Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Consejos y Herramientas
Tamaño del texto

Pregunta

¿Hay un brote de hepatitis en niños?

Christine Waasdorp Hurtado, MD, FAAP

Respuesta

​Los expertos en salud pública de los Estados Unidos están estudiando casos de hepatitis infantil (inflamación del hígado) que pueden estar asociados a un tipo común de virus. Se han identificado grupos de casos en al menos cinco estados de EE.UU. y en varios otros países.

Los primeros casos en EE.UU. se registraron en varios niños pequeños de Alabama con hepatitis, que también dieron positivo de adenovirus en muestras de sangre. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron una alerta en la que recomendaban que los niños con hepatitis, pero sin causa conocida, se sometieran a pruebas de adenovirus. Entre los niños que desarrollaron hepatitis, varios han necesitado un trasplante de hígado, y al menos uno ha muerto.

¿Deben preocuparse los padres?

Sigue siendo una complicación poco frecuente de una infección vírica común. Es poco probable que su hijo sufra una hepatitis asociada al adenovirus o a otras enfermedades respiratorias agudas.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la hepatitis?

Hay muchas razones por las que el hígado puede inflamarse. Entre las posibles causas están las infecciones, los medicamentos, las toxinas, el consumo de alcohol, las drogas y, con menor frecuencia, otros problemas médicos. A veces la causa es desconocida.

Los síntomas de la hepatitis incluyen:

  • Piel u ojos amarillos (ictericia)

  • Orina oscura

  • Heces de color claro (pálidas)

  • Picor en la piel

  • Fatiga (cansancio)

  • Fiebre mayor de 100,4° F (38°C)

  • Náuseas o vómitos

  • Dolor abdominal

  • Pérdida de apetito

  • Dolor en las articulaciones

También es posible que los niños no presenten ningún síntoma. El tratamiento de la hepatitis depende de la causa identificada.

¿Cuáles son los signos y síntomas del adenovirus?

Los adenovirus se propagan a través del contacto cercano, las gotitas respiratorias y el aire. Hay más de 50 tipos de adenovirus que pueden infectar a las personas. Los síntomas más comunes son enfermedades respiratorias (resfriado común), infecciones estomacales y gastrointestinales, conjuntivitis (conjuntivitis), cistitis (inflamación de la vejiga urinaria) y, a veces, enfermedades neurológicas. No existe un tratamiento específico para las infecciones por adenovirus.

¿Cómo puedo prevenir las infecciones por adenovirus en mi hijo?

Si le preocupan los síntomas de su hijo, póngase en contacto con su pediatra o busque atención médica. Su pediatra puede darle el tratamiento adecuado y considerar la posibilidad de realizar pruebas, que pueden ser de tipo respiratorio, fecal o rectal y de sangre.

Los padres deben recordar siempre a los niños que pueden evitar enfermarse si practican una buena higiene de manos (lavándose con agua y jabón o con un desinfectante de manos a base de alcohol), con una buena higiene respiratoria y un buen protocolo para toser (toser sobre el codo).

Recuerde

No dude en ponerse en contacto con su pediatra si tiene preguntas o preocupaciones.

Más información

Christine Waasdorp Hurtado, MD, FAAP

Christine Waasdorp Hurtado, MD, FAAP, es miembro de la Sección de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición de la American Academy of Pediatrics (AAP) y del Capítulo de la AAP de Colorado. Es la directora médica del equipo de gastroenterología del Children's Hospital Colorado en Colorado Springs. Ha recibido varios premios de satisfacción del paciente, incluido el premio Colorado Springs Top Docs. También desarrolló un programa a nivel nacional para becarios de gastroenterología pediátrica sobre fisiología gastrointestinal y le apasiona educar a los pacientes, los padres y los futuros proveedores.​

Última actualización
5/13/2022
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos