Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

¿Está listo su niño para entrar al kínder?

No nos referimos solamente al aspecto académico. Las habilidades sociales, emocionales y de conducta de su niño son tan bien críticas para el desempeño en la escuela, y demasiados niños en los Estados Unidos empiezan el kínder sin estas características.  

En este artículo, la America Academy of Pediatrics (AAP) destaca la amplia investigación sobre cómo puede usted determinar si su niño está preparado para la escuela y cómo ayudarlo a prepararse. (Pista: ayudar a su niño a que le vaya bien en la escuela comienza mucho antes del primer día del kínder). 

Por ley, los niños deben estar matriculados a cierta edad en la escuela o en otros programas aprobados. En casi todo el país, la edad requerida es de 5 años para el kínder y 6 años de edad para el primero elemental. El Centro Nacional para Estadísticas Educativas examina los requisitos de cada estado; encuentre los de su estado aquí. (en inglés).

 De acuerdo con el informe de la AAP titulado, "Preparación escolar" (en inglés), las experiencias que viven los niños, desde el nacimiento, juegan un papel muy importante en el estado de preparación del niño para aprender, manejar sus emociones, relacionarse y comunicarse con otros y empezar la escuela listo para aprender y desarrollar todo su potencial.

 ¿Qué significa estar "preparado para la escuela"?

La idea de que algunos niños están listos para la escuela a los 4 o 5 años y otros no es controvertida. Así como algunos niños comienzan a caminar o hablar a diferentes edades, también pueden desarrollar las habilidades psicológicas y sociales necesarias para entrar a la escuela a diferentes edades.

La AAP recomienda un acceso más amplio a centros de educación temprana de alta calidad  y equipar a las escuelas para satisfacer las necesidades de los niños que entran al kínder con diferentes niveles de preparación. Esto es de especial importancia para los niños que requieren de ayuda adicional debido a experiencias adversas sufridas en la infancia (EAI)  o por discapacidades del desarrollo, tales como el trastorno del espectro autista y  trastornos por déficit de atención e hiperactividad.   

Tenga en cuenta lo siguiente cuando esté tomando la decisión de ingresar a su niño al kínder:

  • Preste especial atención al desarrollo de su niño.  ¿Su niño sabe comunicarse?  ¿Tiene buenas habilidades sociales y capacidad para escuchar?  ¿Se podrá llevar bien con los otros niños y con los adultos?  ¿Sabe ir al baño por su cuenta?  ¿Y cómo son sus habilidades para correr, jugar o para usar el lápiz o crayola (lápiz de cera)?  Aquí le ofrecemos 10 hitos o logros a los que debe prestar atención a la edad de 5 años.

  • Hable con el pediatra de sus niños sobre los hitos del desarrollo y sobre recursos disponibles en la comunidad que pueden ayudar.

  • Pídale al maestro de la escuela preescolar o centro de cuidado para niños que le brinde información sobre su niño. Él o ella puede con frecuencia comunicarle información útil y observaciones objetivas.

  • ¡Confíe en su instinto, usted es la persona que conoce mejor a su niño!

Hitos de la preparación escolar

Estos son algunos importantes logros del desarrollo que ayudan a una transición a la escuela sin contratiempos:

  • Desarrollo sensorial, la habilidad de utilizar el tacto, la vista y la audición para explorar y tratar de descifrar el mundo que los rodea.

  • Desarrollo social, emocional y del comportamiento, tal y como ser capaz de:

    • Enfocarse y prestar atención

    • Controlar sus impulsos y emociones

    •  Turnarse

    • Cooperar y seguir instrucciones

    • Hacer amigos

    • Empatizar con los otros

    • Controlar y comunicar emociones

    • Limitar comportamientos agresivos

  • Destrezas tempranas del lenguaje, alfabetización y matemáticas, tales y como ser capaz de hablar, escuchar, entender conceptos como la asociación entre la vocal y su pronunciación, los números, figuras y cómo los objetos se relacionan los unos con los otros.  

Comentarios sobre las pruebas de exploración para entrar al kínder o evaluaciones para determinar preparación:

Algunas escuelas pueden realizar sus propias pruebas para evaluar las habilidades de su niño. Los llamados "exámenes para determinar la preparación" tienden a centrarse en su mayoría en destrezas académicas, pero también pueden evaluar aspectos del desarrollo. Estar pruebas no distan de ser perfectas, algunos niños que tienen resultados bajos les va bien en la escuela. 

La AAP cree que hacer evaluaciones para el kínder o realizar pruebas para determinar preparación debe usarse solo como una guía para elaborar el currículo y la instrucción, y como apoyo a los grupos diversos de niños en lugar de utilizarse como una forma para controlar el acceso de los niños a la escuela

Así que, si la prueba o evaluación identifica algunas áreas donde parece que su niño está un poco rezagado (atrasado), utilice la información para ayudarlo a usted y a la escuela a elaborar un plan para la atención especial que puede necesitar en el kínder y en los años venideros.

Usted es la persona que puede trabajar más por los intereses de su niño. Compartir la información con el maestro de su niño y otros miembros del personal de la escuela puede ayudarlos a estar preparados para ayudar a su niño. Así mismo, usted está estableciendo o fomentando una alianza para la educación de su niño que puede y debe continuar durante toda su niñez.

Limite el uso de aplicaciones y programas para niños en edad preescolar, incluso si son educativos.

Las actividades en línea para preescolares, aplicaciones y programas educativos no deben ser utilizados como reemplazo del aprendizaje que se logra con interacciones cara a cara y experiencias de la vida real. La AAP recomienda que el  tiempo de pantalla, con la excepción de las charlas por video, debe evitarse en los niños menores de 18 meses de edad.  Use el  Plan para el consumo mediático de su familia de la AAP  para ayudarlo a equilibrar el tiempo que pasa frente a una pantalla y el tiempo que pasa explorando el mundo, comunicándose y socializando con las personas a su alrededor que es tan importante para el desarrollo del niño..

Conceptos erróneos sobre la entrada demorada al kínder

Algunos padres de familia creen que podría ser prudente demorar el ingreso al kínder aunque el niño tenga la edad suficiente para entrar al colegio, especialmente si su cumpleaños es cercano a la edad requerida para su inscripción (matricularlos). Esta demora para entrar al colegio se practica en algunos estados y se está considerando terminar su legislación. 

Los padres que demoran el ingreso al kínder de su niño pueden pensar que le están dando una mejor oportunidad de tener mejor rendimiento académico, en los deportes y en ambientes sociales si él o ella tienen más edad que el promedio de los niños en su clase. Esto no es necesariamente el caso.

De acuerdo con la AAP, identificar a los niños como que "no están listos" para el kínder y demorar su ingreso a la escuela puede impedirles que estén en el mejor ambiente posible para el aprendizaje. 

Aunque existe alguna evidencia de que los niños más pequeños (de menos edad) en la clase pueden tener algunos problemas académicos, la mayoría parecen dejar de subsistir cuando llegan al tercero o cuarto de primaria. Por otra parte, investigación adicional sugiere que los niños que tienen mayor edad para su clase pueden estar en un riesgo mucho mayor de tener problemas de comportamiento cuando llegan a la adolescencia.

La educación temprana empieza y termina en casa.

Usted es el primer y más importante maestro de su niño. Deje a un lado su teléfono inteligente. Refuerce los conceptos que su niño aprende en el preescolar. Tómese el tiempo de hablar con sus niños sobre los aspectos de su día, incluyendo lo que hicieron en el colegio. Organice algunas actividades que puede hacer con sus niños, tal y como un proyecto de arte.  Aquí le ofrecemos algunas ideas.

Si tiene preguntas referentes a si su niño está o no listo para ingresar a la escuela, siempre puede hablar con su pediatra.

Información adicional:

 

Última actualización
7/23/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright @ 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos