Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Suplementos de vitamina D y hierro para los bebés: recomendaciones de la AAP

Nuestra posición con respecto a los suplementos de vitamina D

La American Academy of Pediatrics (AAP) cree firmemente que todos los niños deben mantenerse alejados de los rayos directos del sol lo más posible y usar protector solar cuando están al aire libre bajo el sol para evitar los riesgos a largo plazo de la exposición solar, que puede contribuir al cáncer de la piel. El protector solar evita que la piel produzca la vitamina D. Por esta razón, hable con su pediatra sobre la necesidad de obtener gotas con suplemento de vitamina D. 

La recomendación de la AAP es que todos los bebés y niños deben consumir como mínimo 400 UI (unidades internacionales) de vitamina D al día empezando poco después del nacimiento.

  • Si su bebé toma exclusivamente o parcialmente leche materna: Él o ella recibe 400 UI de suplementos de vitamina D diarios, empezando en los días siguientes al nacimiento. La suplementación debe continuar hasta el destete y hasta que tomen por lo menos 1 quart  (cuarto de galón - 1 litro) de leche entera por día. La leche entera no se debe suministrar hasta después de los 12 meses de edad.

  • Si su bebé está tomando fórmula para bebés: Todas las fórmulas para bebés en los Estados Unidos tienen por lo menos 400 UI/L de vitamina D; así que, si su bebé está bebiendo por lo menos 32 onzas de fórmula, no necesita suplemento de vitamina D. La leche entera no debe consumirse hasta después de los 12 meses de edad.

Nuestra posición frente a los suplementos de hierro

Los bebés nacidos a término reciben suficiente hierro de sus madres en el tercer trimestre del embarazo que les dura durante los primeros cuatro meses de vida.  

  • Si su bebé es amamantado: La leche materna contiene poco hierro así que los bebés que son exclusivamente amamantados tienen un riesgo mayor de deficiencia del hierro después de los cuatro meses de edad. El informe clínico de la AAP, El diagnóstico y la prevención de la deficiencia del hierro y la anemia por deficiencia del hierro en bebés y niños pequeños de 0 a tres años, recomienda darles a los bebés amamantados 1 mg/kg al día de un suplemento líquido de hierro hasta que se empiece con los alimentos sólidos alrededor de los seis meses de edad. Cuando usted añade alimentos sólidos a la dieta de su bebé, continúe amamantando a su bebé por lo menos hasta los 12 meses. Consulte con su pediatra sobre la duración de los suplementos de hierro durante el primer año.

  • Si su bebé es amamantado parcialmente: La recomendación del hierro es la misma que para los bebés que son amamantados exclusivamente, si más de la mitad de la alimentación diaria es de la leche materna y el bebé no recibe alimentos complementarios que contenga hierro.

  • Si su bebé está tomando fórmula: Se recomienda que use una fórmula fortificada con hierro (que contenga de 4 a 12 mg de hierro) desde el nacimiento y durante el primer año de vida.

  • Los bebés prematuros tienen menos almacenamientos de hierro, así que con frecuencia necesitan de hierro adicional más allá del que reciben de la leche materna o de la leche de fórmula. 

Evaluación universal

En el 2010, la AAP empezó a recomendar que todos los bebés fueran evaluados a los 12 meses de edad para detectar deficiencia del hierro y anemia por deficiencia de hierro. Consulte La anemia y su niño: preguntas frecuentes de los padres para más información.

Vitaminas para madres que amamantan

Una dieta diaria bien equilibrada debe brindar todas las vitaminas necesarias para las madres lactantes y sus bebés. Sin embargo, los pediatras recomiendan que las madres continúen tomando sus vitaminas prenatales para cerciorarse de obtener un equilibrio nutricional adecuado. Consulte Cómo una dieta saludable ayuda a la lactancia para más información.

  • Si usted lleva una dieta vegetariana estricta, necesita tomar un suplemento complejo B ya que ciertas vitaminas B están solamente disponibles en la carne de res, cerdo o pescado.

  • Si su bebé está tomando fórmula, él o ella generalmente recibirán vitaminas adecuadas debido a que la fórmula tiene vitaminas agregadas. 

Información adicional: 

Última actualización
1/25/2017
Fuente
Adapted from Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5, 6th Edition (Copyright © 2015 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest