Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Consejos y Herramientas
Tamaño del texto

Pregunta

¿La vacuna contra el COVID-19 protege a los niños de las variantes ómicron y delta del virus?

Katherine Williamson, MD, FAAP

Respuesta

​​​Sí. Ha habido muchas variantes de COVID-19. A veces, un virus muta (cambia) y se vuelve más fuerte o más fácil de propagar de persona a persona. Por ejemplo, las variantes delta y ómicron han provocado que las infecciones por COVID-19 se propaguen rápidamente a más niños y adultos.​

Afortunadamente, la vacuna contra el COVID-19 continúa siendo una herramienta muy eficaz. Recibir la vacuna contra el COVID-19 y, si es elegible, una dosis de refuerzo, también ayuda a evitar que adultos y niños trasmitan el virus a otras personas. A medida que más personas se vacunan por completo y reciben una dosis de refuerzo, los casos comienzan a disminuir y las nuevas variantes no pueden aparecer tan rápidamente.

Si su niño o adolescente es elegible para un refuerzo de la vacuna contra el COVID-19, debería recibir uno de inmediato. Todas las personas mayores de 12 años deben recibir una dosis de refuerzo si han pasado al menos 5 meses desde que completaron su serie primaria de inyecciones de la vacuna COVID-19.

¿Qué es una variante?

Cuando un virus cambia, se forman nuevas variantes y otras variantes se desvanecen. Seguirán apareciendo nuevas variantes. Los científicos de EE. UU. realizan un seguimiento (en inglés) de todas las variantes del virus aquí y en todo el mundo. En los EE. UU., la variante ómicron es ahora la principal variante del virus que causa el COVID-19.

Los científicos todavía están aprendiendo sobre la variante ómicron. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) entienden que cualquier persona con infección por ómicron puede transmitir el virus a otras personas, incluso si están vacunadas o no tienen síntomas.

Es posible que tengamos nuevas variantes, pero ahora también tenemos más herramientas. Éstas incluyen:

  • Vacunas y dosis de refuerzo: las vacunas siguen siendo la mejor medida de salud pública para proteger a las personas de la enfermedad grave y la hospitalización por COVID-19. Las vacunas y los refuerzos también retrasan la transmisión y reducen la probabilidad de que surjan nuevas variantes.
  • Mascarillas: las mascarillas faciales ajustadas adecuadamente para niños de 2 años en adelante nos protegen contra todas las variantes.

  • Pruebas: hacerse la prueba puede brindarle información sobre si su hijo tiene o no COVID-19 y si existe el riesgo de transmitir el virus a otras personas. Hay muchos tipos de pruebas, incluidas las que se pueden usar en casa o si necesita viajar o reunirse con otras personas que no pertenecen a su hogar.

¿Es cierto que las variantes delta y ómicron afectan a las personas más jóvenes?

Sí. La variante delta causa más infecciones y se propaga más rápido que las otras formas del virus que estaban infectando a las personas cuando comenzó la pandemia. La variante ómicron se está propagando más rápido que la variante delta. Esto es lo que sabemos:

  • Sabemos que los niños menores de 5 años aún no pueden vacunarse. En comparación con los niños mayores, los niños menores de 4 años tienen mayor riesgo de ser hospitalizados si están infectados. Casi todos los niños que han sido hospitalizados por la enfermedad COVID-19 no están vacunados.

  • Sabemos que las vacunas contra el COVID-19 actúan muy bien contra todas las variantes.

  • Sabemos que las variantes ómicron y delta pueden infectar a un pequeño grupo de personas completamente vacunadas. Esto se denomina infección intercurrente. Afortunadamente, la mayoría de las personas completamente vacunadas que se infectan tienen una enfermedad más leve. Es menos probable que necesiten atención hospitalaria, incluso con la variante delta.

  • ¡Sabemos cómo detener la enfermedad grave, la hospitalización y la muerte por COVID-19! Todas las personas que puedan vacunarse deben hacerlo. Cuando más personas son inmunes, el virus no puede mutar tan rápido ni producir otras variantes nuevas más contagiosas. Incluso las personas que tuvieron la enfermedad COVID-19 también deben vacunarse.

Recuerde

Al hacer su parte para reducir el riesgo de propagación en su familia y comunidad, está manteniendo seguros a los niños pequeños, junto con los ancianos y las personas inmunodeprimidas, durante un momento difícil. Si tiene alguna pregunta sobre la vacuna para su hijo​, o sobre la salud o la seguridad de su hijo, comuníquese con su pediatra. Nuestro objetivo es mantener a los niños sanos y seguros, y siempre estamos aquí para ayudar.

Katherine Williamson, MD, FAAP

​Katherine Williamson, MD, FAAP, es presidenta del Grupo del Condado de Orange de la American Academy of Pediatrics. Ella es Informaticista de la Red de Atención Primaria en el Children's Hospital of Orange County. Sígala en Twitter y Facebook.

Última actualización
1/13/2022
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos