Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

De regreso al trabajo

Lo ideal es que la preparación para regresar al trabajo como una madre que amamanta empiece con mucha antelación a la llegada de su bebé. Mientras está embarazada, pídale a su supervisor o al departamento de recursos humanos de su compañía información respecto a las políticas de la compañía e historial de todos los asuntos relacionados con las empleadas que regresan a trabajar y que continúan amamantando.

Preferiblemente, debe incluir algunos o todos estos datos: horarios de trabajo flexibles, licencia de maternidad extendida, guardería en el trabajo (así la mamá puede hacer visitas cortas frecuentes para amamantar a su bebé), traer al bebé a la oficina para amamantarlo, así como estipulaciones para un lugar privado y descansos habituales para extraer la leche para uso posterior.

Sus derechos

Como parte de la Ley Federal de Protección al Paciente y Cuidado Accesible (Patient Protection and Affordable Care Act) de 2010, sección 4207 que dice que los empleadores con cincuenta empleados o más deben proporcionar a las madres que amamantan un "tiempo de descanso razonable" y un espacio privado que no sea el baño para extraerse la leche hasta que el bebé de la empleada cumpla doce meses de edad. Las compañías con menos de cincuenta empleados también deben cumplir con la ley a menos que puedan demostrar que hacerlo causa demasiados gastos o mucha dificultad.

Además, muchos estados han aprobado leyes que protegen los derechos de las mujeres que amamantan en el lugar de trabajo. En Nueva York, por ejemplo, a las compañías se les exige legalmente proporcionar a las madres un lugar y tiempo para amamantar o para extraerse la para sus bebés. En otros lugares, un creciente número de empleadores voluntariamente proporcionan espacios privados para las madres en período de lactancia materna e incluso permiten que lleven al bebé al sitio de trabajo para amamantarlo. Las corporaciones más grandes pueden proporcionar uno o más extractores de leche en el lugar de trabajo para todas sus empleadas en período de lactancia materna, vendiendo o proporcionando a cada una de ellas un kit personal para conectar al extractor. En algunos casos, se proporciona un especialista en lactancia materna para responder preguntas y ayudar a que las trabajadoras aprendan a utilizar el extractor y mantener su suministro de leche mientras regresan al trabajo. En resumen, se sorprenderá de conocer las opciones disponibles para usted. Hable con otras mamás en su compañía acerca de lo que han podido lograr. Si en el pasado, otras madres en período de lactancia materna no han logrado mucho, quizás usted y cualquier otra persona en su mismo caso puedan ser voluntarias para ayudar a establecer estos servicios de apoyo para la lactancia.

Ubicación

La ubicación ideal para sacarse la leche debe tener un lavabo para lavarse las manos y las partes del extractor de leche, una silla cómoda con una mesa o un escritorio para colocar el extractor, un enchufe eléctrico, un refrigerador para almacenar la leche durante el día y un cerrojo para la puerta. (También necesita un hielera portátil, las que tienen una correa para el hombro funcionan mejor, con paquetes de hielo para mantener la leche fría hasta que llegue a casa).

Por supuesto, muchas mujeres se extraen la leche o amamantan en el trabajo en situaciones poco ideales. Si tiene una oficina privada, puede instalar un refrigerador compacto de la mitad o de un cuarto del tamaño normal (para dormitorio), disponible para la venta o renta a un costo relativamente bajo y lave sus manos y las partes del extractor en el baño de mujeres. (Después del trabajo, llévese las partes del extractor a casa para limpiarlas). Muchas mujeres obtienen permiso para instalar una mesa, una silla y un refrigerador en un armario de almacenamiento u otro espacio que no se utilice y cuelgan un letrero de "Privacidad" en el picaporte si la puerta no tiene cerradura. Si no tiene acceso a un refrigerador, puede almacenar su leche en una hielera portátil con paquetes de hielo. Asegúrese de colocar la leche en el refrigerador o congelador tan pronto como regrese a casa.

Su horario

Además, debe considerar cómo puede programar el tiempo para extraerse la leche o para las sesiones de lactancia materna durante el día de trabajo. Probablemente deberá extraerse la leche cada tres o cuatro horas, a las horas en las que amamantaría a su bebé normalmente. Cada sesión durará alrededor de quince a veinte minutos, aunque debe planificarse para un poco más de tiempo al principio mientras se adapta a esta nueva situación (entre menos presión de tiempo sienta, será más fácil extraerse la leche como debe ser). Sus descansos tradicionales en el trabajo y parte de su almuerzo pueden proporcionarle el tiempo que necesita. De lo contrario, tendrá que solicitar un poco de tiempo adicional y ofrecerse voluntariamente para reponerlo en la mañana o al final del día. Si prevé algún posible problema de horario o conflicto con otros empleados, presente soluciones anticipadamente y solicite el apoyo de sus compañeros de trabajo. La idea es demostrarles a las personas que trabajan con usted que como madre que amamanta, mantendrán su productividad normal de trabajo. En la medida que las demás personas estén seguras de esto, es más probable que se adapten a sus necesidades durante este tiempo.

Cuando se reúna con su supervisor, preséntele sus planes simple y claramente. Describa cualquier acuerdo que usted haya hecho con sus compañeros de trabajo respecto a las horas de descanso. Si conoce a otras mujeres en su compañía que se extraigan leche o amamanten, haga referencia a esas experiencias para demostrar que sus soluciones e inquietudes son sensatas. Además, podría proporcionarle información sobre las ventajas de la lactancia materna para la madre, el bebé y las empresas, la cual puede obtener en los sitios web del Comité de Lactancia Materna de los Estados Unidos (United States Breastfeeding Committee), American Academy of Pediatrics o la Liga de la Leche. La mayoría de madres consideran que sus empleadores están dispuestos a proporcionar tanto un espacio privado como el uso del tiempo de descanso. Una vez usted y su supervisor hayan trabajado la logística de su plan de lactancia materna, escríbalo en forma de memorando y pídale a su supervisor que lo firme y que le proporcione una copia. Esto evitará cualquier confusión o conflicto cuando regrese a trabajar.

Es bueno para la empresa

Como parte del Centro Nacional de Información de Salud de las Mujeres (National Women’s Health Information Center) Womenshealth.gov existe un programa llamado Argumento comercial para defender la lactancia materna (Business Case for Breastfeeding) diseñado para educar a los empleadores acerca de los beneficios de proporcionar apoyo a las madres que amamantan en el lugar de trabajo. El sitio web cuenta con información tanto para trabajadores como para empleadores acerca de cómo crear un lugar de trabajo propicio para la lactancia materna, así como con recursos para apoyo en la comunidad. Además proporciona datos y cifras sobre los beneficios económicos para la compañía o para el "retorno de la inversión". Entre los que se incluyen:

  • Las ausencias de un día para cuidar de un hijo enfermo ocurren dos veces más a menudo en las madres que alimentan a sus hijos con leche de fórmula que en las madres que los alimentan con leche materna.
  • Las compañías con programas de apoyo para la lactancia materna tienen un índice de retención de empleados de 94,2 por ciento. Las compañías sin programas de apoyo para la lactancia materna tienen un índice de retención de empleados de 59 por ciento.
  • Por cada $1 que gasta la compañía en un programa integral para la lactancia materna, la compañía se ahorra $3. Los materiales que se producen para apoyar al programa Argumento comercial para defender la lactancia materna están disponibles en línea. A través de garantías federales, la mayoría de estados ofrecen capacitación integral para promover el programa Argumento comercial para defender la lactancia materna para empleadores.
Última actualización
5/16/2016
Fuente
New Mother's Guide to Breastfeeding, 2nd Edition (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest