Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Alimentación y nutrición: su niño de 4-5 años de edad

Una buena nutrición es una parte importante del estilo de vida saludable de su hijo. Durante los años previos a empezar la escuela, su hijo debería comer los mismos alimentos que el resto de la familia.

Su función como padre es ofrecer alimentos con valor nutricional en un entorno sereno y en horarios habituales. El trabajo de su niño es decidir si tiene o no hambre y cuánta cantidad debe consumir de los alimentos que le ofrecen.

Aquí le brindamos 8 consejos a los padres:

  • Ofrezca una variedad de alimentos saludables. Cuando los niños consumen una variedad de alimentos, consumen los ingredientes que necesitan para una dieta equilibrada para crecer. Alimentos saludables tales como, verduras y frutas frescas, productos lácteos (leche, yogur, quesos) con bajo contenido de grasa o sin grasa, carnes magras (pollo, pavo, pescado, hamburguesa magra) y pan y cereales integrales.

  • No espere que el niño "limpie el plato". Sirva porciones adecuados, pero no espere que su niño siempre se coma todo lo que le sirva. Si puede, deje que su niño elija el tamaño de su porción. No hay problema si su niño no se come todo lo que tiene su plato. A esta edad, deben aprender a conocer cuando se sienten llenos. Algunos niños de cuatro años de edad pueden ser quisquillosos para comer. Los padres deben animar a su niños a probar nuevos alimentos, pero no deben presionarlos a comer.

  • Ofrezca los alimentos a horarios establecidos y coman juntos. Sirva las comidas y las meriendas a horas habituales. Trate de no ofrecer alimentos entre comidas. Los niños que pican (comen) durante todo el día pueden no tener hambre a la hora de las comidas, que por lo general es cuando se ofrecen alimentos saludables. Cuando sea la hora del refrigerio, merienda o comida, apague el televisor y siéntense juntos a la mesa a comer. Esto ayuda a crear un ambiente sereno a la hora de consumir los alimentos.

  • Restrinja los alimentos procesados y las bebidas azucaradas. Otro trabajo de los padres es limitar cuántos alimentos procesados hay en el hogar y limitar también las comidas rápidas. Lo más importante es limitar las bebidas azucaradas. Las bebidas azucaradas tales como, la soda (gaseosa), jugos de frutas, limonada, té azucarado y bebidas deportivas. Las bebidas azucaradas pueden ocasionar caries dentales y pesos corporales poco saludables.

  • Las mejores bebidas son el agua y la leche. Las mejores bebidas para niños son el agua y la leche (incluyendo la productos no lácteos). La leche proporciona calcio y vitamina D para tener huesos fuertes. Los helados se pueden consumir de vez en cuando, pero no todos los días. La fruta entera se prefiere a los jugos de fruta, incluso si el juego contiene 100 % de fruta) debido a que los juegos de concentrado son un de azúcar y son bajos en fibra. Es mejor servir el juego con la comida, ya que el juego puede ocasionar caries dentales cuando se consume entre comidas.

  • Porciones pequeñas para niños pequeños. Es importante ponerle atención al tamaño de las porciones. Los niños de cuatro y cinco años deben consumir porciones más pequeñas que los adultos. Anime a su niño a que elija el tamaño de su porción, pero use platos o recipientes pequeños. Para más información lea: Ingestión de calorías (energía): cantidades de alimentos y bebidas recomendadas para los niños.

  • Apague la televisión, especialmente a la hora de las comidas. Los comerciales de televisión pueden ser un reto para la buena nutrición de su niño. Los niños de cuatro y cinco años se dejan influenciar facilmente por los comerciales de alimentos poco saludables tales como cereales azucarados, cómidas rápidas y dulces. La mejor forma de evitarlo es practicar un "no a los medios" durante las comidas y la hora de ir a dormir, poniendo todos los dispositivos fuera del alcance y cargarlos durante la noche en una área o zona (estación) destinada para este propósito.

  • Enseñe buenos modales en la mesa. A esta edad, su hijo debería comportarse bien durante las comidas y estar listo para aprender los modales básicos en la mesa. Hacia los cuatro años, ya no sostendrá el tenedor ni la cuchara con el puño cerrado, debido a que ahora es capaz de hacerlo como un adulto. Si se le enseña, también puede aprender a usar un cuchillo de mesa adecuadamente. Usted también puede enseñarle otros modales en la mesa, como no hablar con la boca llena, usar la servilleta en lugar de las mangas para limpiarse la boca y no pasar por delante del plato de otra persona. Si bien es necesario explicar estas reglas, es mucho más importante enseñar con el ejemplo. Su hijo se comportará como ve que lo hace el resto de la familia. También tendrá mejores modales en la mesa si en su familia se acostumbra comer todos juntos. De modo que haga que, al menos, una comida al día sea un momento familiar especial y agradable. Y también pídale a su hijo que ponga la mesa o ayude de alguna otra forma en la preparación de la comida.

Información adicional



Última actualización
11/21/2016
Fuente
Section on Obesity (Copyright © 2016 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest