Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Vitamina D: imprescindible

Si piensa que su niño obtiene suficiente vitamina D sólo porque toma leche, probablemente está equivocado. Estudios recientes demuestran que la mayoría de los niños no están recibiendo las cantidades suficientes de esta vitamina esencial.

En octubre de 2014, la American Academy of Pediatrics (AAP) respondió a estos estudios aumentando la cantidad de vitamina D que recomienda para niños y adolescentes.

Según el informe clínico de la AAP, Optimización de la salud ósea en niños y adolescentes, los bebés menores de 12 meses necesitan 400 unidades internacionales (UI) por día y los niños mayores y adolescentes necesitan 600 UI por día.

¿Por qué la vitamina D?

La sabiduría popular dice que, si su niño bebe leche y juega afuera, está recibiendo suficiente vitamina D, ¿correcto? Sorprendentemente, no siempre es así.

Sabemos más ahora sobre la vitamina D de lo que sabíamos incluso hace cinco años. Debido a los cambios en el estilo de vida y el uso de protector solar, la mayoría de la población muestra señales de deficiencia de vitamina D. La vitamina D ayuda a asegurar que el cuerpo absorba y retenga el calcio y el fósforo, ambos críticos para el desarrollo de los huesos. Una deficiencia de vitamina D puede llevar al raquitismo, una enfermedad de ablandamiento de los huesos que se continúa presentando en los Estados Unidos, principalmente en los niños en los primeros dos años de vida. Consulte Deficiencia de la vitamina D y el raquitismo para obtener más información. 

La deficiencia de vitamina D también aumenta el riesgo de fracturas óseas en niños mayores, adolescentes y adultos.

El aumento de la cantidad recomendada de vitamina D que los niños necesitan cada día es un resultado de la nueva evidencia que muestra sus beneficios para la salud para toda la vida. El suplemento es importante porque la mayoría de los niños no obtienen suficiente vitamina D en su dieta.

Suplementos de vitamina D

Es importante que los bebés alimentados con leche materna reciban un suministro adecuado de vitamina D a través de un suplemento de 400 UI por día. En el caso de bebés alimentados con leche de fórmula, los requerimientos son los mismos. A menos que el niño beba 32 onzas (946 ml) de leche de fórmula por día, un suplemento de vitamina D es necesario. Si un niño o un adolescente no está consumiendo suficiente vitamina D en su dieta, puede ser necesario un suplemento.

Cuando se trata de darle a su hijo un suplemento de vitamina D, el proceso es el mismo. Cualquier suplemento multivitamínico masticable para niños que contenga 400 UI de vitamina D es aceptable. También existen varios preparados líquidos de vitaminas para lactantes que contienen 400 UI de vitamina D por dosis. Las vitaminas masticables generalmente se consideran seguras para niños mayores de tres años que pueden masticar alimentos y dulces duros.

Para bebés alimentados con leche materna o con biberón: los suplementos líquidos son la mejor opción. Existen preparados líquidos que proporcionan la ingesta recomendada de 400 UI en ½ o 1 ml. También existen soluciones líquidas en gotas, que proporcionan una gota que es igual a 400 UI por día.

Al igual que con todos los medicamentos y suplementos, los suplementos de vitamina D deben mantenerse fuera del alcance de los niños.

Dónde está la vitamina D en forma natural

Además de los suplementos de vitamina, los alimentos enriquecidos son otra manera de aumentar la vitamina D en la dieta de su hijo.  Busque alimentos fortificados con vitamina D, tales como la leche, el cereal, el jugo de naranja, el yogur y la margarina. La vitamina D se encuentra naturalmente en tan sólo unos pocos alimentos. Consulte las fuentes naturales que figuran en la tabla a continuación.

https://www.healthychildren.org/SiteCollectionImagesArticleImages/Fuentes-de-vitamina-D_es.jpg 

Sugerencias breves: el ABC de la vitamina D

Cómo asegurarse de que su hijo obtiene suficiente vitamina D:

  • Los bebés alimentados con leche materna total o parcialmente, deben recibir un suplemento de 400 UI al día de vitamina D empezando en los primeros días de vida.
  • Todos los bebés no alimentados con leche materna, así como los niños mayores que están consumiendo menos de 32 onzas al día de leche de fórmula o leche fortificada con vitamina D, deben recibir un suplemento de vitamina D de 400 UI al día. 
  • Los adolescentes que no obtienen 600 UI de vitamina D al día a través de los alimentos, deben recibir un suplemento que contenga esa cantidad.
  • Los niños con mayor riesgo de deficiencia de vitamina D, como aquellos que toman ciertos medicamentos y con enfermedades crónicas como la fibrosis quística, pueden necesitar dosis más altas de vitamina D. Consulte a su pediatra.

Información adicional:


Última actualización
12/6/2016
Fuente
Committee on Nutrition (Copyright © 2016 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest