Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Consejos y Herramientas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Pregunta

¿Cuándo puedo empezar a darle mantequilla de maní a mi bebé?

Amanda Cox, MD, FAAAAI

Respuesta

Muchos padres tienen preguntas sobre la mantequilla de maní y quieren saber cuándo pueden empezar a dársela a su bebé de manera segura debido a que es una de las principales causas de reacciones alérgicas virulentas y en algunos casos mortales en los Estados Unidos.

Nuevas pautas para el inicio de alimentos alérgenos:

Por muchos años, los expertos pensaban que la mejor forma de combatir la alergia al maní era evitando los productos del maní durante el primer año de vida. En ese entonces, se pensaba que retrasar el inicio posiblemente podría prevenir el desarrollo de otras enfermedades alérgicas, especialmente el eccema. Sin embargo, las pautas más recientes del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas revelan que no hay beneficio cuando se retrasa el inicio de los alimentos alérgenos. En 2015, un importante estudio reveló que el inicio temprano y alimentación constante con maní evitó el desarrollo de alergias al maní en bebés considerados de "alto riesgo" de sufrir alergia al maní (como por ejemplos los bebés con eccema severa o una alergia al huevo).  

Consejo para los padres:

  • Empiece con alimentos sólidos que tengan bajo riesgo de ser alérgenos —por ejemplo, cereales para bebés, puré de banano o puré de ciruelas. Dele a su bebé un alimento a la vez y espere por lo menos 2 o tres días antes de empezar con uno nuevo. Después de cada nuevo alimento, esté atento a cualquier reacción alérgica, tales como diarrea, sarpullido, o vómito. Si alguno de estos síntomas ocurre, deje de darle este nuevo alimento y consulte con el pediatra de su niño.

  • Si no existe ninguna razón para preocuparse de que su bebé esté en un riesgo creciente de sufrir de alergias a los alimentos, después de que los primeros alimentos han sido tolerados, puede empezar con alimentos un poco más alérgenos (leche, huevo, soja, trigo, cacahuete o maní, frutos secos, pescados y mariscos/crustáceos). Es importante que estos —y todos los alimentos— se les den con texturas y en formas apropiadas para los bebés.  Por ejemplo, aunque la leche de vaca no se recomienda antes del 1 año de edad, puede empezar con productos lácteos tales como yogur de leche entera o yogur griego combinado con frutas que su bebé ya ha consumido en su dieta.

  • Si su bebé ha tenido o tuvo eccema persistente y severa o una alergia inmediata a cualquier alimento —especialmente si es un alimento altamente alérgeno— se le considera en "alto riesgo sufrir alergia al maní". Debe hablar con el pediatra de su bebé primero para determinar cuándo y cómo es la mejor forma de empezar con alimentos complementarios altamente alérgenos. Lo ideal sería empezarle a dar a los bebés productos que contienen maní tan pronto como de los 4 a los meses de edad. Se aconseja encarecidamente que a estos bebés se les examine para identificar alergias antes de tratar de darles un producto que contenga maní. Su médico puede también requerir que el suministro de maní sea hecho en un entorno supervisado (tal como en el consultorio del médico).

  •  Los bebés con eccema de leve a moderada también se encuentran en riesgo de sufrir una alergia al maní/cacahuate. A estos bebés se les debe empezar a dar alimentos que contengan maní alrededor de los 6 meses de edad; los productos que contienen maní deben ser parte de su dieta para prevenir que desarrollen una alergia al maní. Estos bebés pueden empezar a consumir maní en casa (después de haber empezado con otros alimentos complementarios), aunque su pediatra podría recomendarle una prueba de alergias antes de empezar con el maní.

  • Los bebés sin eccema y sin otras alergias de alimentos, que no corren un riesgo alto de desarrollar una alergia, pueden empezar sin problemas con productos que contienen maní y otros alimentos que son altamente alérgenos después que hayan empezado con alimentos sólidos y los hayan tolerados sin ningún signo de alergia. Como es el caso de todos los alimentos para bebés, los alimentos alérgenos deben ser brindados en formas y porciones seguras de acuerdo con la edad y la etapa de desarrollo.

Cómo prevenir la asfixia o atragantamiento:

  • El maní o cacahuete entero puede ser un peligro de atragantamiento y no debe serle dado a los bebés. El maní entero puede bloquear las vías respiratorias. Si el maní entero o parcialmente masticado se inhala a los pulmones, puede causar una posible neumonía química que puede ser mortal. Evita darle maní entero a su niño hasta que tenga la edad suficiente para confiar que puede masticarlos bien (generalmente desde los 4 años en adelante). 

  • Una buena forma de empezar con el maní en la infancia es mezclando y aclarando una pequeña cantidad de mantequilla de maní en el cereal o yogur. Disolver copos (puffs) de mantequilla de maní en leche materna o fórmula y dárselos con cucharita es otra buena opción.

Recuerde:

Los alimentos altamente alérgenos deben ser introducidos de a poquito a su bebé en casa, y la cantidad puede aumentar gradualmente de manera y en la forma adecuada para la edad si no se presentan señales de intolerancia o síntomas de alergias.

NOTA: La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda la lactancia materna como la única fuente de nutrición para su bebé durante aproximadamente seis meses. Cuando usted añade alimentos sólidos a la dieta de su bebé, continúe amamantando a su bebé por lo menos hasta los 12 meses. Usted puede continuar lactando después de los 12 meses si usted y su bebé lo desean. Consulte con el médico de su hijo sobre los suplementos de  vitamina D y hierro durante el primer año. Recuerde que para cada niño estar listo para los alimentos sólidos depende de su propia nivel/ritmo de desarrollo. 

Información adicional:

Amanda Cox, MD, FAAAAI

​Amanda Cox, MD, FAAAAI es profesor auxiliar de Pediatría en la División de Alergias e Inmunología Pediátrica de la Facultad de Medicina en Mount Sinai en Nueva York y se desempeña como alergista pediátrica en Jeff Food Allergy Institue (en inglés). Fue presidenta de la Sociedad de Alergías y Asma de Nueva York y es miembro de la American Academy of Allergy Astham & Immnolgia (Academia de Alergias, Asma e Inmunologia) donde participa en el Comité de Reacciones Adversas a los Alimentos. La Dra. Cox es escritora colaboradora de The Pediatrician's Guite to Feeding Babies and Toddler —en inglés— (La Guía de los Pediatras para Alimentar a los Bebés y Niños Pequeños) y ha escrito varios capítulos de libros y revisado artículos relacionados con las alergias a los alimentos. 

Last Updated
2/3/2017
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest