Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Consejos y Herramientas
Tamaño del texto

Pregunta

Mi hijo está recibiendo educación especial en la escuela. ¿Qué rol debe cumplir su pediatra?

Jennifer Poon, MD, FAAP

Respuesta

special education

El consultorio del pediatra a menudo es la primera parada para las familias que buscan ayuda con los problemas escolares. Navegar el sistema de educación especial, entender sus derechos y colaborar con los funcionarios de la escuela para lograr un plan puede ser desconcertante e intimidante.

Su pediatra o especialista pediátrico cumple una función importante en defensa de su hijo durante toda su educación. Los pediatras del desarrollo conductual, por ejemplo, abogan por sus pacientes con problemas del desarrollo y conductuales al trabajar estrechamente con las escuelas, centros preescolares y otras agencias que participan en la atención del desarrollo y la educación. Cuando todas las partes trabajan juntas –como en equipo– y comparten información y experiencia, su hijo recibirá atención médica y servicios educativos óptimos.

Formas en que los pediatras pueden ayudar:

  • Educación. Su pediatra puede conocer sus distritos escolares locales y otras agencias locales para brindarle recomendaciones adecuadas, si fuera necesario. A medida que su hijo avance en la escuela, su pediatra también puede ayudar a que la escuela entienda las necesidades cambiantes de su hijo y cómo su discapacidad podría afectar su educación. Por ejemplo, su pediatra podría darle la documentación necesaria para que aprueben cambios necesarios tales como, tiempo adicional para las pruebas escolares.

  • Atención basada en un equipo. Los servicios en la escuela los determina el equipo escolar, no pueden ser prescritos por un pediatra. Los pediatras y los especialistas en pediatría dan sus opiniones a los equipos de evaluación escolares que deciden si un niño cumple con los criterios para determinar si se cumplen los requisitos para recibir servicios de educación especial bajo una de las categorías de la Ley de Educación para Personas con Discapacidades, IDEA (en inglés). Vea el cuadro a continuación.

  • Comunicación. Es importante que exista comunicación entre cada uno de los integrantes del equipo de su hijo. Las escuelas podrían no entender totalmente las necesidades de salud de un niño y los detalles específicos de sus discapacidades. Los pediatras pueden no saber qué es lo que se está haciendo realmente por el niño durante la principal parte del día escolar. Es importante que su pediatra comparta información relevante con el personal de intervención temprana o de la escuela. Esto podría significar que usted tendrá que firmar una autorización de divulgación que le permita a su médico o médicos compartir información médica y de salud mental, incluidos los resultados de las evaluaciones del desarrollo, de las evaluaciones de audición y visión y cualquier medicamento o tratamiento médico vigente, con la escuela de su hijo y otros miembros de su equipo de salud. La escuela puede proporcionar información a su pediatra que le informe sobre atención médica (como la forma de abordar el nivel de alerta en el salón de clases o el comportamiento en la escuela) con su permiso. Este enfoque de equipo asegura una atención integral para su hijo y también ayuda a su pediatra a realizar un diagnóstico médico informado o planes de tratamiento.

  • Reconciliación de diferencias. Las escuelas evalúan a los niños con respecto a las discapacidades legales según la ley IDEA, mientras que los médicos evalúan a los niños con respecto a sus afecciones médicas. Como consecuencia, sus conclusiones podrían no coincidir. Por ejemplo, una escuela podría clasificar a un estudiante bajo una discapacidad de autismo, mientras que un médico podría diagnosticar al estudiante con un retraso del desarrollo. Los pediatras y los especialistas pediátricos pueden ayudar a reconciliar las diferencias y deben trabajar junto con los funcionarios de la escuela para llegar a un entendimiento mutuo sobre las necesidades del niño. Se puede compartir información valiosa de ambas formas. 

Conozca los derechos de su hijo:

Así como las necesidades de los niños pueden ser complejas, también lo son las formas en las que se abordan. Las leyes federales —IDEA, Sección 504 de la Ley de Rehabilitación y la Ley de Estadounidenses con Discapacidades— (en inglés) garantizan los derechos a la educación de los niños con discapacidades y se aplican a las escuelas que reciben fondos federales. Pero depende de los distritos escolares implementar planes individuales resultantes de las protecciones federales, los cuales se denominan programas de educación individualizada (IEP, por sus siglas en inglés) y planes 504. (en inglés) Estos pueden variar ampliamente en diferentes partes del país e incluso dentro de un mismo distrito escolar.

Requisitos de la Ley de Educación para Personas con Discapacidades (IDEA):

  • Educación pública adecuada gratuita: Los estados y los distritos escolares locales deben ofrecer educación a todos los individuos con discapacidades de 3 a 21 años de edad. Obtenga más información aquí (en inglés).

  • Identificación y evaluación: Los estados y los distritos escolares deben identificar, ubicar y evaluar a todos los niños con discapacidades, sin importar la gravedad, para determinar si cumplen los requisitos para la educación especial y los servicios relacionados.

  • Programa de educación individualizada (IEP): Los niños que cumplen los requisitos recibirán un IEP; los bebés y niños pequeños, un plan de servicio familiar individualizado. Esto es un plan escrito y especializado para abordar las necesidades de educación en particular en cuando se pueden relacionar con su discapacidad. Los padres participan en la revisión y la aprobación del IEP.

  • Entorno menos restrictivo: Los niños con discapacidades deben recibir educación en el entorno menos restrictivo en la mayor medida que sea posible. Por ejemplo, estar en un salón de clases con niños que no tienen discapacidades.

  • Protecciones de debido proceso: Estas deben ser implementadas para los niños y sus familias, incluido el derecho a la mediación, solicitud para investigación de quejas y audiencias de debido proceso y otros derechos.

Recuerde...

Si tiene alguna preocupación sobre el desarrollo, el aprendizaje o el comportamiento de su hijo, hable con el pediatra de cabecera de su hijo y con su maestro sobre un plan de acción. Tenga presente que no todos los problemas académicos requieren medicamentos y que hay muchas opciones para ayudar a los estudiantes.

Información adicional:

 

Jennifer Poon, MD, FAAP

​Jennifer Poon, MD, FAAP es una pediatra del desarrollo yel comportamiento y una profesora auxiliar de Pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Sur en Charleston. En la parte clínica, su trabajo se enfoca en los retrasos del desarrollo, TDAH, y los trastornos del espectro autista en los niños con afecciones médicas complejas, tales como bebés prematuros o con defectos congénitos del corazón. Dentro de la American Academy of Pediatrics, es parte del comité de ejecutivos de la sección de Pediatría del Desarrollo y Comportamiento.

Última actualización
2/8/2019
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos