Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Pediatra recuerda las consecuencias de la difteria en los años de 1970

Por Michael O'Halloran, MD, FAAP

La oposición a las vacunas ha sido un problema común desde que comencé en pediatría hace más de 40 años. Por muchas razones, los padres se han rehusado a vacunar a sus niños. En la mayoría de los casos, porque han sido mal informados.
 
Por ejemplo, recuerdo los anuncios al principio de los años 1970 que urgían a los padres a que dejaran de vacunar a los niños y eligieran otro tratamiento alternativo de salud. Conservo este recuerdo vivamente, porque al mismo tiempo estaba muy acongojado y enojado después de haber sido testigo de las consecuencias que enfrentaba un niño por no haber sido vacunado contra la difteria. Era un niño de 11 años que murió de difteria. Él no había recibido sus vacunas. Pudo haber razones para esto, pero quizás se relacionó con el hecho de que la vacuna no estaba disponible en aquella época en su tierra natal, México.  En todo caso, pudimos ayudarlo con algunas de las complicaciones tempranas de la difteria, solo para verlo fallecer más tarde como resultado de una complicación del corazón relacionada con la difteria.
 
Por la misma época, también estaba entristecido cuando vi a una niña 3 años morir de neumonía a causa del sarampión, que es la causa más común de muerte en niños con el sarampión.

La oposición a las vacunas y la información falsa sobre las vacunas ha vuelto a ser un problema en los últimos años. Algunos años después de que la vacuna de la varicela ya estaba disponible, fui testigo de un caso de fascitis de necrotizante, las llamadas "bacterias carnívoras" relacionado con la varicela. La vi en el brazo de un niño que no había recibido la vacuna contra la varicela. Afortunadamente, sobrevivió con medicamentos y con cirugía y se le pudo salvar el brazo.

A veces, cuando un pediatra sugiere las vacunas para un niño, parece que los padres se oponen porque piensan que el médico está diciendo que ellos no tienen derecho a tomar decisiones respecto a su niño. El problema de la autonomía de los padres es, por supuesto, válido y no es lo que se está discutiendo en ese momento. ¡La discusión se trata de que si la vacuna es segura y eficaz y de que las vacunas podrían salvarle la vida a un niño!

Sobre el Dr. O'Halloran:

https://www.healthychildren.org/SiteCollectionImagesArticleImages/OHalloran.JPGMichael O'Halloran, MD, FAAP es un pediatra jubilado con 30+ años de práctica en pediatría general de primera línea para el Sistema de Salud Mayo de la Clínica Midelfort en Eua Claire, Wisconsin (Midelfort Clinic-Mayo Health System in Eau Claire, Wisconsin). Forma parte de la  Sección de los Miembros Veteranos de la American Academy of Pediatrics.

 

La medicina antes de las vacunas:

Este artículo es parte de una serie de experiencias personales contadas por pediatras veteranos sobre cómo era la práctica de pediatría antes de que se estuvieran disponibles las vacunas contra enfermedades como la meningitis, el sarampión y la gripe o influenza. Estos artículos se están publicando en conmemoración del  Mes Nacional de Concientización sobre las Vacunas que se lleva a cabo todos los años en el mes de agosto.

Autor
Michael O’Halloran, MD, FAAP
Última actualización
11/21/2015
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2015)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest