Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Mastitis

Cuando un área del seno no drena lo suficiente, pueden empezar a crecer bacterias en esa área y causar una infección, una condición llamada mastitis.

Los síntomas de la mastitis incluyen inflamación, ardor, enrojecimiento o dolor y puede tener fiebre, síntomas como los de la gripe o dolores generalizados. Si tiene cualquiera de estos síntomas, infórmeselo a su médico de inmediato.

El tratamiento consta de compresas tibias y antibióticos, además de amamantar a su bebé con frecuencia, descansar, muchos líquidos y medicamentos para el dolor. Cuando su médico prescribe antibióticos para la mastitis, es importante completar la cantidad completa de la receta médica. Muchas madres se preocupan de que el antibiótico se pueda transmitir a la leche materna y afecte al bebé, por lo que no lo toman o dejan de tomarlo antes de lo recomendado. Los antibióticos recetados para tratar la mastitis por lo general no causan ningún problema para el bebé lactante y dejar de tomarlos puede aumentar su probabilidad de desarrollar otro episodio de la infección. Las infecciones repetidas o sin tratar de los senos pueden causar cicatrices, lo cual puede afectar su producción de leche aún en embarazos y experiencias de lactancia materna posteriores.

Es importante continuar la lactancia materna mientras tiene la mastitis, ya que amamantar a su bebé con frecuencia le ayudará a drenar sus senos y prevenir que la infección se extienda. Su leche materna no afectará a su bebé. Algunas veces la leche materna puede tener un sabor "salado" y es posible que su bebé la rechace.

Es muy doloroso amamantar a su bebé si tiene su seno infectado, ofrézcale el otro seno y abra ambos lados de su sostén para permitir que el flujo de leche del seno dolorido caiga sobre una toalla o tela absorbente. Con frecuencia sacarse la leche del seno afectado con un extractor de leche también ayudará a aliviar la presión y acelerar el proceso de sanación. Debe sacarse la leche del seno infectado ya sea amamantando a su bebé o con un extractor de leche.

Última actualización
11/21/2015
Fuente
New Mother's Guide to Breastfeeding, 2nd Edition (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest