Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

La AAP actualiza las recomendaciones para la apertura de escuelas en el otoño de 2021

​​Los pediatras de la nación piden darle prioridad al aprendizaje presencial y aconsejan a las escuelas que se preparen para abordar las necesidades de salud mental de los estudiantes.

En la guía actualizada para el año escolar 2021-22 (en inglés), la American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda la educación presencial en las escuelas y exhorta a todos los que son elegibles a que se vacunen contra el COVID-19.

Además de las vacunas, la AAP recomienda un enfoque múltiple para que la escuela sea segura para todos los estudiantes, maestros y personal. Eso incluye la recomendación de que todas las personas mayores de 2 años usen mascarillas o tapabocas, independientemente del estado de vacunación. La AAP también amplía las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en torno a la ventilación, las pruebas, la cuarentena, la limpieza y la desinfección de los edificios que figuran en la guía actualizada.

Priorizar la educación presencial en las escuelas

"Necesitamos priorizar que los niños regresen a las escuelas junto con sus amigos y sus maestros, y todos tenemos un rol que jugar para garantizar que esto suceda de manera segura", dijo Sonja O'Leary, presidenta del Consejo de Salud Escolar de la AAP. "La pandemia se ha cobrado un precio desgarrador en los niños, y no es solo su educación lo que ha sufrido, sino su salud mental, emocional y física. La combinación de un enfoque múltiple que incluya vacunas, el uso de mascarillas e higiene de manos limpias hará que el aprendizaje presencial sea seguro y posible para todos".

La AAP recomienda el uso de mascarillas para todos porque una parte significativa de la población estudiantil todavía no es elegible para las vacunas, y se ha comprobado que el tapabocas reduce la transmisión del virus y protege a quienes no están vacunados. Muchas escuelas no tendrán un sistema para monitorear el estado de vacunación de los estudiantes, maestros y personal, y algunas comunidades en general tienen una baja aceptación de la vacunación contra el COVID-19 donde el virus puede estar circulando de manera más prominente.

Las investigaciones han demostrado que la apertura de escuelas generalmente no aumenta significativamente la transmisión comunitaria si es implementado con el requerimiento de mascarillas y otras medidas de seguridad. Recientemente, han surgido variantes de COVID-19 que pueden aumentar el riesgo de transmisión y provocar un empeoramiento de la enfermedad. Dada la efectividad de las precauciones de seguridad cuando se usan mascarillas de manera constante, los niños corren un mayor riesgo de sufrir problemas de salud mental y retrasos en el desarrollo si se pierden el aprendizaje en la escuela, según la AAP.

Proteger a los estudiantes no vacunados

"Hay muchos niños y otras personas que no pueden ser vacunados", dijo Sara Bode, MD, FAAP, presidenta electa del Comité Ejecutivo del Consejo de Salud Escolar de la AAP. "Por eso es importante utilizar todas las herramientas de nuestro kit de herramientas para proteger a los niños del COVID-19. El uso de mascarillas generalizado es una de esas herramientas y también se ha demostrado que es eficaz para proteger a las personas contra otras enfermedades respiratorias. También es la estrategia más eficaz para trasmitir mensajes y expectativas consistentes entre los estudiantes sin la carga adicional de tener que controlar el estado de vacunación de todos".

La AAP enfatizó la necesidad de que las escuelas y las comunidades locales utilicen la ciencia y los datos para guiar las decisiones, en el entendimiento de que las políticas están destinadas a disminuir, pero no pueden eliminar el riesgo por completo.

Dados los recientes brotes de COVID-19 en los campamentos de verano, la AAP también publicó una guía actualizada sobre las medidas de seguridad recomendadas en los campamentos. La guía recomienda que los directores de campamento se adhieran a las recomendaciones de los CDC para mantener entornos y operaciones saludables, además de promover la vacunación contra el COVID-19 para todo el personal y los campistas mayores de 12 años que son elegibles para recibir la vacuna. Todos los campistas deben usar tapabocas durante las actividades en el interior.

Otras recomendaciones incluidas en la guía de la AAP:

  • Las escuelas deben estar preparadas para adoptar un enfoque integral para el apoyo a la salud mental.

  • Los recursos adecuados y oportunos para las pruebas de COVID-19 deben estar disponibles y ser accesibles.

  • Las estrategias deben revisarse y adaptarse según el nivel de transmisión viral y la tasa de positividad de las pruebas en la comunidad y las escuelas.

  • Las políticas escolares deben ajustarse para alinearse con la nueva información sobre la pandemia. Los administradores deben refinar los enfoques cuando las políticas específicas no funcionan.

  • Los distritos escolares deben estar en estrecha comunicación y coordinarse con las autoridades de salud pública estatales y/o locales, enfermeras escolares, pediatras locales y otros expertos médicos.

La AAP también insta a las familias a llamar a su pediatra y hacer que los niños se pongan al día con todas las vacunas que pudieron haberse perdido durante la pandemia. Esto incluye recibir una vacuna para protegerse contra la influenza, que, como el COVID-19, puede causar enfermedades graves y la muerte.

"Lo último que queremos al salir de esta pandemia es un brote de otra enfermedad prevenible con vacunas", dijo O'Leary. "Ahora es el momento de que todos trabajemos juntos para mantener a nuestros niños sanos y seguros. Su pediatra puede ayudar a las familias que tengan preguntas o inquietudes sobre el regreso al aula".

Más información​



Publicado
7/20/2021 12:00 AM
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2021)
Síganos