Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Padres separados y bebés lactantes

Mi esposa y yo nos separamos durante su embarazo y ella tiene la custodia del bebé. Me gustaría establecer un horario de visitas con mi bebé. ¿Es esto posible con un bebé lactante?

Como padre es un excelente inicio reconocer que en este momento su hijo necesita alimentarse con leche materna como una principal prioridad. Idealmente, podrá trabajar con la mamá del bebé para crear un horario de visita que permita satisfacer esta necesidad, en vez de confiar en un arreglo que ordene una corte, el cual puede ser menos favorable.

El mejor horario de visita empieza según la duración y frecuencia de las separaciones que su bebé ya experimenta de la mamá y que gradualmente se prolongarán a medida que el tiempo pase. Si la mamá no trabaja fuera del hogar y amamanta a su bebé según sus necesidades, debe empezar con visitas frecuentes y breves (quizás visitar al niño por una hora antes del trabajo, durante el almuerzo o después del trabajo en los días designados, preferiblemente en la casa de la mamá).

Si él está acostumbrado a separaciones más largas con un encargado del cuidado, puede tomar el lugar del encargado del cuidado por el mismo período de tiempo. A medida que aumenta el número y duración de visitas a su hijo, hable con la mamá sobre la posibilidad de utilizar un biberón para alimentarlo con leche que ella se saque con un extractor o con la mano, y tenga en cuenta que usted podrá alimentarlo con otros alimentos después de que él cumpla los seis meses.

Una vez que haya alcanzado esta etapa y las tomas sean más espaciadas, será más fácil para usted salir con su hijo por un tiempo corto. Eventualmente, él podrá felizmente quedarse toda la noche y los fines de semana con usted.

Última actualización
11/21/2015
Fuente
New Mother's Guide to Breastfeeding, 2nd Edition (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos