Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Uso de chupos o chupetes y chuparse el pulgar

​Todos los bebés nacen con la necesidad de succionar. Esto es importante porque los bebés necesitan el reflejo de succión para comer y beber. Para algunos bebés, la succión también puede tener un efecto relajante y tranquilizante. Sin embargo, ¿cuándo la succión se convierte en un problema?

Siga leyendo para obtener información de la American Academy of Pediatrics sobre chupetes, cuándo el uso del chupete y la succión del pulgar y de los dedos podría convertirse en un problema y cómo ayudar a su hijo a dejar de usar el chupete o de chuparse el pulgar o los dedos.

¿Qué debo saber antes de ofrecer un chupete?

  • Si su bebé quiere succionar más de lo que le proporciona el amamantamiento o el biberón, un chupete puede satisfacer esa necesidad. Antes de ofrecer un chupete, recuerde los siguientes consejos:

  • Ofrézcale un chupete a la hora de la siesta y a la hora de dormir. Esto ayuda a disminuir el riesgo de que se produzca el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Si está amamantando, espere hasta que el amamantamiento vaya bien antes de ofrecer un chupete. Esto generalmente lleva alrededor de 3 a 4 semanas.

  • No utilice un chupete para remplazar o retrasar las comidas. Solamente ofrézcalo cuando esté segura de que su bebé no tiene hambre.

  • No obligue a su bebé a usar el chupete si no lo quiere.

  • Nunca ate un chupete a la cuna o al cuello o la mano de su hijo. Esto es muy peligroso y podría causar lesiones graves e incluso la muerte.

  • Esté preparada para despertarse durante la noche. Si su hijo depende de un chupete para quedarse dormido a la noche, es posible que se despierte cuando se le caiga el chupete. Si su hijo es muy pequeño como para volver a colocárselo en su boca o no puede encontrarlo o alcanzarlo si se cayó de la cuna, posiblemente usted tenga que despertarse y alcanzárselo.

¿Qué debo tener en cuenta al comprar un chupete?

  • Los chupetes vienen en diferentes tamaños. También encontrará una variedad de formas de tetinas, desde versiones casi cuadradas “de ortodoncia" hasta del tipo de biberón estándar. Pruebe con distintos tipos hasta que encuentre el que su bebé prefiera.

  • Busque un modelo de una sola pieza que tenga una tetina blanda (algunos modelos se pueden separar en 2 piezas).

  • El protector debe tener al menos 1 pulgada y media (3,81 cm) de ancho para que un bebé no pueda colocarse el chupete entero en su boca. Además, el protector debe estar hecho de plástico duro y tener orificios para el paso del aire.

  • Asegúrese de que el chupete sea apto para lavavajillas. Siga las instrucciones del chupete y hiérvalo o lávelo en el lavavajillas antes de que su bebé lo utilice. Asegúrese de quitar el agua presionando la tetina con las manos limpias. De lo contrario, el agua caliente en el interior podría quemar la boca de su bebé. Límpielo de esta manera con frecuencia hasta que su bebé tenga 6 meses de vida, de modo que no esté expuesto a gérmenes. Después de ese tiempo, simplemente puede lavarlo con jabón y enjuagarlo con agua limpia.

  • Compre algunos chupetes adicionales. Los chupetes suelen perderse o caerse al suelo o en la calle cuando más se necesitan.

  • No utilice la tetina de un biberón como chupete. Si el bebé succiona con fuerza, es posible que la tetina se salga del anillo y que el bebé se atragante con ella.

  • Con el tiempo, los chupetes se rompen. Algunos fabricantes tienen fechas de vencimiento para los chupetes. No guarde los chupetes después de esa fecha. Revíselos de vez en cuando para ver si la goma ha cambiado de color o si se ha roto. De ser así, cámbielos.

¿Cuándo el uso del chupete y la succión del pulgar y de los dedos se convierten en un problema?

Si su hijo succiona con fuerza un chupete, su pulgar o sus dedos después de los 2 a 4 años de edad, este comportamiento puede afectar la forma de su boca o la manera en que se alinean sus dientes. Si su hijo deja de succionar un chupete, su pulgar o sus dedos antes de que crezcan sus dientes frontales permanentes, existe una buena probabilidad de que su mordida se corrija por sí sola. Sin embargo, si la mordida no se corrige por sí sola y los dientes definitivos superiores sobresalen hacia afuera, es posible que se necesite tratamiento de ortodoncia para volver a alinear los dientes y ayudar a prevenir que los dientes frontales se rompan.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a que deje de usar el chupete o abandone el hábito de chuparse el pulgar o los dedos?

  • Como primer paso para tratar los hábitos de succión de su hijo, ignórelos! La mayoría de las veces, los niños dejarán de hacerlo por sí solos. Las palabras rudas, la burla o el castigo pueden molestar (hacerlo sentir mal) a su hijo y no es una manera eficaz para eliminar los hábitos. En lugar de eso, intente lo siguiente:

  • Elogie y recompense a su hijo cuando no se succione su pulgar o no use el chupete. Las tablas de recompensa (estrellas), los premios diarios y los recordatorios discretos, especialmente durante el día, también son muy útiles.

  • Si su hijo utiliza la succión para calmar el aburrimiento, mantenga sus manos ocupadas o distráigalo con cosas que le resulten divertidas.

  • Si ve cambios en el techo de la boca (paladar) de su hijo o en la manera en que se alinean sus dientes, hable con su pediatra o dentista pediátrico. Existen dispositivos que se pueden colocar en la boca y hacen que resulte incómodo succionarse un dedo o el pulgar.

Independientemente del método que pruebe, asegúrese de explicárselo a su hijo. Si le dan miedo o lo ponen tenso, interrúmpalo de inmediato.

La buena noticia es que la mayoría de los niños dejan sus hábitos de succión al poco tiempo de empezar la escuela. Esto se debe a la presión de sus compañeros. Si bien su hijo podría seguir utilizando la succión como una manera para quedarse dormido o calmarse cuando está molesto, generalmente lo hará en privado y no es perjudicial. Presionar demasiado a su hijo para que deje de hacerlo puede causar más daño que beneficios. Tenga por seguro que con el tiempo su hijo dejará el hábito por sí solo.​​


Última actualización
1/13/2021
Fuente
Thumbs, Fingers, and Pacifiers (American Academy of Pediatrics Copyright 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos