Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Dolor en el pecho en los niños: causas comunes y cuándo preocuparse

Por: Markus S. Renno, MD, MPH, FAAP y Tim Thomas, MD, FAAP

Muchos niños dicen que les duele el pecho en algún momento durante su crecimiento y su desarrollo. Es muy poco común que el dolor en el pecho  en los niños se deba al corazón. No obstante, no dude en consultar a su pediatra para averiguar la razón de los dolores. Muchas veces, la causa puede determinarse respondiendo algunas preguntas sobre la molestia y sometiendo al niño a un examen físico cuidadoso.

¿Cuál es la causa más común del dolor en el pecho en los niños?

La mayoría de los niños que se quejan de dolor en el pecho tienen dolor osteomuscular en el pecho, que es un dolor que se origina en los músculos o los huesos en el pecho y sus conexiones. Existen tres causas comunes del dolor osteomuscular en el pecho:

  • Un espasmo o calambre de los músculos y nervios de la pared torácica. Estos vienen y van y pueden ser muy dolorosos. En ocasiones, se hace referencia a estos dolores como “síndrome de captura precordial".

  • Toser muy fuerte o muy seguido durante un resfriado también puede causar dolores en el pecho.

  • La “costocondritis" es el dolor causado por la inflamación del cartílago que conecta los huesos del pecho.

El dolor osteomuscular en el pecho no se debe a ningún problema con el corazón y no es peligroso. Los medicamentos analgésicos, tales como el ibuprofeno, pueden ayudar a aliviar el dolor y reducir la inflamación presente. Hable con su pediatra sobre cómo usar de manera segura el ibuprofeno y cualquier otro medicamento analgésico.

¿Qué otras cosas causan el dolor en el pecho en los niños?

Otras causas comunes del dolor en el pecho incluyen:

  • La neumonía (infección pulmonar) puede causar irritación alrededor de los pulmones, que puede ser muy dolorosa, especialmente al respirar. A veces, esto se llama pleuritis.

  • Los niños a veces describen sus dificultades para respirar como consecuencia del asma como dolor en el pecho.

  • El reflujo ácido del estómago hacia el esófago puede quemar y ser doloroso. Esto se llama enfermedad de reflujo gastroesofágico o acidez estomacal.

  • Algunos niños describen las respuestas emocionales al estrés y la ansiedad como “dolor" en el pecho. Otros pueden quejarse de molestias para llamar la atención. Su pediatra puede determinar que esta es la causa del dolor en el pecho de su hijo mediante un proceso de eliminación.

  • En casos muy poco comunes, la causa del dolor en el pecho en los niños es un problema cardíaco.​

​​​Señales de advertencia que deben generar preocupación por un problema cardíaco:

    • ​​Dolor en el pecho durante el esfuerzo físico, el ejercicio o la actividad física

    • Dolor y presión en el pecho que no desaparecen

    • Dolor en el pecho después de una disminución inesperada en la capacidad de hacer ejercicio a lo largo de días a semanas

    • Dolor en el pecho segu​ido de un desmayo o casi un desmayo

    • Dolor en el pecho en niños que nacieron con defectos cardíacos (enfermedad cardíaca congénita)

    • Dolor en el pecho en niños que han padecido la enfermedad de Kawasaki

    • Dolor en el pecho en niños que tienen una causa genética de colesterol alto

    • Dolor en el pecho en niños que tienen un familiar que murió por motivos inexplicables

    • ​Dolor en el pecho en niños que tienen un familiar que padece cardiomiopatía

    ¿Qué es un ataque cardíaco y por qué puede sucederle a un niño?​​

    Las arterias coronarias son arterias muy pequeñas que envuelven el corazón para proporcionar oxígeno al músculo cardíaco. Cuando estas arterias se obstruyen por cualquier motivo, el corazón no recibe suficiente oxígeno. Esto es lo que se conoce comúnmente como un ataque cardíaco.

    Es muy poco usual que un niño sufra un ataque cardíaco, a menos que tengan un recorrido o un origen anómalo de las arterias, o una enfermedad del músculo cardíaco. Los ejemplos de estas situaciones incluyen:​

    • ​La cardiomiopatía hipertrófica es una anomalía del músculo cardíaco que hace que sea muy grueso. Ocurre en alrededor de 1 de cada 200 personas. Debido a que el músculo es muy grueso, a veces necesita más oxígeno que el que las arterias coronarias pueden proporcionar. Esto no solo daña el músculo, sino que, con el paso del tiempo, también pone al corazón en riesgo de tener un ritmo cardíaco anormal, que puede poner en peligro la vida. La cardiomiopatía hipertrófica es la causa principal de muerte súbita cardíaca en deportistas jóvenes en los Estados Unidos.

    • Alrededor de 1 de cada 100 personas nacen con una arteria coronaria que comienza en un sitio inusual. En casos muy poco comunes, esta anomalía puede provocar síntomas que ponen en peligro la vida. Una arteria coronaria anormal es la segunda causa más común de muerte súbita cardíaca en niños en los Estados Unidos. Es por ello que el dolor en el pecho causado por el ejercicio es una señal de alarma.

    • Los niños con un historial de defectos cardíacos congénitos, enfermedad de Kawasaki, y causas genéticas de colesterol alto tienen un riesgo mayor que otros niños de sufrir un ataque cardíaco provocado por la obstrucción de una arteria coronaria. Pregúntele a su pediatra si alguno de estos ejemplos se aplica a su hijo.

    • La miocarditis ocurre cuando el sistema inmunitario daña el músculo cardíaco. Esto frecuentemente sucede mientras está luchando contra una infección por un virus. La miocarditis puede poner en peligro la vida y tener como resultado una función cardíaca deficiente y ritmos cardíacos anormales. Afortunadamente, la miocarditis es muy poco común en los niños, ya que sucede en alrededor de 1 de cada 100.000 niños anualmente​

    ​Recuerde

    Hable con su pediatra sobre las inquietudes que tenga acerca de la salud de su hijo.

    Información adicional:

    Sobre el Dr. Renno

    Markus Renno, MD, MPH, FAAP, es profesor auxiliar de Pediatría y Radiología en Ciencias Médicas de la Universidad de Arkansas y en el Hospital Infantil de Arkansas. Se especializa en técnicas avanzadas para obtener imágenes del corazón de niños, lo que incluye la ecocardiografía transtorácica y transesofágica, la RM cardíaca, tomografía cardíaca y la ecocardiografía fetal. Se ha desempeñado en varios roles de liderazgo dentro de la American Academy of Pediatrics, incluidos la Sección de Estudiantes de Pediatría, el Consejo de Subespecialidades Pediátricas y la Sección de Cardiología y Cirugía Cardíaca​.​

    Sobre el Dr. Thomas

    Tim Thomas, MD, MMHC, FAAP, es un profesor adjunto de Cardiología Pediátrica en el Centro Médico de la Universidad Vanderbilt. Se especializa en brindar atención de cardiología pediátrica general a pacientes de cinco clínicas de extensión en la zona central de Tennessee. El Dr. Thomas mantiene un interés particular por los principios de ingeniería aplicados a cardiología que comenzó en su época de estudiante en Georgia Tech. Atiende alrededor de 3.000 consultas de pacientes ambulatorios por año, varios cientos de las cuales son en español, lo que suele sorprender a sus pacientes.​

    Última actualización
    12/11/2020
    Fuente
    American Academy of Pediatrics Section on Cardiology & Cardiac Surgery (Copyright © 2020)
    La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
    Síganos