Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

La dieta de los niños en edad preescolar no debe ser baja en grasas. He aquí el porqué

Los padres de niños en edad preescolar no deben alimentarlos con comidas bajas en grasas. De hecho, las investigaciones han demostrado que las dietas con bajo contenido de grasas en realidad pueden promover un aumento de peso poco saludable, especialmente si las grasas alimentarias se reemplazan por azúcar agregado.

En un esfuerzo por detener las crecientes tasas de obesidad infantil, la declaración de política de la American Academy of Pediatrics (AAP), Refrigerios, bebidas azucaradas y azúcares agregados en las escuelas, recomienda que las familias tengan un criterio más amplio sobre la nutrición, teniendo en cuenta todo el patrón alimentario del niño en vez de simplemente la cantidad de azúcar, grasa o nutrientes específicos en determinados alimentos.

Mantenga en el menú las grasas que estimulan al cerebro y elimine las grasas trans

La grasa es una parte fundamental de una dieta bien equilibrada para el crecimiento y el desarrollo del cerebro de su hijo. Así que, en vez de tratar de eliminar la grasa de la dieta de su hijo, concéntrese en sustituir las grasas no saludables por las grasas saludables. Por ejemplo, las grasas saturadas de la leche entera, el aceite de coco o el salmón son diferentes a las grasas saturadas de la pizza, las papas fritas y los productos de carne procesada.

Es buena idea incluir de manera habitual el pescado graso/azul (es decir, la sardina y el salmón capturado en estado salvaje) en el menú familiar. Las grasas omega-3 de estos deliciosos pescados son cruciales para el desarrollo del cerebro y son muy saludables para el corazón. Al igual que con cualquier alimento nuevo, la exposición repetida es la clave para la aceptación final de su hijo. ¡Así que comience pronto y sírvalo a menudo!

Las grasas trans, sin embargo, son un tipo de grasas que se deben tratar de evitar por completo. Estas elaboradas industrialmente se encuentran sólo en ciertos alimentos altamente procesados. Lea la etiqueta de información nutricional para obtener una lista de los ingredientes y evitar llevar a su casa productos que tengan "aceites parcialmente hidrogenados" o "manteca vegetal".

Ideas de comidas sencillas para niños en edad preescolar

Una comida equilibrada para su hijo debe constar de una fuente de proteínas, una generosa porción de verduras que no contengan almidón y un poco de grano integral o verduras con almidón. Una pequeña porción de frutas de estación para el postre ayuda a completar la comida. Sin embargo, la comida saludable no significa que sea aburrida o insulsa. La incorporación de grasas saludables como el aceite de oliva, el aceite de coco, el aguacate y la mantequilla natural da como resultado comidas más deliciosas y gratificantes.

Ejemplo de comida uno:

  • Dorar 2 a 3 onzas (56 a 85 g) de pescado en aceite de oliva o cocinar al horno con aceite de oliva o mantequilla natural. Algunas buenas opciones son el bacalao, el lenguado/platija y el salmón capturado en estado salvaje.

  • ½ batata (papa) pequeña al horno con 1 cucharadita de mantequilla natural

  • ¼ de taza o más de brócoli cocido en aceite de oliva y condimentado con una mezcla de hierbas

  • Unas rodajas de pepino y tomates cereza (cherry)

  • Un pequeño plato de rodajas de frutas

Ejemplo de comida dos:

  • Frijoles negros y arroz: Coloque 2 cucharadas de arroz integral en el fondo de un recipiente de tamaño mediano. Cúbralo con 1/3 de taza de frijoles negros, lechuga en tiras, tomates picados, cilantro cortado, ¼ de taza de queso cheddar graso rallado, unas rebanadas de aguacate y 2 a 4 pedacitos de tortilla (totopos) de maíz azul trituradas.
  • Sírvalo con una guarnición de ensalada de frutas variadas.

"¿Puedo comer un refrigerio?"

La planificación de refrigerios a mediodía, después del preescolar o de la guardería puede ayudar a evitar comer en exceso durante las comidas. Evite los carbohidratos altamente procesados, como pretzels, cereales, galletas saladas en forma de pescado con sabor: no sirven para satisfacer el hambre de su hijo. En su lugar, pruebe darle a su hijo en edad preescolar alimentos a base de proteínas que ofrecen las grasas necesarias para mantenerlo sin apetito hasta la siguiente comida. 

Refrigerios gratificantes para niños en edad preescolar:

  • Unas rodajas de manzana con mantequilla de maní, mantequilla de semillas de girasol, mantequilla de almendras, etc.

  • Yogur griego con leche entera o con 2 % de grasa con fruta (o natural con frutas en rodajas o en puré)

  • Huevo cocido servido solo o con un poco de fruta fresca

  • Pequeños trocitos de verduras crudas servidas con puré de garbanzos

  • Pequeños cubos de queso con 2 o 3 galletas integrales

Recuerde: los buenos hábitos alimentarios se deben aprender

Los niños en edad preescolar aún están adquiriendo sus hábitos alimentarios y necesitan aliento para comer comidas y refrigerios saludables. A medida que su hijo establece las preferencias alimentarias, asegúrese de preparar el terreno para los buenos hábitos siendo un buen ejemplo a seguir. Ofrecerle a su hijo una variedad de alimentos ricos en nutrientes y limitar su acceso a los alimentos poco nutritivos puede serle de ayudar para que aprenda a apreciar y a hacer buenas elecciones de alimentos.

Información adicional:


Última actualización
12/2/2016
Fuente
Section on Obesity (Copyright © 2016 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos