas de atención médica para sus hijos

Military father with daughter. Military father with daughter.

Traslados y transiciones frecuentes pueden ser difíciles para los niños que reciben cuidado en consultorios médicos militares y civiles.

Los niños de familias militares en los Estados Unidos enfrentan dificultades debido a las frecuentes mudanzas y los despliegues militares de sus familiares, sin embargo, muchos muestran resiliencia cuando tienen apoyo de la familia y la comunidad.

La American Academy of Pediatrics ofrece una guía para los niños y las familias en un informe clínico titulado, "Necesidades de salud y salud mental de los niños de familias militares" (en inglés), que actualiza las recomendaciones publicadas en el 2013. El informe ofrece un contexto de la cultura militar y recursos para ayudar a las familias, incluyendo a aquellas que tienen niños con necesidades especiales.

"El sistema militar de salud es extenso y puede ser difícil navegarlo, especialmente para las familias que están en transición o se están trasladando", dijo el pediatra CDR Chadley R. Huebner, MD, MPH, FAAP, autor principal del informe. "Esperamos poder dotar a los pediatras con herramientas para identificar los problemas comunes y brindarles recursos para las familias militares".

Cerca de 58 % de 2,2 millones de miembros que sirven en el servicio activo y el la Guardia Nacional y Reservas tienen familias, y 40 % tienen por lo menos dos niños, de acuerdo con el informe. Debido a su amplia distribución geográfica, los niños de familias militares reciben atención en prácticas médicas militares y civiles, algunas veces en lugares remotos.

Los niños de militares pueden verse sometidos a mudanzas a diferentes lugares entre cada dos a cuatro años, y a cambios de escuela hasta 9 veces para cuando cumplen 18 años, de acuerdo con el informe. Un estudio extenso sobre niños en familias militares reveló que aquellos que se habían trasladado el año previo tenían más consultas de salud mental comparados con aquellos que  no se habían mudado. Los adolescentes afectados también fueron sometidos a más hospitalizaciones psiquiátricas y a visitas a los departamentos de emergencia.

La investigación que examinaba el impacto del despliegue militar en los niños demostró que cuando la persona a cargo del niño estaba estresada o tenía problemas de salud mental, estos niños corrían mayor riesgo de ser maltratados o de abusar de sustancias.

La AAP recomienda a los médicos:

  • Establecer un proceso clínico para identificar a los niños que están asociados a los militares y documentar el despliegue de los padres, traslados e historiales (antecedentes) de salud mental.

  • Implementar el uso de un instrumento de detección para identificar a los niños en riesgo de sufrir problemas emocionales o de comportamiento.

  • Familiarizarse con el ciclo de despliegues y las reacciones comunes al despliegue.

  • Determinar una lista de recursos comunitarios para las familias de miembros desplegados al servicio militar. La AAP describe en este informe clínico varios programas que ofrecen las fuerzas armadas.

  • Trabaje junto con las escuelas de su localidad para identificar a los niños de familias militares y ofrecer servicios que ayuden a hacer la transición en la próxima mudanza

"Sabemos que los niños tienen una gran capacidad de adaptación, y podemos ayudarlos a encontrar apoyo dentro y fuera de la comunidad de las fuerzas armadas", dijo el Dr. Huebner. "Nuestro objetivo es ayudar a las familias a dondequiera que tengan que ir durante su periodo de servicio".

Información adicional:

Publicado
12/24/2018 12:00 AM
Síganos